Compartir
Publicidad
¿Por qué este MacBook Pro de 2012 sigue vendiéndose tan bien?
Ordenadores

¿Por qué este MacBook Pro de 2012 sigue vendiéndose tan bien?

Publicidad
Publicidad

La gama de ordenadores portátiles de Apple ha evolucionado de forma patente en los últimos años y hay dos pilares fundamentales sobre los que se han asentado los nuevos diseños. En primer lugar, la delgadez, y en segundo, el uso de pantallas Retina.

Sin embargo existe una anomalía en ese catálogo de Apple: el MacBook Pro de 13 pulgadas no Retina (modelo MD101Y/A en nuestro país) que se lanzó en 2012 sigue vendiéndose muy bien a pesar de su pantalla de resolución "limitada", la escasez de memoria RAM o unos procesadores que se han quedado desfasados. ¿Cuál es el secreto de estos portátiles y qué nos indica lo que está pasando?

Un MacBook diferente

El célebre desarrollador Marco Arment -creador, por ejemplo, de Instapaper- se preguntaba lo mismo recientemente y daba una respuesta clara. La gente sigue comprando este MacBook a pesar de su pantalla de 1.280 x 800 píxeles, de su peso de 2,06 kg, de su frosor de 24,1 mm o de su viejo disco duro de 1 TB a 5.400 rpm. Y los motivos son contundentes.

Macbook5

En primer lugar, es el único MacBook que aún se vende con unidad SuperDrive, algo que puede resultar especialmente clave para los que siguen disfrutando de su colección de DVDs en este equipo. Pero además es también el único con puerto Gigabit Ethernet y puerto FireWire 800.

No solo eso: es también el único portátil de Apple que ofrece la capacidad de ampliar la memoria RAM de forma sencilla, y también es sencillo cambiar el disco duro incluido por una rápida unidad SSD. De hecho la propia Apple se ha adaptado a los tiempos y ofrece configuraciones con este tipo de unidad en su tienda online.

La delgadez no lo es todo

Todas estas características demuestran que hay ciertos componentes y opciones que siguen siendo muy valoradas por parte de los usuarios, y eso explica el hecho de que a pesar de su veteranía el precio de este MacBook Pro está en línea con el de los nuevos modelos: parte de los 1.199 euros, algo asombroso en un equipo que se puso a la venta hace más de tres años. Incluso ben servicios de venta de productos de segunda mano es difícil encontrarlo por menos de 800 euros.

Macbook2

Esta "anomalía" demuestra algo importante: que las tendencias no lo son todo, y que esa obsesión por la delgadez que persiguen la mayoría de portátiles del mercado no siempre coincide con las necesidades reales de un segmento significativo del mercado.

Reducir las dimensiones y peso de estos equipos es un logro notable para muchos escenarios -el MacBook Air fue toda una revolución- pero eso no significa que no haya que contemplar otras opciones para cierto tipo de usuarios que valoran por ejemplo la presencia de la ranura Ethernet o incluso la de un lector/grabador de DVDs.

Algunos quieren portátiles gorditos

Apple a menudo se ha guiado por ese principio del "menos es más" en sus productos. El MacBook que presentó el año pasado fue una sopresa interesante que no obstante demostró que el mercado aún no estaba preparado para ese salto.

Macbook3

Como vimos en nuestro análisis, su delgadez extrema era admirable, pero no lo era la decisión de incluir un procesador muy limitado y sobre todo la de no ofrecer más que un puerto USB-C para realizar tanto la carga como la conexión de diversos dispositivos.

Es probable que la segunda iteración de los MacBook supere con mucho a esa primera versión -ocurrió con los MacBook Air originales de 2008, por ejemplo-, y también es probable que otros fabricantes con equipos basados en Windows también ofrezcan modelos que sigan esa tendencia de ligereza y delgadez máximas.

Macbook6

Sin embargo para muchos seguirá teniendo valor el poder tener una buena ristra de puertos de conexión o esa capacidad de ampliar y modificar componentes que permite a los usuarios más exigentes extender la vida útil de sus equipos. Quizás Apple lo entienda y lance un MacBook Pro con pantalla Retina que también cuente con puerto Ethernet y unidad SuperDrive (¿con soporte Blu-ray?): ese sería un buen guiño al pasado, pero también al futuro. Al menos a uno en el que no todo es ultradelgado, ¿qué os parecería?

En Xataka | Nuevo MacBook: pasen de uno en uno por su único puerto (o por caja)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos