Compartir
Publicidad

MSI Wind

MSI Wind
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A pocos días del lanzamiento del Asus Eee en España ya conocemos las especificaciones de otro de sus rivales, el MSI Wind, que intentará introducirse en el cada vez más competitivo mercado de los ultraportátiles.

Lo hace con unas prestaciones bastante interesantes, las cuales, para ser valoradas correctamente, tendrán que compararse junto al precio, el dato que todavía no se conoce de este ordenador. Por tanto, de momento no podemos clasificarlo dentro de la gama de ultraportátiles baratos, sino simplemente de ultraportátiles.

De momento, por eso, nadie ha conseguido cumplir esa promesa que flotaba en el aire de ordenadores a 200 dólares, que se presentaban como el futuro y que todavía no nos han llegado. El MSI Wind, previsiblemente, se situará lejos de este precio.

Procesador

El ultraportátil de MSI apuesta directamente por la gama de procesadores Atom de Intel, con un procesador a 1.6 GHz, alejándose de los VIA o de los Celeron que ofrecen el de HP y el de Asus.

Esto le permite, presumiblemente, ofrecer una buena velocidad y un menor consumo de batería, de la que se decía que podría llegar a ofrecer una autonomía de 7 horas, aunque según algunas pruebas se quedaba en 2.5. Estoy convencido que cuando lancen el modelo final este número aumentará, al menos, hasta las 5 horas, aunque habrá que esperar a ver el modelo definitivo.

La tarjeta gráfica será un modelo integrado de Intel, el GMA 950, muy similar a la del Asus Eee. Por tanto, nada espectacular, pero suficiente para las funciones que tienen que desarrollar este tipo de portátiles.

La memoria RAM de la que dispone es de 1 GB, estándar y suficiente para este ordenador, donde no ejecutaremos tareas intensivas en el uso de RAM.

MSI Wind

Pantalla

¿Dónde situamos el límite de un ultraportátil? En cualquier caso, los dos modelos del MSI Wind, tanto el de 8.9 pulgadas como el de 10 pulgadas entran en esta gama, aunque este último se empiece a acercar al límite.

Ambos modelos ofrecen la misma resolución, 1024 x 600 píxeles, la misma que el Asus Eee y algo más reducida que la del HP MiniNote. Se hubiera agradecido que, al menos en el modelo de 10 pulgadas la hubieran aumentado algo más, pues se queda un poco justa.

Al menos la pantalla está iluminada con LEDs, lo que mejora la calidad de la visualización y permite reducir el consumo de energía, algo básico en este tipo de ordenadores.

Disco duro

Sorprendentemente, MSI ha optado por no incluir un disco SSD en su ultraportátil y lanzarlo directamente con un disco duro de 80 GB, una opción que ofrecen otros fabricantes, aunque lo más habitual suele ser disponer de modelos más baratos con escaso espacio de almacenamiento.

Esto resultará interesante para los que necesitan bastante espacio de almacenamiento, aunque no creo que este sea el objetivo de estos ordenadores. Además, lo hace más vulnerable a caídas o pequeños golpes. Teniendo en cuenta que dispone de un lector de tarjetas SD deberían haber ofrecido ambas opciones.

Conexiones

Como no podía ser de otro modo, el MSI Wind dispone de conectividad Wi-Fi, compatible con 802.11g. Lo que se echa de menos, igual que en casi todos los modelos del resto de fabricantes, es el Bluetooth, aunque parece ser que podrá añadirse opcionalmente.

También incluye un puerto Ethernet, salida VGA, entrada de micrófono y salida de línea y 3 puertos USB 2.0. Pocas diferencias con el resto de ultraportátiles.

En todos los modelos viene integrada una cámara en la pantalla con una resolución de 1.3 megapíxeles, más que suficientes para realizar videoconferencias con buena calidad.

MSI Wind

Sistema operativo

Otro de los aspectos en que el MSI Wind se desmarca de sus rivales es el sistema operativo. Mientras los otros suelen ofrecer Linux y, opcionalmente, alguna versión de Windows, MSI opta directamente por preinstalar Windows XP en todos los modelos.

Este puede hacer encarecer un poco el precio final, pero dará más confianza a una gran mayoría de usuarios que están acostumbrados a su uso, y que no conocen Linux.

Conclusiones

El MSI Wind resulta un competidor interesante en el campo de los ultraportátiles, saliéndose un poco de la norma establecida en otros modelos. El hecho de que funcione con procesadores Atom implica que no lo veremos, al menos, hasta que estos estén en el mercado, en pleno verano.

Respecto al peso del ordenador, que se sitúa en los 1.2 kilos, resulta algo más elevado que en otros modelos, debido al uso de un disco duro, aunque habrá que ver si el modelo de 10 pulgadas mantiene también este mismo peso, lo que no estaría nada mal.

Como ya hemos comentado, será necesario conocer el precio de los distintos modelos para poder valorar correctamente a este portátil y saber si puede presentarse como alternativa, aunque si juzgamos solo por sus especificaciones hay que afirmar que sí.

Se presenta una segunda mitad de año más que interesante en el campo de los ultraportátiles, a los que seguiremos dedicando una atención especial.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos