Compartir
Publicidad

Discos duros multimedia: principales interfaces y características

Discos duros multimedia: principales interfaces y características
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una interfaz se refiere al punto de conexión entre dos componentes. En el caso de los discos duros estamos acostumbrados a hablar de SATA o USB, aunque también hay otras hasta ahora minoritarias como eSATA, Firewire o Thunderbolt.

En esta entrada vamos a mostraros las principales interfaces del mercado y sus características más importantes mediante una tabla comparativa. Indicaremos el ancho de banda de cada interfaz y su velocidad de transferencia correpondiente, un aspecto fundamental si se quiere reproducir cierto tipo de contenido.

Interfaces de discos duros: comparativa

El ancho de banda es la cantidad de bits que pueden circular por los conectores del disco duro. Hablamos de los conectores punto a punto, no del cable, que generalmente suele trabajar mucho más rápido.

Mediante un producto y una división puede sacarse la correpondiente tasa de transferencia máxima teórica. Un byte son 8 bits, con lo que lo único que hay que hacer es dividir el ancho de banda entre 8 para obtener la velocidad medida en bytes (o sus múltiplos). Nótese también que 1 GB son 1024 MB.

Año Ancho de banda soportado (bits/s) Velocidad teórica máxima (Bytes/s) Longitud máxima del cable Corriente transmitida
USB 1.0 1996 12 Mbps 1.5 MB/s 3m Sí, desconocida
USB 2.0 2000 480 Mbps 60 MB/s 5m 2.5 W, 5 V
USB 3.0 2008 5 Gbps 640 MB/s 3m 4,5 W, 5 V
eSATA 2004 3 Gbps 384 MB/s 1 o 2m no
eSATAp 2008 3 Gbps 384 MB/s 1 o 2m 5-12 V
SATA 2003 1.5 Gbps 192 MB/s 1m no
SATA2 2005 3 Gbps 384 MB/s 1m no
SATA3 2009 6 Gbps 768 MB/s 1m no
Firewire 400 1995 400 Mbps 50 MB/s 4.5m 15 W, 12-25 V
Firewire 800 2000 800 Mbps 100 MB/s 100m 15 W, 12-25 V
Thunderbolt 2011 10 Gbps 1.25 GB/s 3m 10 W

¿Por qué es importante la velocidad de la interfaz?

Respuesta corta: porque de ella dependerá la reproducción de, por ejemplo, un vídeo.

Respuesta larga: pongamos un ejemplo más concreto. Si tenemos una película en alta definición que nos exige una transmisión de información de 100 MB/s y nuestra interfaz es USB 2.0 (limitada a 60 MB/s teóricos), el contenido se reproducirá a tirones ya que el equipo tendrá que esperar cada poco tiempo a que el disco duro envíe la información para reproducirla. Este es un ejemplo algo exagerado con dispositivos modernos, pues hay poco contenido que trabaje a 100 MB/s. Pero sí es probable si reutilizamos algún disco duro antiguo, y creo que sirve para entender la problemática de este caso.

Así pues, la interfaz es más importante de lo que pueda parecernos en un primer momento. Es vital remarcar que el ancho de banda de cada interfaz, así como su velocidad de transferencia, son cifras teóricas máximas. Los resultados reales suelen estar – bastante – por debajo de lo indicado en la tabla de arriba.

Thunderbolt interfaz

Por último, miremos el lado positivo: generalmente no suelen existir problemas de reproducción como el mencionado anteriormente, ya que el hardware se desarrolla más rápido que el software. Pero nunca está de más saber estas cosas… por si algún día queremos recuperar una vieja memoria USB 1.0 o un disco duro SATA1 y no funciona como pensábamos que lo haría.

Interfaces de un disco duro: conclusiones

Lo más habitual en los discos duros multimedia actuales es que utilicen discos duros tradicionales con interfaz SATA2, o SATA3 en los modelos más modernos. Reproduciendo contenido en alta definición, estas interfaces sirven un ancho de banda más que suficiente para las labores de reproducción multimedia.

Pero no sólo la interfaz marca el límite. Por muy rápida que ésta sea, el disco duro debe estar también a la altura. Si por ejemplo estamos utilizando en SATA3 (6 Gbps, unos 768 MB/s) un disco duro antiguo que trabaje a 50 MB/s, nuestros datos se moverán a esos 50 MB/s. Si nos remontamos un poco más allá y por ejemplo reutilizamos un viejo disco duro SATA1 que se mueva a 15 MB/s, quizá tengamos problemas en la reproducción.

Cable Thunderbolt

Por supuesto, estos límites se refieren a cualquier tipo de disco duro: tanto a discos duros multimedia como a discos duros externos (jugaremos tanto con la interfaz del disco duro como con la interfaz de la carcasa, donde generalmente la segunda es más lenta que la primera) e incluso también con los discos duros internos. ¿Quién dijo que los ordenadores eran sencillos? Os aseguro yo que no.

En Xataka | Discos duros multimedia.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio