Publicidad

Samsung paga 2,3 millones por engañar acerca de la procedencia de sus productos

Samsung paga 2,3 millones por engañar acerca de la procedencia de sus productos
26 comentarios

Publicidad

Samsung ha pactado pagar 2,3 millones de dólares de multa al gobierno de los Estados Unidos por no dejar clara cuál era la procedencia de los dispositivos que estaban entrando en el país. El problema radica en que Estados Unidos tiene una serie de leyes para asegurarse dónde está hecho y no todas las naciones del mundo entran en esa lista.

La compañía coreana había falseado información haciendo creer que algunos de sus gadgets venían de Corea del Sur o México, países que entran dentro de este tratado. Sin embargo, no procedían de allí sino de China con quien no tienen acuerdo a día de hoy. Según el departamento de justicia de los Estados Unidos la información aportada por Samsung no era precisa.

"Información imprecisa" sobre la procedencia

El acuerdo no es una admisión de responsabilidad por parte de Samsung según el organismo estatal de justicia y de momento la compañía no ha emitido ningún comunicado oficial al respecto de lo ocurrido. El acuerdo trata de fomentar el comercio justo y evitar comerciar con países que no cumplen ciertos requisitos.

Tampoco se han especificado qué productos han provocado terminar en esta situación ni la cantidad de los mismos. En cualquier caso, el pacto está ahí: 2,3 millones por no dejar claro de dónde vienen los productos que fabricas. La persona que dio el chivatazo al gobierno, antiguo empleado de Samsung, tiene derecho a recibir parte de dinero del acuerdo ya que las leyes de Estados Unidos protegen a quienes denuncian este tipo de situaciones.

Vía | Washington Post

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir