Publicidad

Sundar Pichai ante el Congreso de EEUU: desde el regreso de Google a China hasta el sesgo político en YouTube y la privacidad
Privacidad

Sundar Pichai ante el Congreso de EEUU: desde el regreso de Google a China hasta el sesgo político en YouTube y la privacidad

Publicidad

Publicidad

Cuando eres dueño del buscador de internet más grande y usado del mundo, de la plataforma de vídeos más grande y usada del mundo, y del sistema operativo móvil más grande y usado del mundo, es obvio que en algún momento tienes que rendir cuentas y explicar qué estás haciendo con todo este poder que tienes en tu manos. Tal y como sucedió con Mark Zuckerberg, ante los escándalos de privacidad de Facebook, ahora fue el turno del CEO de Google, Sundar Pichai, de sentarse frente a un grupo de representantes del Congreso de los Estados Unidos.

Concretamente, Sundar Pichai compareció ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, en Washington D.C., donde fue cuestionado de algunos aspectos acerca del manejo de la privacidad en sus plataformas, el supuesto sesgo político que existe en sus mecánicos de moderación, así como su rumoreado regreso a China con un buscador censurado con mecanismos de espionaje para la población.

Tras tres horas y media de preguntas y respuestas, Pichai lució mesurado y dispuesto a resolver todas las dudas de los legisladores estadounidenses. No hubo sorpresas, sólo algunas confirmaciones de cosas que ya sospechábamos. Es decir, Pichai sabe bien lo que hace y dónde se maneja, por lo que se mantiene en su línea sin sobresaltos y siempre apegado al guion, afirmando que Google es transparente en todo lo que hace y ofrece una gran cantidad de herramientas para que sus usuarios sepan cómo se manejan sus datos, todo en pro de ofrecer información libre para todo el mundo.

Hagamos un repaso por los momentos más relevantes dentro de esta comparecencia.

"Google no lanzará un buscador censurado en China, por el momento"

Tras varios informes de que Google está trabajando en algo llamado 'Project Dragonfly', que sería un buscador desarrollado específicamente para el mercado chino, con resultados censurados y recopilación de datos de sus usuarios, Sundar Pichai confirmó que en efecto hubo aproximadamente 100 empleados de Google trabajando en este proyecto "como un esfuerzo interno y de alcance limitado". Y aclaró que por el momento no hay planes de lanzar ningún producto para China.

Kevin McCarthy, republicano y líder de la mayoría en el Congreso, se lanzó en contra de Pichai para externar su preocupación acerca de Dragonfly, mencionado el hecho de que Google dejó China hace ocho años y a día de hoy es un mercado que representa más de 800 millones de posibles usuarios.

"Esta noticia representa la inquietante posibilidad de que Google está siendo utilizada para fortalecer el sistema de vigilancia, represión y control de China. El pueblo estadounidense necesita saber si algo ha cambiado y si es así, necesitamos que sea claro."

Durante la audiencia, apareció un manifestante sosteniendo un cartel en la puerta, donde se podía ver el logotipo de Google al estilo de la bandera china.

Ante todo esto, Pichai mencionó que Google adoptará un "enfoque cauteloso" para volver a China, en caso de que decidan hacerlo, y emitió un comunicado dirigido a la legisladora demócrata Sheila Jackson Lee, quien también le cuestionó su participación en proyectos para China.

"En este momento, no tenemos planes de lanzar en China, no tenemos un producto de búsqueda allí. Nuestra misión principal es proporcionar a los usuarios acceso a la información, y obtener acceso a la información es un derecho humano importante. Por lo tanto, siempre estamos obligados, en todo el mundo, a esforzarnos por proporcionar esa información. Pero en este momento no hay planes para lanzar búsquedas en China. Me comprometo a ser totalmente transparente, incluso con quienes se hacen cargo de hacer las políticas, en la medida en que desarrollemos planes para hacerlo.

Tenemos la misión declarada de proporcionar información a los usuarios, por lo que siempre creemos que es nuestro deber explorar las posibilidades para que los usuarios tengan acceso a la información. Tengo ese compromiso. Pero como dije anteriormente, seremos muy serios y participaremos ampliamente a medida que avancemos."

Dragonfly

"¿Por qué al buscar 'idiota' en Google aparece la imagen de Donald Trump?"

Muchas de las preguntas de los legisladores fueron en torno a un posible sesgo en la forma en la Google muestra la información, incluso algunos llegaron a preguntar cómo hace un empleado de Google para modificar los resultados de búsqueda, a lo que Pichai fue certero al asegurar "que eso no es posible".

Mientras la conversación apuntaba a que Google manipulaba de forma política los resultados en su buscador, la demócrata Zoe Lofgren menciono: "en este momento, si buscas en Google la palabra 'idiota', en las imágenes aparece Donald Trump. Lo acabo de hacer, nos puede explicar ¿cómo sucede esto?".

La respuesta de Pichai fue una explicación de cómo funciona el algoritmo del motor de búsqueda de Google:

"En Google hemos salido, rastreado e identificado miles de millones de copias de páginas web en nuestro índice, para que cuando alguien escriba una palabra la podamos comparar en todas estas página web y la clasificamos en base a más de 200 señales, como la relevancia, frescura, popularidad y el uso que se le está dando por otras personas. En función a esto, y en un momento dado, tratamos de clasificar y encontrar los mejores resultados de búsqueda para esa consulta. Posteriormente, los evaluamos con clasificadores externos quienes a su vez los evalúan de acuerdo a nuestras pautas de objetividad. Y es así como nos aseguramos de que el proceso esté funcionando."

Lofgren volvió a preguntar, ahora bajo un tono sarcástico: "entonces, ¿no es un hombrecito sentado detrás de la cortina pensando qué le vamos a mostrar al usuario?".

A lo que Pichai cerró afirmando: "esto está funcionando a gran escala y no intervenimos manualmente en ningún resultado de búsqueda en particular".

Búsqueda: el principal producto de Google

Sundar Pichai también aprovechó el escenario para dar algunas cifras de su buscador, donde aseguró que más de 1.000 empleados conforman el equipo de Google Search y que aproximadamente el 15% de las búsquedas son consultas que el motor nunca ha recibido antes. Además de que cuentan con más de 10.000 evaluadores de búsquedas, quienes están ubicados en los 50 estados del país y se encargan de "mantener la calidad y equidad de las búsquedas".

YouTube contra "la propagación de la supremacía blanca"

Otra pregunta recurrente fue la de YouTube como plataforma con un sesgo político que está afectando la opinión pública, ya que supuestamente estaría censurado las opiniones de la parte conservadora estadounidense para dar mayor presencia a los liberales.

Cuando se le preguntó a Pichai cómo pensaba luchar contra la supremacía blanca y el extremismo político en YouTube, el CEO de Google se apegó al guion al mencionar que "YouTube es una plataforma importante y cuando encontramos violaciones a nuestras políticas, esos vídeos son eliminados".

Ante el supuesto sesgo anticonservador en YouTube, Pichai enfatizó en que la plataforma es neutral, pero sí eliminan aquello vídeos con contenido que incita al odio, con violencia gráfica o sexual y aquellos que buscan atacar a las minorías y a otros grupos protegidos.

El problema de esto, es que YouTube no ha encontrado cómo enfrentarse a aquellos vídeos con propaganda extremista, ya que caen en el terreno de la libertad de expresión y no presentan una violación directa a la políticas de la plataforma, como cuestionó el demócrata Jamie Raskin al CEO de Google.

Pichai

Aquí Pichai admitió por primera vez que YouTube tiene un problema que no han sabido resolver, el cómo lidiar con la difusión de teorías de conspiración, que a pesar de que no se trata de contenido violento, puede llevar a la movilización de ciertos grupos que comparten estas ideas. Como el caso del 'Frazzledrip' y del 'Pizzagate'.

"Estamos constantemente realizando esfuerzos para hacer frente a la desinformación. Hemos establecido políticas claras logrando muchos avances en aquellas áreas en las que hemos tenido problemas durante el último año, por ejemplo, como el terrorismo, la seguridad de los niños, etc. Estamos buscando hacer más."

Se le insistió a Pichai acerca de ese equilibrio entre libertad de expresión y censura ante un contenido que incitara a la violencia, ya que a día de hoy, YouTube permite la libertad de expresión a quienes suban contenido a pesar de la desinformación que puedan generar o su potencial para conducir a la violencia. Cuando se le preguntó a Pichai acerca de esto y qué está haciendo YouTube para resolverlo, el ejecutivo admitió el problema y no dio más detalles.

Pichai afirmó que tienen problemas en YouTube para evaluar cada vídeo de forma individual debido a la gran cantidad de contenido que surge diariamente.

"Tenemos alrededor de 400 horas de video por minuto. Pero creo que es nuestra responsabilidad asegurarnos de que YouTube sea una plataforma para la libertad de expresión, pero que a su vez sea responsable y contribuya positivamente a la sociedad. Nuestras políticas nos permiten eliminar videos que incitan al odio, al daño o a la violencia, pero los videos de conspiraciones no siempre son violentos, sino que radicalizan a las personas, lo que hace que a veces el resultado sea que actúen violentamente.

"Es un área en la que reconocemos que hay más trabajo por hacer, y definitivamente continuaremos haciendo eso. Quiero aceptar que tenemos mucho trabajo por delante. Con nuestro crecimiento viene más responsabilidad. Y estamos comprometidos a hacerlo mejor a medida que invertimos más en esta área."

Google y la privacidad de sus usuarios

Otro de los aspectos más importantes dentro de la comparecencia de Sundar Pichai fue el tema de la privacidad, donde los legisladores le cuestionaron si el usuario promedio tiene la capacidad de comprender la cantidad de información que se recopila y almacena durante el uso de los productos de Google.

Pichai nuevamente se mantuvo en su línea, y con toda seguridad afirmó que "sí". Aseguró que Google envía periódicamente alertas de seguridad para que los usuarios revisen sus preferencias en cuanto a privacidad y la cantidad de datos que están accesibles a los servicios de la compañía.

Según Pichai, 160 millones de usuarios han completado la revisión de privacidad, incluyendo 20 millones tan sólo en el último mes. También mencionó que Google ofrece herramientas y opciones para deshabilitar la recopilación de datos, e incluso para eliminar todo lo que se ha recopilado.

"Los usuarios tienen el control de la información que Google tiene sobre ellos. Para todos los servicios de Google, se puede elegir qué información se recopila y lo hacemos de forma transparente."

Pichai Usa

Ante esto, el legislador republicano Bob Goodlatte aceptó que Google tiene las herramientas, pero aseguró que la realidad es que la mayoría de las personas no leen los términos y condiciones y no son conscientes de qué datos recopilan sus teléfonos y aplicaciones. Y le cuestionó "¿en realidad las usan (estas herramientas)?"

Pichai respondió:

"Es realmente importante para nosotros que los usuarios promedio puedan entenderlo. En realidad... les recordamos a los usuarios que hagan una revisión de privacidad, y lo hacemos de forma insistente cada mes. De hecho, en los últimos 28 días, 160 millones de usuarios acudieron a la configuración de 'Mi cuenta', donde pueden ver claramente qué información tenemos; de hecho, se la mostramos a ellos. Damos opciones claras, por categoría, donde pueden decidir si la información se recopila, almacena o, lo que es más importante, si deciden dejar de usarla, trabajamos arduamente para que los usuarios puedan llevarse sus datos si así lo desean."

Sí, 160 millones podría sonar como cifra alta, pero hay que recodar que estamos hablando de Google, quien tiene miles de millones de usuarios en cada uno de sus servicios. Además, hay que recordar que hace unos meses se comprobó que estas herramientas no siempre actuan como nos prometen, sólo hay que recodar el caso del "historial de ubicación", que a pesar de desactivarlo no detiene el rastreo de nuestra ubicación.

Por último, Goodlatte le preguntó a Pichai si es posible mejorar la interfaz y plataforma de herramientas, para que así el usuario pueda entender de mejor forma cómo proteger su privacidad, incluida la desactivación de la recopilación de datos y el seguimiento a su ubicación.

Pichai mencionó:

"Sí, hay complejidad, pero sí creo que podemos hacer mejor. Queremos simplificarlo y facilitar que los usuarios promedio naveguen por estas configuraciones. Es algo en lo que estamos trabajando."

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir