Compartir
Publicidad

SenseTime es la startup de inteligencia artificial de la que todos hablan, ya vale 4.500 millones de dólares

SenseTime es la startup de inteligencia artificial de la que todos hablan, ya vale 4.500 millones de dólares
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En China hace años que se puso en marcha una Skynet real: un gigantesco sistema de videovigilancia con 20 millones de cámaras que vigilan a sus ciudadanos y reconocen sus caras para saber quién estuvo en cierto sitio en cada momento. ¿Cómo lo hacen?

El secreto está en el software de inteligencia artificial desarrollado por SenseTime. Esta startup china se ha convertido en la joya de este segmento, y una reciente ronda de inversión ha hecho que su valor de mercado alcance ahora los 4.500 millones de dólares.

Una valoración espectacular para una startup de IA

La ronda de inversión llevada a cabo por SenseTime Group Ltd., con sus oficinas centrales en Beijing y Hong Kong y fundada en 2014, ha hecho que sus responsables se hagan según Reuters con 600 millones de dólares.

Hisense

En esa ronda han participado empresas de comercio electrónico como la china Suning.com o la empresa de Singapur Temasek Holdings, pero el principal inversor ha sido el gigante de este mercado, Alibaba.

En la anterior ronda SenseTime "levantó" 410 millones de dólares y tenía una valoración de 1.500 millones de dólares en el mercado, pero los analistas indican que tras esta nueva ronda su valor ha ascendido hasta los 4.500 millones de dólares. Empresas como Qualcomm o fondos de inversión chinos como CDH o Sailing Capital participaron en esas primeras rondas que han convertido a SenseTime en la startup de moda en este ámbito. La pregunta es, ¿por qué?

El secreto está en el reconocimiento facial

La empresa lleva tiempo especializándose en el análisis y reconocimiento tanto de caras como de imágenes a gran escala, y de hecho sus soluciones son las que utiliza el gobierno chino para ese gigantesco programa SkyNet con el que vigilan a sus ciudadanos con el objetivo de reducir las tasas de criminalidad.

Bloomberg1 Fuente: Bloomberg.

En China estos esfuerzos llevan impulsándose desde hace tiempo: el pasado verano las autoridades chinas anunciaron su intención de convertir al país en motor mundial de la inteligencia artificial. Según estimaciones como la de Price Waterhouse Coopers, el segmento de la inteligencia artificial generará 15,7 billones de dólares en 2030 (con "b" de billón español).

El vicepresidente de Alibaba, Joe Tsai, explicaba cómo "estamos impresionados por sus capacidades de I+D en los campos del aprendizaje profundo y la computación visual. Nuestros negocios en Alibaba ya están mostrando beneficios tangibles de la inteligencia artificial y estamos comprometidos con futuras inversiones".

La empresa cuenta con más de 400 clientes en distintos mercados verticales como el de la automoción, los dispositivos móviles o el desarrollo de "smart cities", y entre ellos están Honda, NVIDIA, Huawei, Weibo, Oppo, Vivo o Xiaomi. Sin embargo su gran éxito lo ha conseguido al implantar los citados sistemas de vigilancia tanto en Skynet como en esas nuevas gafas inteligentes que llevan las fuerzas policiales chinas.

Viper, la nueva plataforma de reconocimiento facial a gran escala

Con esta inversión SenseTime podrá captar nuevo talento para hacer crecer la empresa —pretenden llegar a los 2.000 empleados este año—, pero además tendrán recursos suficientes par construir cinco supercomputadoras en grandes ciudades en las que funcionará Viper.

Este servicio con ese nombre en clave analizará los datos de miles de cámaras que permitirán impulsar más esos sistemas de videovigilancia y reconocimiento facial con el objetivo de controlar a la población reducir la criminalidad.

Según su diseño actual, Viper reenvía todas esas emisiones provenientes de escánares faciales, cajeros automáticos o cámaras de tráfico para contrastarlas e identificar a todo tipo de ciudadanos. La idea es lograr mezclar 100.000 de esas emisiones o fuentes de forma simultánea, algo que permitiría perseguir a sospechosos de todo tipo de delitos.

Este tipo de soluciones ha hecho que lógicamente aparezcan las críticas por la amenaza a la privacidad que imponen. Las fuerzas de seguridad chinas indican que estos sistemas "no afectan a la privacidad porque solo personas autorizadas pueden acceder a ellos".

Ko cierto es que la regulación china facilita el avance en este segmento, y como apuntaba Jim Breyer, inversor indirecto en SenseTime a través de IDG, "en China existe una ventaja en áreas como el reconocimiento facial por la [legislación de] privacidad que existe tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea".

En Xataka | Miles de cámaras te vigilan: comprobamos cómo funciona el colosal sistema de videovigilancia en China

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio