Hay gente que está quitándole la pantalla al MacBook Pro para convertirlo en un sorprendente PC. Y tiene sentido

Hay gente que está quitándole la pantalla al MacBook Pro para convertirlo en un sorprendente PC. Y tiene sentido
52 comentarios

No hace mucho apareció en la oficina de patentes una de Apple en la que la compañía adaptaba una vieja idea —poco patentable, creemos—: la de un teclado que fuese un ordenador. Eso ya lo hacían en los 80 los Spectrum, los Amstrad o los Commodore 64.

El caso es que en realidad Apple ya tiene algo así, porque a los MacBook se les puede "decapitar" para quitarles la pantalla y que actúen como PCs que conectar a un monitor. Cada vez más gente lo está haciendo, y la propuesta tiene mucho sentido en un escenario en particular.

Reciclando MacBooks con la pantalla rota

Ese escenario es claro: cuando a un MacBook se le rompe la pantalla —por ejemplo, por algún golpe— probablemente pueda seguir funcionando como PC .

Un usuario en Twitter destapaba una curiosa tendencia que había detectado: la de que cada vez más gente compraba un MacBook Pro sin pantalla para usarlo como una especie de Mac mini.

Uno que además ya tiene su teclado y su trackpad integrado, adema´s de unos buenos altavoces. El precio de estos equipos en sitios con productos de segunda mano es además normalmente mucho más interesante que el de los equipos completos porque mucha gente los da por perdidos, pero en realidad se pueden seguir aprovechando como PCs de sobremesa.

Esta idea es de hecho una adaptación del modo de trabajo de millones de personas: se compran un portátil, pero lo usan como PC de sobremesa conectándolo a un monitor externo e incluso a un ratón y teclados con los que se sienten más cómodos.

Incluso cierran la tapa del portátil y no la usan como pantalla secundaria, lo que da versatilidad porque cuando quieran pueden desconctarlo todo y llevarse el portátil a otro lado para usarlo sin problemas.

En The Verge experimentaban con esa idea, aunque lo hacían más por la curiosidad de convertir un equipo portátil —con pantalla funcional—  en un curioso PC que poder llevar por ejemplo al salón para usar una Smart TV donde ver la salida de pantalla por streaming.

Jugueteaban con el término "slabtop" ('slab' es una superficie plana y de cierto grosor, una losa o bloque en inglés), y contaban como se pierden ciertas cosas (la webcam, por ejemplo) pero la propuesta da más libertad y portabilidad que la de un portátil convencional.

Comprar un portátil con pantalla funcional para luego hacer algo así parece algo extraño y hasta absurdo, pero desde luego la idea sí tiene sentido cuando es posible encontrar ordenadores como el MacBook Pro con la pantalla rota por mucho menos de lo que costarían completos. Utilizarlos luego como esa especie de "Mac mini" es desde luego interesante y permite dar una nueva vida a estos equipos.

La idea no es como decimos especialmente novedosa y a buen seguro habrá gente que ya lo había pensado. De hecho no es exclusiva de los MacBook, y es perfectamente factible hacer lo mismo en portátiles basados en Windows, así que si estáis a la caza de un PC barato, quizás os apetezca no buscar un PC como tal, sino un portátil con la pantalla rota.

Vía | iOS Hacker

Temas
Inicio