Una mujer china se inventó la historia de Rusia en Wikipedia. Ahora miles de personas creen que es real

Una mujer china se inventó la historia de Rusia en Wikipedia. Ahora miles de personas creen que es real
20 Comentarios

A Yifan le ha ocurrido algo curioso en Wikipedia. Hace un tiempo se puso a consultar artículos sobre la historia de Rusia a la caza de personajes, episodios y tramas que trasladar luego a sus novelas de fantasía. Lo encontró. Eso y bastante más. A base de leer y releer, de ahondar y saltar de entrada en entrada, acabó encontrándose con uno de los mayores fakes en los anales de Wikipedia.

De los relatos de fantasía que suele escribir, Yifan se encontró saltando a la crónica histórica. Y de esta, a su vez, transportada a una historia del más genuino género surrealista.

La noticia la ha desvelado Sixth Tone, magazine de la empresa estatal Shanghai United Media Group, y demuestra hasta qué punto en 2022 Wikipedia corre aún el riesgo de convertirse en un coladero de falsedades incluso en asuntos a priori tan estudiados como la historia de un país.

Mientras leía sobre la crónica rusa en la versión china de Wikipedia, Yifan se encontró con un artículo que hablaba de la gran mina de plata de Kashin, un yacimiento —descubrió fascinada— abierto hace siglos por el principiado de Tver y en el que trabajaban 30.000 esclavos y 10.000 libertos.

Una mina... de invenciones

rere
Miguel Yaroslávich, príncipe de Tver, junto a Mohammad Öz-Beg.

El texto hablaba de cómo su desorbitada riqueza la convirtió en un valioso recurso para los príncipes de Tver, de cómo despertó el interés de los duques de Moscú y llegó incluso a desatar una oleada de guerras que se extendieron por la actual Rusia entre 1305 y 1485. También que aquella mina de Kashin había dado riquezas durante siglos, hasta más o menos mediados del XVIII.

La historia era tan fascinante, tan inspiradora, tanto jugo prometía para sus propias novelas, que Yifan decidió ir más allá y documentarse por su cuenta. Leyó más artículos, se interesó por quienes eran sus protagonistas, escenarios, tramas… Hasta qué, de repente, todo aquel caudal de datos, bien nutrido en la Wikipedia china, empezó a desvanecerse cuando acudió a otras fuentes.

Para empezar Yifan se dio cuenta de que curiosamente la versión china incluía más información sobre aquellos pasajes de la crónica eslava que la propia Wikipedia inglesa o incluso la rusa, en la que directamente había ciertos temas sobre los que no figuraba ni una sola línea.

No solo eso. Cuando Yifan consultó las fuentes de las que supuestamente salían algunos datos de Wikipedia se encontró con que no tenían el más mínimo sentido. Por ejemplo, Sixth Tone explica cómo la nota a pie de página que debía aclarar un método utilizado en la minería medieval remitía… —¡Sorpresa!— a un artículo sobre la extracción automatizada de minerales en el siglo XXI.

El campanazo llegó cuando Yifan descubrió que, simple y llanamente, la mina de Kashin era una enorme patraña. Existía la ciudad y también había existido el Principado de Tver, cierto; pero ni rastro del supuesto yacimiento de plata que había desatado aquellas guerras hacía siglos.

Lo que que sí había era un enorme engaño, más grande que aquella supuesta mina.

Asombrado Yifan contó lo que había descubierto en Zhihu, un foro similar a Quora, donde relató cómo el autor de aquellos artículos había inventado sin sonrojo y mezclado a la buena de dios verdades y mentiras, hechos verídicos con otros más falsos que una moneda de tres euros.

Eso sí, todo con una maestría pasmosa.

"Para contar una mentira debes contar más"

Heshen, funcionario de la  dinastía Qing.
Heshen, funcionario de la dinastía Qing.

Wikipedia decidió investigar el asunto y se encontró con que alguien había usado cuatro cuentas para desgranar datos falsos sobre la dinastía Qing y la historia de Rusia. Lo más curioso no era sin embargo la técnica de la multicuenta para ganar credibilidad, sino el tiempo que el articulista llevaba haciendo aquello. En Wikipedia concluyeron que había empezado con los engaños hacia 2010 y durante más de una década había escrito 206 artículos y contribuido a varios centenares.

Toda una mitología inventada digna del mejor Homero.

Las cuentas, claro está, acabaron vetadas en la Wikipedia china y el 17 de junio la mayoría de sus artículos sobre temas históricos ficticios habían volado ya de la web. Eso no impidió que el escándalo se viralizase y la noticia corriese por Internet como la pólvora. En un guiño a medio camino entre la indignación, la admiración y la fascinación, algunos internautas incluso acabaron bautizando a aquel autor compulsivo de historias falsas con un apodo memorable: “el Borges de China”.

¿Y quién era el misterioso escritor, alias Zhemao, uno de los seudónimos que utilizaba?

Lo mejor es que también aquí había trampa.

En su perfil Zhemao se describía como la hija de un diplomático instalado en Rusia, una mujer con estudios sobre historia rusa y casada con un ciudadano de la federación. En aquello resultó haber tanto de cierto como en sus textos sobre la historia eslava. Como acabaría reconociendo ella misma en una carta de disculpa, la autora era en realidad un ama de casa con formación secundaria que, simplemente, se vio arrollada por su propia ficción, igual que una bola de nieve de fakes.

Hace 12 años decidió escribir un primer post con datos de dudosa fiabilidad sobre Heshen, un funcionario real de la dinastía Qing, y dos años después decidió lanzarse a reeditar piezas sobre el zar Alejandro I de Rusia. Aquello fue ganando tamaño, creciendo y creciendo hasta que... se vio con más de 200 artículos en los que se mezclaban verdades con una fantasía de lo más creíble.

“Como dice el refrán, para contar una mentira debes contar más mentiras. Me resistía a borrar las cientos de miles de palabras que había escrito; pero como resultado acabé perdiendo millones de palabras y se derrumbó un círculo de amigos académicos”, relata Zhemao en su disculpa.

Y remata: “El problema que he causado es difícil de compensar, así que tal vez una prohibición permanente sea la única opción […]. En el futuro no haré más cosas nebulosas como esta”.

Destapado el engaño y la historia de Zhemao, casi tan fascinante como sus relatos sobre el pasado eslavo, quedan las lecciones que deja el caso y sobre todo el debate que suscita.

Hay quien cree que el caso ha zarandeado la credibilidad de la Wikipedia china. Y por supuesto también hay quienes han felicitado a Zhemao por una creatividad desbordante que le animan a volcar en las páginas de una novela, género quizás más adecuado para su vocación literaria.

Práctica tras más de una década escribiendo invenciones, experiencia tiene, desde luego.

Imágenes | Wikipedia (1 y 2)

Amelia Bartlett (Unsplash)

Temas
Inicio