Compartir
Publicidad

Estas son las desventajas de Windows 10 en ARM frente al Windows 10 para plataformas x86/x64

Estas son las desventajas de Windows 10 en ARM frente al Windows 10 para plataformas x86/x64
60 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El pasado mes de diciembre Microsoft presentó por fin los primeros portátiles basados en Windows 10 para ARM. El Snapdragon 835 era el protagonista de esos convertibles que estarán disponibles muy pronto, pero nunca acabó de quedar claro hasta dónde podríamos llegar con ellos. ¿Tiene Windows 10 para ARM las mismas opciones que nuestro Windows 10 convencional para procesadores de Intel y AMD x86/x64?

La respuesta ha llegado ahora tras filtrarse los detalles de una plataforma que en esencia permitirá hacer buena parte de lo que hacemos en un PC de sobremesa o portátil convencional, pero hay algunas limitaciones destacables que harían desaconsejable esos equipos en ciertos escenarios.

Limitaciones relevantes, pero no críticas

El documento filtrado por Paul Thurrot ha permitido descubrir cuáles son las grandes diferencias de esa plataforma que Microsoft ofrece como alternativa a Windows 10 tradicional en micros x86/AMD64/x64.

Como explicábamos entonces, los desarrolladores no tendrán que hacer nada adicional para que sus aplicaciones funcionen sobre ARM, ya que la emulación funcionará sobre paquetes EXE y MSI de forma nativa. Aún así, no todas lo harán:

  • Solo controladores ARM64: aunque es posible ejecutar aplicaciones x86, no será posible usar controladores x86. No es un problema demasiado serio sobre todo para periféricos y componentes de los últimos tiempos, pero puede que algún dispositivo o componente antiguo sin controladores de 64 bits nos ponga problemas.
  • Nada de aplicaciones x64: en Microsoft están trabajando en ese soporte de aplicaciones de 64 bits para que funcionen sobre el emulador de esta versión de Windows 10 para ARM, pero de momento solo tendremos acceso a las aplicaciones x86 (32 bits).
  • Juegos y aplicaciones y OpenGL: solo se podrán ejecutar aplicaciones y juegos que usen OpenGL si la versión usada es anterior a la 1.1 y si no necesitan obligatoriamente soporte de aceleración hardware para esas librerías OpenGL. Curiosamente los juegos que hagan uso de tecnologías anti-tramposos no funcionarán.
  • Mal para quienes personalizan Windows: si usas aplicaciones que modifican los métodos de entrada o tecnologías de asistencia podrías tener problemas, ya que esas aplicaciones no funcionarán bien en Windows 10 para ARM. Tampoco aquellas que incluyen extensiones para el Shell de Windows (menús contextuales). En esos casos se necesitan versiones compiladas nativamente para ARM.
  • Cuidado con aplicaciones nativas para Windows Phone: las aplicaciones y juegos desarrollados para Windows Phone también podrían tener problemas de funcionamiento en estos equipos y por ejemplo podrían mostrarse con una orientación incorrecta o con errores en la disposición de la interfaz de usuario.
  • No se soporta Hyper-V: la virtualización con esta tecnología de Microsoft no está soportada.

Aún con esas limitaciones, es probable que la mayoría de los usuarios no encuentren problemas en su día a día si se deciden por este tipo de equipos.

Miix

Para compensar esas deficiencias tenemos dos grandes ventajas, además. La primera, la de que serán equipos "conectados" en todo momento gracias a la integración de conectividad 4G/LTE. La segunda, la de unas autonomías de batería que al menos sobre el papel son increíbles y que podrían hacer que pudiéramos usar estos equipos durante 20 horas sin volver a cargarlos.

Ahora queda por ver cómo de importantes son esas desventajas y si esas promesas se cumplen, algo que podremos hacer en cuanto los primeros equipos estén a la venta y podamos analizarlos en profundidad. Estaremos muy atentos, os lo aseguramos.

Vía | The Verge

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos