Compartir
Publicidad

Archos TV+: análisis

Archos TV+: análisis
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si ayer tuvimos la oportunidad de analizar el Conceptronic Grab'n'Go CM3PVR, un disco duro externo que permite la reproducción de contenidos y la grabación, hoy lo hacemos con el Archos TV+, del que ya tuvimos la oportunidad de ver sus características durante la presentación oficial.

Este dispositivo se engloba dentro de la gama de reproductor de quinta generación de Archos, lo que le otorga todas sus ventajas e inconvenientes. Podemos situarlo en la misma gama que el Apple TV, ya que es más que un disco duro externo y, además, incorpora grabación de contenidos.

Pero, ¿está el Archos TV+ a la altura de las circunstancias? Decididamente no y vamos a ver porque.

Introducción

El modelo que hemos probado nosotros es el que incluye un disco de 250 GB en su interior, espacio más que suficiente para almacenar gran cantidad de contenidos. Dispone de un puerto USB con el que podremos conectarle discos externos, cámaras de fotos, reproductores,... para copiarle ficheros mediante el gestor que viene incorporado.

Archos TV+

Con este puerto USB, que está disponible tanto con la ranura convencional como con la cuadrada, podremos conectarlo también a un ordenador, funcionando de este modo como un disco externo y permitiendo el uso del ordenador para la copia de ficheros.

Dispone de conexión Wi-Fi y Ethernet, con las cuales podremos conectarnos a nuestra red casera y acceder al contenido de nuestro ordenador, ya sea mediante el gestor de ficheros o a través de uPnP, lo que le hace funcionar como un cliente de streaming para Windows Media Player.

En el apartado de conexiones encontramos salidas de vídeo compuesto, S-Video y HDMI. Pero aquí es donde encontramos la primera pega. A pesar de la salida HDMI el reproductor no soporta HD, sino que se queda con definición estándar, cosa que hoy en día no tiene demasiado sentido.

Para la grabación dispone de vídeo compuesto, S-Video y componentes, a través de las cuales deberemos conectar un sintonizador externo que será el que recibirá la señal y que será controlado por el puerto de infrarrojos del Archos TV+ .

El dispositivo viene con un mando a distancia, el adaptador de corriente, y los cables de entrada y salida para vídeo compuesto, pero no incluye el cable HDMI, que deberemos adquirir aparte. El mando a distancia es el mismo que el del resto de reproductores de Archos, con un teclado QWERTY y un pad que actúa como ratón.

Instalación

Una vez lo sacamos de la caja y lo conectamos al televisor (en nuestro con el cable por componentes) pasamos a configurarlo siguiendo las instrucciones. El dispositivo nos va mostrando diversas pantallas y deberemos seleccionar la que mejor se ajusta a nuestro televisor.

Por culpa nuestra, ya que no teníamos seleccionada la fuente de entrada correcta, el proceso de configuración fue más complicado de lo que debería, ya que no vimos en el momento la pantalla y tuvimos que resetearlo hasta conseguir ver la imagen. La primera en la frente, aunque se lo perdonamos por no haber seguido al pie de la letra las instrucciones.

Archos TV+

Una vez hecho esto los siguientes pasos funcionan a la perfección, y el hecho de que incorpore un teclado en el mando hace que la configuración de la red inalámbrica sea muy sencilla. Acabado este proceso nos encontramos con la pantalla clásica y ya conocida de los reproductores de Archos.

En este momento quisimos conectarnos a nuestros ordenador para copiar contenido y nos encontramos con otro problema: no detecta las unidades compartidas en ordenadores Mac. Hubo, por tanto, que encender un portátil con Windows para comprobar el correcto funcionamiento de esta parte, donde copiamos algo de música y un vídeo.

Probamos también el puerto USB, tanto en modo host, conectando una cámara para copiar fotos, como conectándolo a un portátil para copiar más música, siendo ambos procesos rápidos y sencillos.

Reproducción

Nada que alegar en este apartado, y tampoco podemos decir demasiado de él que no hayamos dicho anteriormente en análisis como el del Archos 605. Un interfaz sencillo de utilizar y que, simplemente, funciona sin problemas.

Archos TV+

La pega, como ya hemos comentado, es que no soporta HD, por lo que nos vemos limitados a una resolución máxima equivalente a la de un DVD, claramente insuficiente hoy en día. Lo que no pudimos probar fue la reproducción por streaming al no disponer de ningún ordenador con Windows Media Player 11 instalado.

Nos sorprendió agradablemente la velocidad en la visualización de fotos, con unas transiciones muy rápidas y sin esperas, al contrario que el LaCie Silverscreen. Ideal para enseñar las fotos de las vacaciones a nuestros amigos.

Grabación

Y pasamos al punto que más nos ha decepcionado del Archos TV+: la grabación. El hecho de que no disponga de un sintonizador externo es una pega importante, pues dependeremos de uno externo. En nuestro caso, el único disponible era el propio televisor.

En principio esta pega es más o menos relativa, el único impedimento será que no podremos ver un programa mientras grabamos otro. Para controlar el sintonizador externo, el TV+ dispone de un puerto de infrarrojos y una amplia base de datos de dispositivos.

Y aquí nos encontramos con otras dos pegas. La primera es que necesitamos colocar el puerto de infrarrojos del Archos, que está en la parte frontal, frente al puerto infrarrojos del televisor. Un lío de cables increíble en el salón. Pero es que, por si fuera poco, no hubo manera de que ambos se entendieran, a pesar de ser el televisor de la marca Samsung e incorporarlo el TV+ entre su lista de dispositivos.

Eso significa que será imposible controlar la grabación. Por cierto, que al no incluir sintonizador tampoco tenemos acceso a la guía de programación de la TDT. Para solucionar este problema, se incluye una guía de programación que se descarga a través de Internet. ¿Seguimos con pegas? Pues sí. Para instalarla debemos registrarnos previamente en la web de Archos. Supuestamente, una vez hecho la guía nos aparece, pero no hubo manera de hacerlo. En la página web se incluía un programa, pero era un EXE para Windows, y al no disponer de este sistema operativo no hubo manera de hacerlo funcionar. Otro punto negativo: la guía solo es gratuita durante el primer año.

Archos TV+

Portal de contenidos

Archos dispone de un portal de contenidos en el que, supuestamente, podemos comprar películas para su descarga y visualización desde el reproductor. Lamentablemente, parece que en España todavía no se ha lanzado, y lo único que podíamos encontrar en él de interesante era el acceso a DailyMotion.

La calidad de imagen ofrecida en la mayoría de vídeos era muy pobre, viéndose terriblemente pixelados. Natural, pues no están pensados para verse a pantalla completa en un televisor de gran tamaño, y no parece que el reciente paso de Dailymotion a HD haya llegado al Archos TV+.

Conclusiones

Si habéis conseguido llegar hasta aquí ya tendréis una idea bastante clara de por donde apuntan los tiros en las conclusiones.

El Archos TV+ ha funcionado muy bien como reproductor, tanto de vídeo, como de fotos y música, con la pega de que no soporta HD, lo que, hoy en día, prácticamente lo descarta del mercado.

Como grabador no ha habido manera de hacerlo funcionar de forma automática. Teniendo en cuenta que hemos probado ya unos cuantos dispositivos de este tipo, si nosotros no hemos sido capaces, ¿cómo lo será un usuario sin muchos conocimientos?

Como con todos los reproductores de Archos, si queremos utilizar Opera para navegar es necesario adquirirlo aparte, con un coste de 30 euros, igual que para ampliar el número de formatos soportados. Política que seguimos sin entender, pero que no es novedad para este fabricante.

Por tanto, no podemos recomendar el Archos TV+ más que como reproductor, aunque en ese caso apostaríamos más por un Archos 605 o 705 y su conexión al televisor, al menos tendremos un dispositivo que podremos llevarnos a cualquier lado.

Por cierto, el precio del Archos TV+ es de 359 euros la versión de 250 GB y de 270 euros la versión de 80 GB.

Más información | Archos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio