Alguien se inventó la palabra "Crungus" y la metió en Dall-E Mini. El resultado fue este monstruo

Alguien se inventó la palabra "Crungus" y la metió en Dall-E Mini. El resultado fue este monstruo
4 Comentarios

“Pensé en hacer esto anoche, a las 3 de la madrugada. No esperé a ver el resultado. Me he despertado esta mañana y lo primero que he visto ha sido este horrible bastardo sonriéndome. Horrenda manera de empezar el día. Ahora creo que puedo haber descubierto una terrible verdad”.

Parece el arranque de una novela de terror con toques kafkianos, pero el párrafo anterior es en realidad un tuit y en él su autor, @Brainmage, no nos presenta una pesadilla ni su última idea para un relato de fantasía morbosa. No. Lo que comparte es simple y llanamente un experimento con Dall-E Mini, el generador de imágenes por inteligencia artificial (IA) que funciona con órdenes escritas.

¿En qué consistió?

Un experimento para tener pesadillas

Básicamente en pedirle a Dall-E que reprodujera un “Crungus”, una palabra inventada por el propio @Brainmage. La pregunta de partida era interesante y no tenía mucha ciencia: ¿Cómo reaccionaría el generador de imágenes al encontrarse con un término sin el menor significado?

El resultado, como explica su propio autor a través de Twitter, es cuanto menos inquietante, una serie de imágenes dignas de las mejores pesadillas de horror cósmico de Howard P. Lovecraft.

Con todo y pese a lo perturbador que es el Crungus ideado por Dall-E Mini, lo más perturbador quizás no sea su aspecto, espeluznante, desde luego; sino lo similares que son todas las imágenes. No importa las veces que le pidas a Dall-E que lo reproduzca: variarán los detalles, pero no la base. Si el Crungus fuese una especie real, la replica respetando sus rasgos característicos.

“No me gusta lo parecidas que son todas estas imágenes de Crungus, una palabra que he inventado. ¿Por qué son tan similares? ¿Es el Crungus real? ¿He descubierto un críptico secreto?”, bromea @Brainmage: “No puedo encontrar nada remotamente como esto en Google. Y todas son tan similares. ¿Es esto real ahora por mi culpa? ¿Tiene el Gobierno un Crungus y la IA lo sabe?”

Lo cierto es que el efecto no ocurre solo con la palabra "Crungus". El generador de imágenes responde de una manera similar con otras palabras inventadas, como "frundus" o "fralsos". En todos los casos compone retratos fantásticos, con su peculiar estilo baconiano, manteniendo siempre una coherencia pasmosa entre las diferentes y delirantes recreaciones de su catálogo.

Todas comparten una característica, eso sí: como reconocía @Brainmage en Twitter, es mejor no comprobar el resultado a las tres de la madrugada, en cama y con toda las luces apagadas.

La peculiar estética de las creaciones de Dall-E Mini, con formas distorsionadas y un punto surrealista, se ha vuelto muy popular en los últimos meses. La clave: los resultados no alcanzan el nivel de Dall-E 2, pero el acceso es libre y su funcionamiento muy sencillo: llega con escribir una indicación, a modo de inspiración, y esperar a que haga su (espeluznante) trabajo.

Imagen de portada | Dall-E

Temas
Inicio