Compartir
Publicidad

Gigabyte T1005, primeras impresiones de este nuevo netbook convertible con pantalla táctil

Gigabyte T1005, primeras impresiones de este nuevo netbook convertible con pantalla táctil
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el curioso multipropósito T1125N y el tablet PC S1080 con Windows 7, cerramos el repaso a las novedades de Gigabyte para esta temporada con el análisis previo del dispositivo probáblemente menos llamativo, el T1005, un netbook convertible con pantalla táctil.

Pese a que no suele tener mucho éxito en el mercado netbook, Gigabyte apuesta de nuevo por el formato convertible con el T1005. El resultado, aunque con algunos brillos en el apartado de conexiones y una configuración algo más potente que la media de netbooks, queda empañado por unas dimensiones demasiado voluminosas y un diseño que casi podría presumir de Vintage.

¿Táctil o no táctil? he ahí la cuestión

Como os adelantábamos, el Gigabyte T1125N es un netbook formato convertible. En otras palabras, su pantalla gira sobre si misma y se pliega para acabar en una configuración similar a la de un táblet. En esta tesitura, no podemos evitar dejar de darle vueltas a si realmente aporta beneficios el incluir una pantalla táctil, por muy capacitiva que sea, si a cambio tenemos que incrementar el grosor del ultraportátil hasta unos nada ultraportátiles 41.4 milímetros.

Gigabyte T1005

Si, como ocurría con el T1125N y el PC S1080, Gigabyte apunta a un mercado profesional con pocas concesiones al diseño y necesidad de usar aplicaciones Windows, quizá el T1005 tenga algún sentido. La pantalla táctil responde con fluidez, pero seguimos considerando que Windows 7 no es ni mucho menos la panacea de los interfaces táctiles y el sacrificio en portabilidad es excesivo.

Estéticamente, el T1005 no es atractivo. La batería de seis celdas sobresale muy antiestéticamente del equipo y la elección de materiales no ayuda mucho. El equipo mide 265 × 214 × 41.4 milímetros y pesa 1.48 kilos. La pantalla, de 10.1 pulgadas, es LCD-LED y su resolución es de 1366 × 768 píxeles.

Conexiones buenas. Prestaciones en la media

A nivel de puertos, el Gigabyte T1005 añade algunos extras interesantes a lo habitual en los netbook. Aparte de un USB 2.0, encontramos un USB 3.0 y un combo USB / eSATA que pueden resultar inteersantes para determinados usuarios. Lamentáblemente, no hay HDMI. Tan sólo el clásico VGA, acompañado de ethernet y las conexines habituales de audio.

Gigabyte T1005

Internamente, el T1005 integra procesador Intel Atom N570 a 1.66 Ghz, hasta 2GB de RAM, y disco duro de 250GB. La gráfica es una Intel GMA 3150 integrada. Todo ello puede estar regado con los sistemas operativos Windows 7 Starter o Windows 7 Home.

Gigabyte T1005M. La opinión de Xataka

El nuevo netbook convertible de Gigabyte no hace sino confirmar nuestra opinión de que los dispositivos con pantalla abatible para simular un tablet son una idea muy superada ya, salvo en casos y usuarios muy, muy concretos.

Gigabyte T1005

En este sentido, el T1005 tiene algunas buenas ideas, como la incorporación de USB 3.0 y eSATA, pero tenemos dudas de que ambas conexiones sean suficientes como para marcar la diferencia. Eso por no mencionar el diseño soviético que aquí duele bastante más que en, por ejemplo, el T1125N. Si lo que queremos es un netbook, hay mejores opciones. si lo que queremos es un tablet con Windows 7, el Gigabyte PC S1080 es mucha mejor elección, tanto a nivel de puertos (también incorpora USB 3.0) como en cuanto a capacidad de disco duro (320GB).

El T1005 sale a la venta en mayo a un precio de 559 euros.

Más información | Gigabyte

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos