Compartir
Publicidad

Portátil Dell XPS M1330 con disco SSD, análisis (I)

Portátil Dell XPS M1330 con disco SSD, análisis (I)
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los equipos portátiles cada día ganan protagonismo en el hogar de muchos usuarios, bien como elemento de navegación web sentado en el sofá o desde cualquier rincón de la casa gracias a la proliferación de conexiones inalámbricas en los hogares en los últimos años, o bien como elemento que sustituye a un ordenador de sobremesa.

El tamaño de pantalla más usado es sin duda el de 15.4 pulgadas, y a partir de ahí uno puede escoger entre un equipo con monitor de 17 pulgadas, que supla perfectamente el sobremesa en cuanto a tamaño y comodidad, o portátiles verdaderamente preparados para llevar a todos lados con nosotros, en cuyo caso la pantalla se reduce a las 14, 13 o 12 pulgadas. Incluso podemos encontrar en el mercado potentes equipos con diminutas pantallas de solo 11 pulgadas.

Algunas personas asignan al portátil un papel secundario dentro de la casa, principalmente por temas de potencia y gráficos, además de disco duro. Si encima dispone de pantalla de tamaño reducido, pocos optan por usarlo como ordenador principal.

Pero no todos los pequeños modelos tienen por qué restarnos capacidades de proceso y trabajo. Un ejemplo es el portátil Dell XPS M1330, que en su versión más completa y cara cuenta con tarjeta gráfica dedicada, 2 GB de RAM, procesador Intel Core 2 Duo T7500 a 2.2 GHz, iluminación de la pantalla de tipo LED y disco SSD de 32 GB. Incluía además tarjeta ExpressCard para conectarnos a Internet mediante HSDPA. Eso sí, el precio ya sabemos que sube hasta los 2.500 euros.

En Xataka hemos podido probar una de estas unidades completas durante unas semanas, y a continuación os dejamos nuestras impresiones.

El equipo venía con el sistema operativo Windows Vista instalado, lo cual nos sirvió para comprobar qué tal se comportaba el portátil moviendo este sistema operativo. Lo contraproducente de este asunto es que es un sistema que come mucho espacio de disco duro, y ese precisamente es el principal pero de este equipo, el poco espacio del que disponemos debido a que optamos por la versión que solo monta una memoria flash de 32 GB, con lo que tras las instalación no vamos precisamente sobrados de espacio en disco.

Apariencia

El equipo era el modelo con acabado en rojo (hay otro de color negro), superficie mate y que a veces, si no llevas cuidado con la grasa de las manos, puede dejar huellas complicadas de quitar. En la caja también nos encontramos con una práctica bolsa de protección, justa pero sin estridencias y una batería extra de 9 celdas. No faltaba tampoco el cargador, de tamaño justo, con el cable quizás un poco corto y con una fuente de alimentación que se calentaba a nuestro parecer demasiado.

De este equipo destaca a primera vista, además de su color rojo y poco grosor, su teclado acabado en aluminio, así como los reposamuñecas. Al principio resultó extraño ese tacto bajo las yemas de los dedos, pero en unas horas estábamos perfectamente adaptados tanto a su tacto como al tamaño y recorrido de las teclas, realmente excelente.

P1030209.JPG
P1030210.JPG

Debemos nombrar también al touchpad como un elemento preciso y eficaz, que cuenta además con pequeñas barras de desplazamiento horizontal y vertical que durante el trabajo con documentos y navegando por Internet nos han resultado muy cómodos.

P1030206.JPG

En la parte superior del teclado dispones de unas cuidadas teclas de control multimedia, de sonido y para expulsar los discos de la unidad óptica, que es de tipo slot, todo un acierto. Lo interesante de estos controles es que son táctiles y muy precisos. Quedan perfectos integrados en la carcasa de aluminio del ordenador portátil Dell XPS M1330.

El peso del equipo se sitúa en unos muy buenos 1.8 kg.

Pantalla

Siguiendo con el recorrido visual por el ordenador portátil, nos topamos en la parte de arriba de la pantalla con una webcam integrada de 0.3 megapíxeles y micrófono con reducción del ruido para tareas de VoiP. En las pruebas nos han dado también muy buenos resultados.

Los altavoces son ya más normales, quizás hubiera estado bien, dado el precio del equipo, incluir alguna mejora y tecnología para que el sonido como mínimo se comportara como en el Asus con altavoces Altec que probamos hace poco en Xataka.

Mención aparte merece la pantalla, que en el modelo que nos prestó Dell cuenta con iluminación White-LED, lo que le da unos niveles de brillo asombrosos. Se ve realmente bien, incluso en condiciones de luminosidad externa fuerte.

En cuanto a la resolución de la pantalla de 13.3 pulgadas, es de 1280x800.

Conectividad

Aquí el Dell M1330 nos dio una de cal y otra de arena. Si bien cuenta con una salida HDMI, perfecta para conectar el equipo a un televisor o pantalla FullHD, y con una IEEE-1394, además de la VGA, y lector de tarjetas SD y Memory Stick, los puertos USB nos resultaron muy escasos. Solamente dos de ellos, uno a cada lado del equipo, no da muchas posibilidades, por lo que si los sueles usar mucho (yo por ejemplo los tengo casi siempre ocupados con gadgets que recargo vía USB) se hace imprescindible un hub que nos amplíe las posibilidades. Los hay por cierto bastante compactos.

P1030202.JPG
P1030203.JPG
P1030205.JPG

El portátil dispone en la parte frontal de dos tomas de auriculares y una para micrófono.

Mañana seguiremos con el análisis de este equipo al que no le falta de nada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio