Publicidad

Así es la estrategia de tiendas propias de Samsung

Así es la estrategia de tiendas propias de Samsung
46 comentarios

Publicidad

Publicidad

En Xataka siempre estamos hablando de gadgets. Qué son, qué ofrecen, si merece la pena --o no-- comprarlos. Hablamos del producto final, a veces también de la fabricación pero a veces nos olvidamos de uno de los últimos paso y uno de los más importantes: la venta de ellos.

Una cuestión que parece que muchas veces se reduce a colocarnos en un lineal, con su respectiva publicidad, para que empiece a vender. Sin embargo, con la tecnología no funciona así, comparamos, analizamos, vemos sus fortalezas, las debilidades y juntando todas esas variables (junto a lo emocional). Por eso, cuidar la experiencia en las tiendas resulta fundamental. Hoy hablamos del caso de Samsung.

Desde la idea hasta el punto de venta, más vertical imposible

Normalmente cuando voy a las tiendas de electrónica es para ver un poco qué productos están funcionando mejor y a cuáles están dando prioridad. Sin embargo, la sensación que tengo siempre cuando entro a una tienda es bastante deprimente. No me gusta, aunque tenga que hacerlo por la simple curiosidad que me provoca.

Llegas, un montón de terminales apilados en cajas con sus respectivos cofres antirrobos. Algunos expositores, donde más de la mitad de los terminales no funcionan o están tan trillados que no muestran su potencia verdadera. Sin olvidarnos los que vienen protegidos por contraseñas o patrones de desbloqueo.

Samsung tienda

Encontrarte con esto, al menos en mi caso, hace que se te quiten las ganas de ver tecnología en las tiendas. Para eso lo compro en casa, miro las referencias y comentarios antes para asegurarme de que doy en el clavo y listo. Rara vez una cadena de tiendas de electrónica me ha animado a probar algo, que me convenzca y comprarlo.

Algunos fabricantes, han comenzado a entender hace tiempo que resulta fundamental llevar su experiencia a las tiendas. Los comerciales, por motivos obvios, no pueden tener un gran conocimiento de todo el material con el que trabajan. Es lo deseable, pero es un montón de referencias y los detalles se escapan muchas veces.

Aquí Samsung, según su representante de relaciones con retail en España, lo tiene claro: no se trata sólo de vender el producto sino de informarle sobre cómo usarlo, qué ofrece y que vea el potencial in situ del producto en el que está interesado.

Samsung, como otras, lleva tiempo detrás de esta idea: crear espacios dentro de las superficies comerciales o tiendas propias en las que potenciar sus productos. Vas a lo que vas, no hay nada de la competencia salvo accesorios puntuales, pero con la garantía de que te van a asesorar bien.

Samsung tienda

Se cuida el diseño de las tiendas, espacios grandes en los que se puede caminar sin sentir claustrofobia. Iluminado, los dispositivos funcionan, quizá todo es un poco artificial pero su funcionalismo hace que nos animemos a entrar en ellas cuando queremos probar un producto.

El objetivo de tiendas como la que inauguraron ayer en Bilbao, demuestran que Samsung es una compañía vertical desde el primer paso hasta el último: el punto de venta. No son pioneros en esta iniciativa, pero de momento la están sabiendo llevar a cabo de forma bastante acertada.

Fidelizando al público menos experto

La obsesión por la venta no existe: saben que tiene que competir con precios de otros distribuidores que, por diferentes motivos, lo ofrecen más barato. Aquí las tiendas especializadas buscan ofrecer valor añadido, ir y probar, además de la atención personalizada y los cursos que van realizando de vez en cuando.

Samsung tienda

En el caso de España, el escenario lo tienen completamente a favor: Samsung es líder en varias categorías importantes como televisores y smartphones, y de momento parece que ningún otro le va arrebatar ese lugar a corto plazo.

En este aspecto, todas las marcas que están apostando por crear sus espacios comerciales propios es algo positivo. Más allá de las filias y fobias personales que tengamos cada uno, se agradece el esfuerzo para llevar la tecnología, y lo que ofrece, a la gente que no tiene un perfil tan experimentado.

El problema de las tiendas de las marcas es un posible escenario de saturación. Si todos quieren su espacio propio, será difícil para el usuario, que tendrá que moverse mucho para comparar. Además, las tiendas perderían parte de su razón de ser.

Samsung tienda

De momento Samsung parece que seguirá adelante, como otras, en su cruzada por tener estos espacios propios con una estrategia bien definida. Como curiosidad, decir que la tienda que han montado los coreanos en Bilbao es la más grande de Europa, sólo una tienda en Corea del Sur es más amplia que ésta.

En Xataka | Amazon, un gigante con luces y sombras

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir