Qué van a hacer La Liga y la ACB para ganar a los adolescentes frente a los eSports
Otros

Qué van a hacer La Liga y la ACB para ganar a los adolescentes frente a los eSports

Muchos de los que crecimos en los noventa queríamos ser de mayores como Raúl, Rivaldo o Michael Jordan. El fútbol y el baloncesto eran los grandes productores de ídolos infantiles y adolescentes del momento, y no había mayor gloria en el patio del colegio que meter un gol o encestar un triple. Hoy día, sin embargo, Messi, Cristiano Ronaldo o LeBron James comparten cada vez más focos entre el público joven con otros jugadores menos mediáticos para los mayores como Faker, s1mple o Ninja, auténticos astros de League of Legends, Counter Strike y Fornite respectivamente.

Los deportes electrónicos crecen a un ritmo vertiginoso y su público más numeroso se encuentra entre la población joven, lo que ha puesto en jaque a las principales competiciones de deportes tradicionales, que ya empiezan a ver en los eSport un rival para tener en cuenta. Y es que la facilidad que tienen los ciberdeportes para llegar a los millenials y, sobre todo, a los centenials, se traduce en ingresos multimillonarios: según la consultora NewZoo, los deportes electrónicos movieron alrededor de 950 millones de dólares en 2020 en todo el mundo.

En España, las principales competiciones de deportes tradicionales llevan varios años inmersas en diversas estrategias digitales para acercarse a esos jóvenes en el lenguaje y por sus canales preferidos. La más agresiva, hasta la fecha, ha sido LaLiga, que en 2018 se zambulló de lleno en los eSport e inició una colaboración con Electronic Arts para organizar de forma conjunta la competición oficial de FIFA en España: eLaliga.

“En LaLiga tenemos una audiencia muy fiel que consume el fútbol los fines de semana, pero hace tiempo que entendimos que era muy importante ampliar ese público más allá de los partidos y, además, mantenerlo conectado a través de nuestros canales e iniciativas. Decidimos introducirnos en los eSports como parte de ese objetivo general de ampliar el entretenimiento mediante plataformas y productos que nos permitiesen acercarnos a audiencias más jóvenes”, explica Alfredo Bermejo, director de Estrategia Digital de LaLiga.

Y, según Bermejo, la estrategia está funcionando, pues de acuerdo con las métricas internas de LaLiga, la edad media de los espectadores de las competiciones de eLaLiga es de 23 años, mientras que en el resto de canales digitales sube hasta los 30.

Pero no todas las competiciones nacionales tienen los medios de LaLiga ni un videojuego de la popularidad del FIFA que incluya sus torneos, por lo que otras organizaciones deportivas, como la ACB, han apostado por reforzar su estrategia en redes sociales para acercarse a los más jóvenes.

Ricardo De Diego

“Estamos inmersos en un proceso de cambio de lenguaje para acercarnos más a los jóvenes y hemos abierto cuentas en redes sociales populares entre ellos como Tik Tok. El objetivo es llegarles de la forma más natural posible, con los mensajes que están acostumbrados a ver día a día”, señala Ricardo de Diego, director de Marca de la ACB.

Para ello, desarrollan contenidos como vídeos de actuaciones notorias o jugadas destacadas, resúmenes, entrevistas o juegos y han colaborado con famosos populares entre el público joven como Ibai Llanos, David Broncano o Arcano. Con esta estrategia, la ACB consiguió 19 millones de vídeos vistos en sus distintos perfiles de redes sociales en la última Copa del Rey de Baloncesto, según sus datos internos.

Las redes sociales también son una fuerte apuesta de LaLiga, no sólo para llegar a los más jóvenes de España, también para expandir el fútbol español a países como China, Brasil, Rusia, Reino Unido o Japón. Nuestra liga nacional de balompié cuenta con 22 perfiles repartidos en diversos países y plataformas, desde las más populares a nivel mundial, como Facebook o Instagram, a las más destacas de los mercados que le interesan, como Weibo, WeChat, Douyin, Toutiao en China u Ok y VK en Rusia.

Ambas competiciones tienen también sus propios videojuegos online de gestión de equipos, Laliga Fantasy Marca y ACB SuperManager, en los que cada usuario puede crear su plantilla fichando a jugadores de la liga que consiguen puntos en función de la actuación de su alter ego de carne y hueso en cada jornada. Con ellos, tanto Bermejo como De Diego aseguran que consiguen que los jóvenes interactúen mucho más con la competición al estar atentos a lo que hacen los componentes de sus equipos virtuales.

A la zaga de los eSports

Otros cambios que han llevado a cabo ambas competiciones están relacionados con la visualización de las retransmisiones, que se asemeja cada vez más a los videojuegos: estadísticas en tiempo real, grafismos en directo, selección de jugadores, multitud de planos o repeticiones 360º.

“La idea de LaLiga desde hace varios años es la de mejorar la percepción audiovisual del producto, desde la elección de horarios que permitan una buena visibilidad hasta esfuerzos por reforzar la iluminación artificial de los campos, nuevas cámaras como la aérea o la de detrás de la portería, repeticiones 360º o la parte del grafismo. ¿Qué recuerda a los videojuegos? Bueno, puede ser en algunos puntos, pero lo que trabajamos es en enriquecer la experiencia de cada uno de nuestros productos”, asevera Bermejo.

Un aspecto que también parecen haber tomado ambas competiciones del mundo del gaming es el de la mayor participación de sus estrellas en sus redes sociales e iniciativas. En los eSports es habitual que los jugadores interactúen mucho con sus seguidores, creen contenido audiovisual ajeno a la competición e, incluso, que jueguen con los fans. Y tanto la ACB como LaLiga están potenciando actividades parecidas con sus deportistas a través de sus canales digitales.

“Durante el primer confinamiento lanzamos, de la mano de Ibai Llanos, LaLiga Santander Challenge, un torneo de FIFA entre futbolistas que competían entre ellos para recaudar fondos. Vinculado al proyecto de eSport lanzamos Zona eLaLiga Santander, en la que influencers, jugadores de fútbol y de las divisiones de eSports de nuestros clubes competían entre ellos. Y también tenemos un show dirigido por Juan Pablo Villamil -guitarrista de la banda Morat- que se llama Me cambio de banda, en el que distintos jugadores de LaLiga hablan de sus gustos musicales, de tendencias, etc.”, señala el director de Estrategia Digital de LaLiga.

Alfredo Bermejo

Además, Laliga y sus distintos clubes también han potenciado competiciones de habilidad entre sus futbolistas, al estilo FIFA o Pro Evolution Soccer, como concursos de lanzamientos de falta o de penaltis para crear vídeos para redes sociales. “Es un contenido muy diferente al que vemos en los partidos que genera mucha afinidad más allá de los 90 minutos de juego”, explica Bermejo.

La ACB, por su parte, sigue estrategias parecidas y, por ejemplo, en 2019 lanzó un juego digital a través de sus redes sociales en el que participaron jugadores como Alberto Abalde, Goran Huskic o Jaime Fernández, entre otros. El juego consistía en buscar el trofeo perdido de la Liga Endesa, supuestamente robado por uno de estos baloncestistas, y batió récords de interacciones en la cuenta de Instagram de la Asociación de Clubes de Baloncesto, con más de un millón de impresiones y un alcance acumulado de 750.000 personas, según sus estadísticas internas.

¿Cambio de reglas en pro del espectáculo?

Todas estas iniciativas giran en torno a la base de ambas competiciones, los partidos, sin incidir directamente en ellos, pero ¿han pensado LaLiga y la ACB cambiar las propias reglas de juego para hacer los encuentros más espectaculares?

Desde la ACB, De Diego señala que siempre están atentos a adaptar la competición a las nuevas tendencias y abiertos a adoptar cambios, pero subraya que a corto plazo no van a hacer nada en este sentido.

LaLiga, por su parte, no se ha manifestado a este respecto. Y, cuestionados acerca de si las competencias de exhibición de lanzamientos de faltas o penaltis podrían dar lugar a una especie de All-Star del fútbol, explican que la cantidad de partidos que juegan los clubes hace difícil pensar en ese tipo de iniciativas.

Temas
Inicio