Compartir
Publicidad

Así es el puente-túnel de Oresund, la increíble obra que une Suecia con Dinamarca y el resto de Europa

Así es el puente-túnel de Oresund, la increíble obra que une Suecia con Dinamarca y el resto de Europa
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dinamarca y Suecia son dos países separados por el mar Báltico, y están unidos por un puente que va desde la capital danesa, Copenhague, hasta la ciudad sueca de Malmö. Pero no se trata de un puente cualquiera, sino de toda una maravilla de la ingeniería, un híbrido que es mitad puente y mitad túnel que deja con la boca abierta a quien lo ve.

La decisión de crear una obra tan peculiar se tomó por un cúmulo de circunstancias. Hacer un túnel para los 16 kilómetros que separan ambas ciudades hubiera sido muy caro, y hacer un único puente también tenía sus contraprestaciones. Por lo tanto, no fue ni lo uno ni lo otro, sino ambas cosas a la vez. Un túnel - isla - puente que consigue un efecto espectacular cuando partimos desde la costa sueca, ya que parece un puente engullido por el mar.

Plano Puente

El túnel en sí tiene una longitud de 4.050 metros, y parte de la zona danesa hasta llegar a la península artificial de Kastrup. Ahí sale a la superficie y toma el relevo un puente de 7.845 metros. Se trata de hecho del puente mixto (para vehículos y ferrocarril) más largo de Europa, cuyo pilar más alto mide 204 metros, cuenta con tres tramos, y pesa un total de 82.000 toneladas.

Una única solución ingeniosa para varios problemas

Puente Oresund En El Mapa

El puente está situado en un lugar estratégico, en el estrecho de Öresund. Está en una lengua de mar entre Dinamarca y Suecia, donde el mar Báltico se conecta con el Mar del Norte y el resto del Océano Atlántico. Se trata además de uno de los puntos donde ambos países se encuentran más cerca el uno del otro.

Dio la casualidad de que a finales del siglo pasado las ciudades de Copenhague y Malmö tenían necesidades complementarias. La capital danesa tenía viviendas con unos precios asequibles, mientras que la sueca tenía más puesto de trabajo. Esto, unido a la apertura de fronteras de Europa, hizo que los gobiernos de ambos países decidieran comunicarlas para no depender únicamente del servicio de ferry.

Pero la cosa no iba a ser tan sencilla. Por una parte, el estrecho es un paso estratégico para barcos, por lo que tenían que construir un puente lo suficientemente alto para que pudiesen pasar. Y esto era un problema, porque en la costa danesa está el Aeropuerto de Copenhague-Kastru, y tanta altura podía ser peligrosa para los aviones.

La segunda solución podría haber sido construir un túnel, pero los 16 kilómetros que separan ambas ciudades suponían un presupuesto demasiado elevado. Al final decidieron hacer ambas cosas a la vez. Poor el lado danés sería un túnel para que no hubiera problemas para los aviones, y por el sueco un puente para que la obra no costase demasiado.

Zona del puente

El proyecto comenzó en 1991, y se alargó durante nueve años hasta que se abrió al público en el año 2000. Los segmentos del túnel fueron remolcados desde el lugar de fabricación y colocados mediante tecnología GPS, para después ser sumergidos y colocados sobre una base nivelada en el fondo del mar previamente preparada.

Las torres centrales del puente fueron colocadas por la grúa flotante más grande del mundo, y están diseñadas para que el puente no se destruya ni aunque un avión choque con ellas. El puente lo componen dos tramos conectados por un tercero central atirantado. El vano de este, el espacio entre dos vigas consecutivas, es uno de los más largos del mundo con 490 metros. En este punto el puente se eleva 57 metros sobre el nivel del mar, siendo aguantado por pilares de hasta 204 metros de altura.

Un resultado estético, elegante y sorprendente

Vista aerea

El 14 de agosto de 1999 el Príncipe Heredero Federico de Dinamarca y la Princesa Heredera Victoria de Suecia se reunieron en el centro para oficializar el fin de la obra. Su inauguración oficial y apertura al tráfico tuvieron lugar al año siguiente, el 1 de julio de 2000 con la presencia de la Reina Margarita II de Dinamarca y el Rey Carlos XVI Gustavo de Suecia.

El resultado final fue un puente-túnel que ha producido a nivel europeo un impacto incluso mayor al del Eurotúnel entre Francia e Inglaterra. Y es que con él se consiguió unir Sueca y Finlandia con el resto de Europa, ya que ambos países estaban incomunicados por tren y carretera hasta entonces.

Pero más allá de su importancia estratégica, también nos dejó una obra de gran belleza estética que consigue un fascinante resultado cuando se está conduciendo por ella. Aunque ya lleva más de una década abierto, sigue sorprendiendo el efecto de túnel que se sumerge en el mar que consigue cuando se ve desde cierta distancia.

Imágenes | News Oresund, Dpol~commonswiki

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos