Buscas un lago escandinavo en Google y te aparece un cubo de basura de Ikea: el intento de homenaje que está perjudicando al turismo de Suecia

Buscas un lago escandinavo en Google y te aparece un cubo de basura de Ikea: el intento de homenaje que está perjudicando al turismo de Suecia
4 comentarios

Llevo varias semanas detrás de una silla Järvfjället de Ikea para renovar mi lugar de trabajo sin gastarme un dineral, y me está resultando imposible hacerme con una porque lleva agotada cierto tiempo. Estoy tan convencido de querer este modelo que he rastreado la web en busca de otras tiendas que la comercialicen o alguna de segunda mano, pero nada. Y en las seis o siete páginas de resultados de Google por las que he navegado, plagadas de tiendas y comparativas, no he encontrado ni una sola referencia a que Järvfjället es, en realidad, una región de la Laponia sueca cubierta casi todo el año de nieve.

Y eso mismo pasa con hasta 21 productos del actual catálogo de Ikea, según explica la Oficina de Turismo de Suecia, que acaba de lanzar una campaña llamada ‘Descubre los originales’, con la que quieren visibilizar los lugares famosos de los que la compañía de productos del hogar tomó el nombre para sus artículos y que ahora, dada la enorme popularidad de la empresa, han quedado sepultados bajo decenas de resultados de sillas, estanterías o armarios en los motores de búsqueda.

Así, por ejemplo, el cubo de basura Toftan toma su nombre de un lago de aguas cristalinas del condado de Dalarna, en el centro de Suecia; la mesa plegable Norberg homenajea a una región minera con cuevas naturales de gran belleza, rutas de senderismo en plena naturaleza y grandes castillos; y el lugar que denomina al tirador de puerta Skärhamn es un antiguo puerto pesquero en el que se practican multitud de deportes acuáticos.

Y así hasta completar una lista compuesta por 21 mesas, sillas, taburetes, lámparas y encimeras, entre otras, que toman su nombre de pueblecitos con encanto, grandes lagos, bosques inmensos y regiones costeras de los mares Báltico y del Norte.

Desde la oficina de Turismo de Suecia señalan que es un buen detalle que una empresa sueca como Ikea lleve el nombre de esos lugares a todo el mundo, pero que, al mismo tiempo, ha provocado muchos malentendidos: “Hoy día millones de personas piensan que Bolmen es sólo una escobilla de baño, y si buscas imágenes de Järvfjället sólo te aparecen fotos de sillas de escritorio. Es hora de que el mundo sepa que estos nombres pertenecen a lugares maravillosos de Suecia”, explican.

En lo que respecta a mi silla, a estas alturas creo que visitar la región de la Laponia sueca homónima sería más sencillo que hacerse con ella.

Temas
Inicio