"Donde dije digo...": Singapur dará acceso a los datos de COVID-19 a sus cuerpos de seguridad para investigaciones criminales

"Donde dije digo...": Singapur dará acceso a los datos de COVID-19 a sus cuerpos de seguridad para investigaciones criminales
48 comentarios

Las aplicaciones de rastreo de contacto siempre han levantado suspicacias ante el temor de usarlas como una nueva forma de espionaje masivo. Sus desarrolladores siempre han prometido proteger la privacidad de quienes la instalaban, pero ahora esa promesa se ha roto en Singapur.

Allí el Gobierno se ha desdicho de su promesa y confirmó que las agencias de seguridad del país podrán acceder a los datos registrados en la aplicación de rastreo de contactos TraceTogether si estas pudieran ser necesarias para investigaciones criminales. Allí el uso de esta herramienta es masivo, y cerca del 78% de la población la utiliza para controlar la pandemia.

Un vistazo a…
MENOS de 100 DÍAS para la INMUNIDAD DE GRUPO: Hacia un FUTURO sin PANDEMIA

Los cuerpos de seguridad podrán acceder a los datos de TraceTogether

Singapur había sido un caso de éxito notable de las aplicaciones de rastreo de contacto, y hasta aplicó medidas adicionales como las pulseras rastreadoras. Como sucedió con otros países asiáticos, el porcentaje de población que instaló y usa la aplicación es enorme, y hasta la fecha más de 4,2 millones de ciudadanos de singapur hacen uso de TraceTogether: un 78% de la población.

R43g433

La cifra contrasta con el apenas 15% de la población española, por ejemplo. Tanto aquí como en otros países con baja tasa de adopción una de las razones de no instalarla ha sido la potencial amenaza para la privacidad de los usuarios.

La promesa de quienes desarrollan estas aplicaciones ha sido unánime: no se recolectan datos de ubicación -en el caso de Android, esos datos se usan por el funcionamiento del servicio Bluetooth, pero no se recolectan- y esos datos se usan específicamente para controlar la pandemia.

La promesa era idéntica en Singapur, donde el mensaje del gobierno respecto a TraceTogether era claro: esos datos "nunca serán accedidos a menos que el usuario sea un caso de contagio positivo", y aún así solo serían contactados por personal de rastreo de contactos para informar de los siguientes pasos al afectado.

Sin embargo el Ministro del Interior de Singapur, Desmond Tan, explicó que los cuerpos de seguridad podrán acceder a esos datos si son relevantes para investigaciones criminales. El comentario fue resultado de una pregunta en una reciente comparecencia en el parlamento.

Tan explicó que el gobierno sería el custodio de esos datos de rastreo de contactos y se establecerían medidas estrictas para proteger esos datos, que solo serían accedidos para "propósitos autorizados", almacenándose en una "plataforma de datos segura". Destacó además la mmulta impuesta a quienes accedan a los datos sin autorización o los utilicen de forma ilegal.

Los términos de privacidad de TraceTogether se modificaron para reflejar esa nueva realidad y en ellosse indica que "los oficiales autorizados de la policía podrían invocar el Criminal Procedure Code (CPC) para requerir de los usuarios que suban sus datos de TraceTogether para investigaciones criminales".

Vía | ZDNet

Temas
Inicio