Compartir
Publicidad

Pantalla Sony de 360º, un primer vistazo al prototipo tan deseado en IFA 2010

Pantalla Sony de 360º, un primer vistazo al prototipo tan deseado en IFA 2010
Guardar
32 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El stand de Sony es diferente a los demás. Es negro, muy oscuro, y según entras te regalan unas gafas 3D como las que compramos en el cine por un euro. Televisores por doquier, grandes pantallas y proyectores que, en la mayoría de los casos, muestran vídeos de nuevos productos o demos sobre tecnologías 3D. Nada que no hayamos visto anteriormente, excepto la oscuridad que predomina en toda la enorme sala.

Husmeando por el lugar descubrimos, algo apartada, una pequeña mesa sobre la que se apoya el prototipo de pantalla de 360º de Sony. De ella habíamos hablado anteriormente, pues se dejó ver en una feria en 2009 para más tarde ser mostrada en un vídeo promocional de la propia Sony. Y ahí la teníamos, frente a nosotros.

El dispositivo, en realidad, ni es televisor ni es pantalla ni es nada conocido. Sus dimensiones físicas son bastante generosas, aproximadamente de unos treinta o cuarenta centímetros de altura. Y en el centro teníamos su tesoro, lo que sería la pantalla de 360 grados que tanto interés despierta.

Dicha pantalla tampoco deberíamos considerarla como tal. Los píxeles son muy grandes y se pueden contar fácilmente con un poco de paciencia. Todos estaban dispuestos a lo largo del dispositivo, formando un círculo alrededor del dispositivo.

La pantalla de 360º de Sony en funcionamiento

El efecto que ésto produce es curioso, aunque tampoco extraordinario y se capta perfectamente con el vídeo de arriba que grabamos directamente en Berlín. La imagen de la señorita que proyecta el dispositivo se va moviendo por todo su perímetro, de forma que si tú te mueves en el sentido contrario la pierdes. Punto.

¿Y esto para qué sirve? Pues la verdad, no tengo ni idea. Lo primero de todo, el tamaño de la “pantalla” – por llamarlo de alguna forma – del dispositivo es tan ridículo y tiene una resolución tan mala que da hasta lástima, al menos en comparación con la alta definición que rodeaba el resto de la feria.

Luego tenemos la utilidad pura, el para qué se va a utilizar, y ahí ya me pierdo del todo. A lo sumo, para acomplar un cacharro de estos a un despertador y venderlo a precio de oro. Quizá en un futuro si el dispositivo se comercializa los ingenieros de Sony – y sus expertos en marketing – le encuentren un buen uso.

A día de hoy seguimos como hace unos meses. La pantalla de 360º de Sony es un completo prototipo, con muchos aspectos a mejorar (resolución, tamaño) y una utilidad totalmente incierta. Y a decir verdad, tras verla en funcionamiento, a mi me ha decepcionado mucho.

En Xataka | IFA 2010.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos