Linux ya es usable en los Mac mini M1, pero con peros: los gráficos aún van 'cojos' sin aceleración hardware

Linux ya es usable en los Mac mini M1, pero con peros: los gráficos aún van 'cojos' sin aceleración hardware
64 comentarios

Ya es posible usar Linux de forma nativa en los Mac con el chip M1. Lo han demostrado los responsables de Corellium, que acaban de mostrar cómo uno de los nuevos Mac mini basados en estos chips era capaz de arrancar con una distribución de Ubuntu ARM.

El logro es notable y hace que Corellium adelante a Asahi Linux, el otro gran proyecto que tenía ese objetivo. Aún así el soporte no es total, y precisamente uno de los escollos más importantes es en el que ese segundo esfuerzo podría acabar llevándose la victoria definitiva. Ese escollo no es otro que el soporte de los gráficos integrados del chip M1: por ahora no hay aceleración hardware para los gráficos, solo renderización por software.

Esto es (esperemos) solo el principio

Chris Wade, CTO de Corellium, publicaba en Twitter un par de imágenes en las que se veía cómo había iniciado el asistente de instalación de la última distribución de Ubuntu, que como señalaba en su mensaje está preparada para correr en el Mac mini M1 gracias a su versión ARM, que es en realidad la misma utilizada en las Raspbery Pi, también basada en un chip ARM.

En su mensaje Wade explicaba cómo el sistema era "completamente usable", señalando que también se soportaba la conectividad de red gracias a un adaptador USB-C. El código fuente para lograr algo así ya está disponible en su repositorio de GitHub, y dará a otros la oportunidad de lograr utilizar Linux en sus Mac basados en el chip M1.

Ese soporte no es del todo completo, no obstante, y existe una limitación importante: toda la carga gráfica no se beneficia de la potente tarjeta gráfica integrada en los chips M1, sino que se renderiza por software, sin aceleración hardware.

Eso hace que en muchos escenarios puedan plantearse serias limitaciones, pero desde luego es un logro importante que parece demostrar que Linux se puede usar en estas máquinas aunque las prestaciones no sean las que se obtienen con macOS.

Precisamente para tratar de dar soporte a los gráficos integrados es necesario desarrollar un controlador que habilite toda esa potencia. Los avances aquí parecen mayores por parte del equipo de desarrolladores de Asahi Linux, el otro gran esfuerzo por lograr que Linux pueda ser instalado y utilizado de forma nativa en estos equipos, y no a través de la virtualización.

Hay cierta tensión entre ambos proyectos por la forma de resolver el soporte de Linux en los Mac M1, pero puede que el código de Corellium sirva también para que el esfuerzo de Asahi progrese. Lograr desarrollar un controlador del chip gráfico de estos equipos es muy complicado, pero ya vimos cómo ha habido avances en este sentido y desde luego estos hitos son prometedores.

Temas
Inicio