Publicidad

Así se construían los puentes en el siglo XIV: este fascinante vídeo en 3D recrea paso a paso el desafío de la época

Así se construían los puentes en el siglo XIV: este fascinante vídeo en 3D recrea paso a paso el desafío de la época
14 comentarios

Construir el Puente de Carlos, el más viejo y famoso de Praga, fue toda una hazaña en el siglo XIV. En 1342, el anterior puente de Judith fue destruido por una inundación y el rey Carlos IV mandó construir un imponente puente de piedra, uno de los proyectos técnica y económicamente más complejos de la época.

Gracias a Prague-Archaeological, podemos conocer cómo fue paso a paso la construcción del Puente de Carlos entre los años 1357 y 1402. Un vídeo que muestra a través de una animación 3D cuáles eran los pasos para poder vencer al río y levantar los enormes pilares de piedra.

Una hipnótica recreación de Prague-Archaeological

En el vídeo podemos ver cómo durante la época medieval los constructores lograron conectar los dos laterales del río Moldava. A principios del siglo X, en Praga había un puente de madera, pero no pudo hacer frente a los fuertes inundaciones. El Puente de Carlos no fue el primero de piedra, pero sí fue un paso adelante para lograr resistir hasta nuestros días.

El nuevo puente tenía solo 15 pilares y 16 arcos, por los 21 y 22 del puente de Judith, pero era unos tres metros más ancho y varios metros más alto que el puente románico. El Puente de Carlos tiene 515 metros de longitud y un ancho de 9,4 metros.

Prague Bridge Imagen: Prague Bridge

La parte más compleja de construir un puente sobre el río fue (y sigue siendo) colocar los pilares sobre el río. Cada pilar se colocó en un foso separado, compuesto por varias filas de postes y un relleno aislante de aluminio.

El Puente de Carlos es ligeramente convexo contra la corriente y sus pilares se construyeron sobre pilotes de roble cargados con muelas de molino, unas piedras de gran tamaño utilizadas también en molinos para moler el trigo.

Para apartar el agua se contaba con desagües de piedra y un sistema de poleas que iba recogiéndola. Mientras que para mantener los grandes bloques unidos se utilizó arenisca de Bohemia. Aquí la leyenda explica que uno de los ingredientes secretos para su firmeza fue añadir huevos a la mezcla.

Después del trabajo preparatorio que puede observarse en la recreación 3D, se inició el trabajo de mampostería. El cuerpo del pilar pesa aproximadamente unas 5.000 toneladas y está formado por arenisca, canteras y mortero de cal hidráulica. Una vez construidos varios pilares, se procedió a la construcción de las bóvedas de piedra. Toda una serie de bóvedas de las cuales algunas permanecieron ocultas hasta 2009, cuando arqueólogos lograron revelar su existencia.

Charles Bridge Imagen: Wikimedia

El Puente de Carlos se encuentra actualmente en un delicado estado y pese a haber sido renovado entre 2008 y 2010, hay planeada una restauración que duraría unos 20 años, con un coste aproximado de unos 2 millones de euros por arco.

Vía | Gär

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios