Compartir
Publicidad

Mountain NextGen i7, videoanálisis

Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De los llamados Intel ‘Nehalem’ llevamos oyendo cosas desde hace meses. Su presentación finalmente se hizo oficial hace un mes, y ya hemos explicado prácticamente todo lo que hay que saber de ellos, así como las mejoras y actualizaciones que traen desde el punto de vista teórico.

Ahora ya podemos decir que hemos probado un Intel Core i7, más concretamente el Mountain NextGen i7. Se trata de una empresa española que no fabrica como tal, sino que monta todos los componentes y envía el producto final, terminado, al usuario. Pero no monta el equipo, simplemente, sino que trabaja algo más. Vamos a verlo.

En el caso del NextGen i7 de Mountain, trae los siguientes componentes:

  • Caja Antec P180.
  • Placa Asus P6T, con chipset Intel X58.
  • Microprocesador Intel Core i7 920, 2.66 Ghz.
  • Memorias Kingston, 3×2GB DDR3 1300 MHz, 6 GB DDR3 en total.
  • Tarjeta gráfica Asus ENGTX28, una NVidia GeForce GTX 280.
  • Lector/grabador HD-DVD y Blu-Ray de LG
  • Dos discos duros Seagate Barracuda ST3500320AS, 7200 rpm, 500 GB cada uno montados en RAID 0.
  • Fuente de alimentación de 850 vatios.

Mountain monta todos los componentes y, aquí viene la diferencia, realiza un conjunto de pruebas sobre el producto final de cada cliente. Instala los sistemas operativos y ejecuta algunos tests para medir si el rendimiento que ofrece ese producto concreto satisface unos mínimos, determinados por la propia Mountain. En esta etapa pueden observar, por ejemplo, si hay algún componente defectuoso que está empeorando la potencia del sistema, y con ello pueden sustituirlo antes de enviárselo al cliente. A éste le envían una serie de tablas imprimidas mediante el software Everest Ultimate para certificar que, efectivamente, todos esos componentes son los que se han montado en su equipo.

Pero además de esto, algo bastante más importante: el montaje es casi perfecto. Como podéis ver en las fotos al final de esta entrada, tomadas según recibí el producto, todos los cables son retirados a lugares de la caja donde no estorban los flujos de aire que refrigeran la máquina, con lo que al abrirla sólo encontraremos los componentes hardware y amplios espacios de aire que mejorarán las temperaturas de cada componente.

Vamos a dividir este análisis en tres entradas. La primera, esta que estáis leyendo, es una descripción de las características y unas primeras impresiones de los componentes, el hardware, bastante impresionante. La caja, una Antec P180, tiene notables diferencias respecto de una caja genérica, y el acabado es magnífico. Por dentro, la composición de los diferentes espacios para almacenar cada componente es también muy diferente al de una caja de gama baja o media.

En las próximas dos entradas vamos a tratar, respectivamente, pruebas sobre varios juegos de última generación, y programas de benchmarking, así como unos pequeños apuntes sobre el overclock de este Core i7 920. En esta última entrada además daremos unas conclusiones sobre el sistema en general, su comportamiento en el propio sistema operativo y unas breves indicaciones sobre cómo funciona el sistema de overclocking.

En Xataka | Sobremesa Mountain NextGen i7, primeros con Intel i7.

Más información | Mountain.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos