Compartir
Publicidad

BBVA Wallet, toma de contacto

BBVA Wallet, toma de contacto
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando la tecnología toca a ciertos sectores y mundillos, no siempre podemos esperar renovaciones rápidas como las de este sector. A veces los ritmos son diferentes, y cuando hablamos de economías y finanzas la diferencia se torna más grande: son gigantes que se mueven con un paso muy lento.

Ellos mismos son conscientes de su lentitud, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva, y también quieren renovarse en la medida de lo posible para adaptarse a los tiempos que corren. Este es el caso de BBVA Wallet para dispositivos móviles.

Todas las tarjetas de crédito en el smartphone

Hablar de la popularización del smartphone a estas alturas es ya un debate en el que todos estamos de acuerdo en que se ha convertido en algo más de nuestro día a día. Cada vez tiene más protagonismo y tenemos aplicaciones de todo tipo.

Los bancos también hacen lo propio con aplicaciones móviles que muchas veces se tratan de adaptaciones de la página web. Útiles para las gestiones del día a día pero, en general, con la sensación de que hay mucho trabajo por delante en cuanto a desarrollo no sólo de interfaz sino también de lo que es posible hacer con ellas.

Nos entrevistamos con la gente de BBVA, en su centro de innovación situado en la Plaza de Santa Bárbara en Madrid, y lo primero que nos dicen cuando sale BBVA Wallet en la conversación es la importancia de desarrollar esta aplicación desde cero en un entorno que no sea web.

Quieren, nos explicaban, crear algo sólido no sólo por la seguridad sino también por la importancia de que el usuario no se sienta frustrado ante una aplicación mal hecha. Seguimos con la charla para ver cómo funciona.

BBVA Wallet

BBVA Wallet es, como su nombre indica, un gestor de carteras virtual. En este caso, gestor de nuestras tarjetas de crédito y los movimientos que hacemos desde ellas. Abrimos la aplicación, previo código de identificación, y entramos a las cuentas de prueba.

Allí se muestran todas las tarjetas con su respectivo saldo y las transacciones que hemos hecho. Cada vez que hay un movimiento nos llega una notificación push. La aplicación no se limita a ver estas cifras sino también a hacer ciertas gestiones.

Podemos anular transacciones, si éstas no se han hecho con nuestro consentimiento, también podemos mover dinero entre tarjetas e incluso crear una virtual temporal para hacer una transacción puntual.

En este sentido, BBVA Wallet es una cartera virtual bastante completa. Salen algunas dudas durante la conversación: ¿qué ocurre entonces cuando no tengo conexión de ningún tipo? Véase estamos en el extranjero y no quiero hacer roaming: siguen llegando los SMS si activamos la opción correspondiente.

La seguridad es importante y siempre que hacemos cualquier movimiento más o menos grande dentro de la aplicación nos pedirá un código de seguridad lo suficientemente largo para que no se pueda descifrar con algo de suerte, léase un PIN de cuatro dígitos, pero que se pueda recordar, de hecho lo podemos configurar nosotros.

Hacemos unas cuantas pruebas con un TPV de prueba para comprobar cómo funciona. Resulta curioso que, incluso antes de que salga el tíquet llegue la notificación al móvil antes. Otro añadido interesante: podemos ver en un mapa todas las transacciones que hemos hecho.

Dejamos las tarjetas de la cartera a un lado y pasamos a pagar con el móvil. Esta afirmación es un tanto relativa ya que no se trata exactamente de un pago con el dispositivo en sí sino de una tarjeta de crédito adhesiva que si bien podemos poner en la tapa trasera puede ir en cualquier superficie.

Al ser una tarjeta contactless el pago se puede realizar de muchas maneras: chocando el móvil o cualquier otra superficie donde hayamos puesto esta tarjeta. No se trata de sustituir, de momento, a las tarjetas de crédito convencionales sino más bien un medio para hacer transacciones puntuales.

BBVA Wallet

A pesar del escepticismo de muchos compañeros, entre los que me incluyo, de la prensa tecnológica hacia la tecnología NFC para las transacciones con el móvil en BBVA se muestran bastante seguros de la inversión en los pagos de este tipo.

Creen que tendrán futuro y que eventualmente acabarán llegando al ciudadano de a pie para abandonar las ya manidas demostraciones que se pueden ver en muchas ferias de tecnología. Funcionar funciona, de eso no hay duda, pero todavía queda por ver si su introducción resulta natural, atractiva y por supuesto segura, para que muchos se empiecen a plantear su uso.

Una radiografía de los usuarios móviles de BBVA Wallet

Durante la conversación sobre la aplicación móvil de BBVA salen algunos datos interesante: desde la aparición de Wallet, ya ha tenido 25.000 descargas entre Android e iOS, los sistemas operativos para los que se encuentra disponible ahora mismo.

BBVA Wallet

Una cifra de la que dicen sentirse orgullosos ya que no han invertido publicidad alguna en darla a conocer. Simplemente la comunicación a través de los diferentes medios especializados y generalistas.

De esos 25.000 usuarios la mitad corresponden a iPhone mientras que la otra emplean Android. Dentro de esta última, sorprende que la mitad sean dispositivos con Android 2.3 o inferior. Es decir: usuarios con un smartphone de más de un año de antigüedad, algo facilidad de suponer teniendo en cuenta el compromiso de actualizaciones de muchos fabricantes.

Dicen que tendremos versión de Windows Phone eventualmente, el interés crece del mismo modo que su presencia en los diferentes mercados. Sobre BlackBerry 10, algo habrá también pero de momento confían más en emular la aplicación de Android que en hacer un desarrollo propio para los dispositivos de la canadiense.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio