Compartir
Publicidad
Publicidad

VIA OpenBook, ultraportátil 'Open Source'

VIA OpenBook, ultraportátil 'Open Source'
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Junto con una presentación de los VIA Nano y un vistazo rápido por las placas micro y pico-ITX de VIA, toca hablar del producto que más podría cautivar al público en aquella tarde de la pasada semana. El VIA OpenBook es un ultraportátil que prentende dar una vuelta de tuerca al concepto de ‘ultraportátil’ que habíamos visto anteriormente en otros fabricantes.

Todo empezó con aquél Asus Eee hace cerca ya de un año, y tras él han venido un montón de fabricantes, cada uno con sus pros y sus contras, pero todos con un concepto en común: fabrico mi portátil y lo hago como yo quiero, con los componentes que yo quiero, y luego lo pongo en el mercado.

VIA quiere darle una vuelta a este concepto. El VIA OpenBook se venderá a OEMs como un dispositivo configurable, en el que será el fabricante el que decida qué componentes integrar y cuales no. En todos los casos funcionará con un procesador VIA (C7-M o Nano en un futuro) al que luego opcionalmente se le pueden agregar módulos adicionales, ya sean para una mayor conectividad (GPS, HSPA, WiMAX…), mayor capacidad o memoria RAM o lo que sea, pero siempre al gusto del fabricante.

VIA OpenBook

El VIA OpenBook es un ordenador de 9 pulgadas, con un diseño quizá algo sencillo pero bastante mejor que algunos otros ultraportátiles. Con un acabado gris, tiene dos cámaras integradas (una encima de la pantalla y otra en la parte de la carcasa) y un teclado bastante pequeño, y a mi parecer algo incómodo de utilizar (aunque también he de decir que mis manazas son algo grandes). La unidad que pudimos probar montaba un procesador VIA C7-M bajo Windows XP que se movía bastante bien a lo largo del sistema, y con el que pudimos visualizar una parte de un archivo de vídeo con calidad bastante decente, siempre teniendo en cuenta que la resolución ni siquiera llega a los 600 píxeles (los ficheros eran recodificados para adaptarse a esa resolución). Su batería de tres celdas ofrecía una autonomía total, dandole un uso medio, de unas tres o cuatro horas.

El ordenador es muy pequeño en comparación con los portátiles convencionales de 13 o 15.4 pulgadas, y de peso anda por la media (rondando el kilogramo). El diseño ya comenté anteriormente que ni es el peor ni es el mejor, y por los pocos minutos que pudimos probar el dispositivo, su rendimiento parecía bastante aceptable, aunque no pudimos probarlo en videojuegos.

Ya he comentado que la unidad que tocamos montaba un Via C7-M. VIA tiene previsto ofrecer a los fabricantes un OpenBook con procesadores VIA Nano, presumiblemente los modelos ‘U’ de bajo consumo (hasta 8 vatios TDP) para incrementar al máximo la batería. Ya comentamos que los Nano tienen un rendimiento de más del doble que los C7-M, con lo que la mezcla de OpenBook+Nano podría ser un rival muy a la altura de otros ultraportátiles que monten un Intel Atom.

VIA OpenBook

El precio estimado de este VIA OpenBook es de unos 300 o 400 euros, que no dólares, dependiendo siempre de los ‘extras’ que el fabricante quiera añadirle. Su fecha de lanzamiento al mercado aún no está concretada, pero teniendo en cuenta que los VIA Nano se presentarán sobre octubre o noviembre, posiblemente tengamos que esperar ya a 2009 para ver el OpenBook en el mercado.

En Xataka | VIA Pico-ITX, placas base de tamaño diminuto, VIA Nano, más información.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos