Compartir
Publicidad

Las nuevas Oculus Rift S mejoran la tecnología de rastreo y eliminan el lío de cables para ser unas gafas VR más fáciles de utilizar

Las nuevas Oculus Rift S mejoran la tecnología de rastreo y eliminan el lío de cables para ser unas gafas VR más fáciles de utilizar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante esta Game Developers Conference 2019 hemos conocido, entre otras novedades, la nueva plataforma de juegos en streaming de Google, la última tecnología de raytracing de Nvidia y también las nuevas gafas Oculus Rift S. La compañía de realidad virtual ha aprovechado el evento para dar a conocer sus nuevas gafas, que sustituirán al modelo anterior e incorporan una nueva tecnología de rastreo, han cambiado el diseño y mejorado la resolución de sus lentes para mejorar la inmersión.

Las Oculus Rift S son la nueva generación de gafas de realidad virtual, creadas en colaboración con Lenovo. Afortunadamente, su precio no será superior al actual. Estas son las características mejoradas de las nuevas gafas VR de Oculus, una gafas que eso sí, seguirán necesitando disponer de un ordenador al lado para poder extraer todo su potencial.

Ficha técnica del Oculus Rift S

Oculus Rift S

Pantalla

LCD, 2560 x 1440 píxeles en total
Refresco de 80Hz

Peso

Ligeramente superior a 470g

Fabricante

Lenovo

Seguimiento

Hasta 6 grados de libertad, tracking de Oculus Insight

Requisitos recomendados

PC con Windows 10, NVIDIA GTX 1060, 8GB de RAM, USB 3.0

Cable

5 metros

Audio

Sistema estéreo passtrough+

Disponibilidad

Primavera 2019

Precio

449 euros

Las nuevas Oculus Rift S mejorar el diseño, la óptica y el audio

Oculus Rift S 2

Las Oculus Rift S están construidas sobre la plataforma Rift, que actualmente ya encontramos en las Oculus Rift y ofrecen contenido exclusivo para realidad virtual.

Estas nuevas gafas añaden una nueva tecnología de rastreo, Oculus Insight, que mejora la detección de movimientos para que la sensación de moverse por los juegos sea más inmersiva.

El sistema Oculus Insight funciona a escala de la habitación, ya que recordemos que estamos ante unas gafas de realidad virtual que necesitan ser conectadas a un ordenador. Pero en esta ocasión tenemos la utilización de algoritmos de visión artificial y las propias gafas rastrean el espacio físico en tiempo real.

El visor Rift S cuenta con cinco sensores para seguir el movimiento, con un sistema que funciona desde dentro hacia afuera. Es decir, se potencia el seguimiento de la posición más cercana para mejorar la sensación al agarrar y señalar objetos del juego. Las Oculus Rift S permiten además ver el entorno sin necesidad de quitarnos el casco.

Oculus Rift S 3

Las nuevas gafas VR también han mejorado ligeramente la resolución. Ahora tenemos un total de 2560 x 1440 píxeles, que se reparten en 1280 x 1140 para cada ojo. Una pantalla LCD con una tasa de refresco de 80Hz, ligeramente menor a los 90Hz que teníamos en la generación anterior pero que no debería notarse.

Esta mejor óptica también viene acompañado de otra capacidad: Passthrough+. Se trata de una corrección estereoscópica en la que se activa una cámara que nos permitirá ver lo que hay fuera aunque tengamos las gafas puestas.

Oculus Rift S 6

Las Oculus Rift S llegan con un cable Displayport de 5 metros, conector de jack 3.5mm y un puerto USB 3.0. Pero el principal cambio lo tenemos en el diseño.

Lenovo ha participado en el diseño del Rift S y se ha intentando aumentar el confort, distribuir el peso mejor y optimizar el bloqueo de luz. A la hora de colocar la gafas, se ha añadido un velcro en la zona superior que permite ajustar mejor las gafas. Estos cambios han provocado que el peso sea ligeramente superior a los 470 gramos del modelo anterior, pero prometen que se ha equilibrado mejor el peso. Además, se ha simplificado el lío de cables y tenemos un único sistema monocable para configurar el dispositivo. Por ejemplo, el audio ha sido integrado.

Retrocompatibilidad con los juegos y modelo Oculus Quest

Oculus Rift S 4

Además de las nuevas gafas Rift S, Oculus también ha presentado unas nuevas gafas Oculus Quest, un modelo menos potente pero que no necesitar estar conectado a un ordenador para funcionar.

Como confirma Jason Rubin, VP de contenido para Facebook, "Si en algún momento decides pasar del Quest al Rift S, mantendrás tu biblioteca de juegos intacta". Una jugabilidad cruzada que también existirá gracias a la retrocompatibilidad con los juegos y aplicaciones lanzadas para la versión anterior.

Junto a las nuevas gafas Oculus Rift S, llegarán juegos como Asgard’s Wrath, Defector y Stormland. Títulos preparados y adaptados para la mayor resolución de estas nuevas gafas.

Oculus Rift S 5

Disponibilidad y precio del Oculus Rift S

Como la Oculus Rift S y la Oculus Rift original comparten sistema, tanto las actualizaciones de software como los nuevos juegos estarán disponibles para los dos modelos. Sin embargo a partir de ahora se comercializará únicamente el nuevo modelo Rift S.

Las gafas VR Oculus Rift S estarán disponibles a partir de la primavera de 2019 a un precio de 499 euros o 399 dólares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio