Publicidad

Las operadoras cederán datos de localización del móvil al INE para estudiar donde viven, trabajan y cómo se mueven los ciudadanos

Las operadoras cederán datos de localización del móvil al INE para estudiar donde viven, trabajan y cómo se mueven los ciudadanos
39 comentarios

Publicidad

Publicidad

En vez de contratar encuestadores, el Instituto Nacional de Estadística (INE) está apostando por la tecnología y el big data para realizar su estudios. Para conocer dónde vive, trabaja, viaja y se mueve la población española, el INE ha pactado con las tres grandes operadoras utilizar los datos de localización de los móviles de usuarios de toda España. Durante cuatro días laborables de noviembre, un domingo y tres días de vacaciones, el INE seguirá los movimientos de todos estos móviles, según explica El País y nos han confirmado fuentes oficiales.

El INE explica que el rastreo de la ubicación se realizará de forma anónima, pues si bien sí se seguirá la posición de los números, estos no estarán asociados a los titulares de las líneas. Con este método, el INE pretende acceder a una enorme cantidad de datos pero no comprometer la privacidad de los usuarios, cumpliendo así con la ley de protección de datos, según explica el propio INE.

Qué días se realizará el estudio y cómo se obtienen los datos

La popularización de los dispositivos móviles ha afectado a todo tipo de segmentos de la industria y se ha convertido en una potente herramienta para realizar estudios demográficos y censos de población. La utilización de las antenas de nuestros teléfonos para estudiar por dónde nos movemos no es una idea reciente. El INE planea realizar el Censo de 2021 sobre la base del Padrón Municipal, el Catastro y otras fuentes como la Seguridad Social, pero además alimentar esta información con los datos de los móviles.

Al suprimir los cuestiones, desde el INE reconocen que se perderá algo de información por el camino. En una encuesta telefónica sí se pueden preguntar detalles como el sexo o la ocupación, no así desde las antenas de los dispositivos.

El primer seguimiento se realizará durante cuatro días laborables de noviembre, además de un domingo. Adicionalmente, en una segundo estudio se seguirán los días de verano del año que viene en plenas vacaciones. Estos son los días establecidos:

  • Del lunes 18 al jueves 21 de noviembre: para determinar el flujo de desplazamientos de personas de una zona a otra, para estudiar o trabajar.

  • 20 de julio y 15 de agosto: estudiar los desplazamientos estacionales durante el verano.

  • Domingo 24 de noviembre: centrado en los desplazamientos en día festivo.

  • 25 de diciembre: estudiar los desplazamientos por Navidad.

El acuerdo del INE con Movistar, Vodafone y Orange es pionero en Europa. Las tres operadoras entregarán los datos de localización de forma anónima para ayuda a realizar el estudio. Para ello, se dividirá el territorio nacional en 3.500 celdas de 5.000 personas cada una de ellas. Con esto se podrá analizar además qué zonas disponen de más densidad de población.

Qué movimientos pretende analizar el INE con estos datos

Poblacion Espana

Durante los cuatro días de noviembre, el INE tomará la posición de los móviles entre las doce de la noche y las seis de la mañana para conocer el lugar de residencia. Por el día, entre las nueve de la mañana y las seis de la tarde se analizará el flujo de personas, para ver de qué celda a qué celda van a trabajar o estudiar. El objetivo en esta franja en encontrar el destino cotidiano, que se considerará cuando el móvil esté al menos cuatro horas en dos de los cuatro días analizados.

En el caso de los trabajadores con horario nocturno, la detección anterior podría generar una imagen errónea por lo que también se determinará la localización en seis momentos distintos del día para detectar si la actividad es diaria o nocturna. Una detección que también permitirá observar cómo oscila la población entre el día y la noche.

Con estos datos, el INE podrá averiguar cuáles son los desplazamientos habituales de la población. Una información que podría servir para mejorar los servicios públicos en determinadas zonas. También conocer los desplazamientos de las ciudades colindantes al centro, qué número de personas trabaja en un mismo distrito y en general cómo se desplaza la población a lo largo del día. Una información útil para analizar qué ocurre con las zonas más despobladas de España e intentar observar si la población reside mayoritariamente el fin de semana o también se reside en esas zonas durante los días laborables.

Durante el seguimiento de los días de verano, en plena operación salida, el INE podrá analizar los movimientos estacionales y las excursiones de fines de semana. El día 25 de diciembre, navidad, el INE seguirá nuestros datos y así estudiar las distintas reagrupaciones familiares.

Cómo aplica la Ley de Protección de Datos

Desde el INE aseguran que cumplen con la ley de protección de datos, ya que la información que manejan es completamente anónima al no estar asociada a ningún usuario. Si bien, la enorme cantidad de datos que se recabará es suficiente para plantear el debate sobre la privacidad. Más teniendo en cuenta que no han trascendido detalles sobre cómo se asegurará la seguridad de ese traspaso de datos.

Según el abogado David Maeztu, "el acceso a los mismos no es posible salvo investigación de delitos (e ilícitos civiles propiedad intelectual) y no cabe uso estadístico". Según el experto, "los datos de tráfico y localización y los datos que identifican a su titular (que son categorías de datos diferentes) sólo pueden cederse para los fines de la ley y sólo a ciertos autorizados, entre los que no está el INE".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir