Compartir
Publicidad

Formatos panorámicos: a fondo (II)

Formatos panorámicos: a fondo (II)
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Retomamos el tema de los formatos panorámicos, que empezamos ayer viendo las diferentes relaciones de aspecto existentes. Esperamos que haya quedado claro como el contenido original y su relación de aspecto pueden variar para adaptarse a los diferentes tipos visualización.

En esta segunda parte queremos ver las diferentes opciones existentes en distintos tipos de contenido, centrándonos especialmente en el que podemos comprar, puesto que por desgracia la televisión en nuestro país, incluso con la llegada del TDT, no ha avanzado demasiado en los formatos panorámicos.

Televisión

TV3

Como comentábamos, la gran mayoría de televisiones no han aprovechado las ventajas del paso al TDT. Aunque eso daría para muchas otras entradas, con el TDT se nos prometía gran cantidad de ventajas, desde formato panorámico hasta mejor sonido o subtítulos sin depender del teletexto, que en la gran mayoría no se han cumplido.

La única cadena que emite la gran mayoría del contenido en formato panorámico 16:9 es TV3, la televisión autonómica de Cataluña. Lo pudieron comprobar los seguidores catalanes de la Fórmula 1 comparando con la señal emitida en Telecinco, que estaba en formato 4:3 y en la que se veían recortadas partes de la imagen.

En algunas otras cadenas, como las secundarias de Antena3 o de Telecinco, se pueden encontrar muy de vez en cuando algún programa en formato panorámico, pero suele ser muy poco habitual. Por tanto, la televisión convencional no es una buena fuente de contenido panorámico.

Por cierto, TV3 emite el contenido con el código AFD (que indica el formato en que se envía), de forma que los televisores pueden adaptarse adecuadamente. Otras cadenas no lo hacen y deberemos hacerlo nosotros manualmente.

Blu-ray y DVD

Dark Knight

Si optamos por adquirir nuestro contenido en formato físico debemos fijarnos muy bien en qué estamos comprando, pues muchas veces se lanzan diversas versiones de las películas, con variaciones en el formato panorámico o en la edición, por lo que puede resultar difícil encontrar la óptima.

Aunque pueda extrañarnos, el contenido en 16:9 en este tipo de formatos suele ser extraño. No son tantos los títulos que vienen en formato 16:9, y suelen centrarse en contenido de animación, aunque también depende mucho de la fecha en que se grabara la película. Es mucho más habitual encontrarlo en formato 4:3 y en 2.40:1.

Vamos a verlo con un ejemplo práctico, el de la edición americana de El Caballero Oscuro. He elegido esta porque tiene una serie de peculiaridades interesantes que nos ayudarán a entender mejor todo el asunto. La versión para cines IMAX está grabada en formato 2.40:1, menos una serie de escenas que están grabadas en formato 1.43:1, siendo mucho más impresionantes en los IMAX al ocupar mucha más pantalla.

La versión más “simple” es la DVD con un solo disco, la cual viene en formato 4:3. Por tanto, en un televisor 4:3 ocupará toda la pantalla, mientras que que en un televisor panorámico tendremos barras negras laterales o se verá achatada, dependiendo del modo que seleccionemos.

También en DVD tenemos la versión panorámica de un disco, la cual viene en formato 2.40:1, por lo que se verá con barras negras en la parte superior e inferior tanto en una tele 16:9 como en una 4:3.

En ambos casos, toda la película ha sido adaptada al mismo formato, por lo que no veremos diferencias en las escenas que en los IMAX era distintas, ya que han reservado esta opción solo para la versión en Blu-ray.

La versión en Blu-ray viene con el contenido igual que estaba pensado para los cines IMAX. De este modo, la mayoría de la película, que está en formato 2.40:1 se verá con barras negras arriba y abajo, pero hay seis escenas que han sido adaptadas al formato 16:9 desde el 1.43:1 original, las cual llenarán completamente la pantalla de un televisor panorámico.

¿Complicado? Ciertamente, y no siempre es fácil saber cual escoger. Evidentemente, si encontramos la película en el formato de nuestro televisor, esa será la opción ideal, pero dependerá de como se haya grabado el original.

Por cierto, no recomiendo comprar la película en Amazon a no ser que dispongáis de un reproductor de DVD o de Blu-ray de la zona correspondiente, pues en la gran mayoría de los que tenemos nosotros no funcionarán.

Descargas

A la hora de descargarnos vídeos de la red suele haber diversas opciones entre las que elegir, por lo que tendremos que fijarnos bien en las descripciones de estos para comprobar cual es la más adecuada. Siguiendo con el ejemplo de El Caballero Oscuro, algunas de las primeras versiones en alta resolución que aparecieron en la red estaban en formato 2.40:1 durante toda la película, perdiendo trozos en las escenas de IMAX.

Posteriormente, se han lanzado otras versiones que solucionan este problema y que alternan entre 2.40:1 y 16:9 dependiendo de la escena, por lo que se verán del mismo modo que si lo hiciéramos desde el Blu-ray de la película.

Soluciones

Vemos, por tanto, que es poco probable que nos libremos, en la mayor parte de las ocasiones, de las barras negras. A pesar de eso, existen un par de alternativas. De una de ellas te hablamos el otro día, aunque todavía no está en el mercado. Es la Philips Cinema 21:9, y nos permitirá ver las películas en el mismo formato panorámico que en el cine (aunque no es exactamente 2.40:1 sino 2.33:1).

Otra opción es utilizar un proyector con una lente para adaptar el contenido. Evidentemente, para ello necesitaremos también tener una pantalla de proyección de las proporciones correctas. Empiezan a aparecer varios modelos, como el Panasonic PT-AE3000 diseñados para ello, ya que permiten guardar el nivel de zoom y enfoque y seleccionarlos rápidamente, dependiendo del tipo de contenido que estemos viendo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos