Compartir
Publicidad

Computex deja al PC tradicional algo arrinconado y se centra en los All-In-One

Computex deja al PC tradicional algo arrinconado y se centra en los All-In-One
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este año Computex ha sido escenario de lanzamientos importantes, pero entre ellos no había nada especialmente destacable en el segmento del PC tradicional. Las "cajas" ya no parecen tener demasiado interés salvo para quienes se montan su propio ordenador, y las apuestas de varios fabricantes han ido por otro lado.

Es el caso de HP o Dell, que aparte de renovar su catálogo de portátiles han lanzado varios equipos en formato All-In-One o Todo-en-Uno cómodos, atractivos y accesibles. Y en uno de los casos, con una llamativa filosofía modular.

Las cajas son para otros usuarios

Parece que en Computex los fabricantes han asumido que quienes acceden a equipos montados en caja prefieren comérselo y guisárselo todo ellos, porque aunque ha habido propuestas, éstas han estado ensombrecidas por los equipos en formato All-In-One y, claro está, por todo tipo de portátiles y convertibles.

Obelisk

Estas propuestas son relevantes para quienes le dan prioridad al ahorro de espacio (y cables) y no necesitan grandes prestaciones, y aquí es cierto que los fabricantes tienen la excusa perfecta para tratar de aportar sorpresas en el ámbito del diseño ya que en el de la potencia bruta suelen tener poco que ofrecer.

Es curioso cómo las cajas han dejado de ser gradualmente menos y menos publicitadas por los fabricantes, que quizás asuman que quien quiere un PC de altas prestaciones prefiere montárselo a medida de principio a fin.

Los desarrollos de fabricantes como HP, Dell, Lenovo o ASUS en este sentido son interesantes y de hecho la propia HP lanzó al mercado sus OMEN Obelisk con el propósito de atraer a los gamers que se montan sus PCs, pero parece claro que es difícil acertar con estos usuarios, que en muchos casos tienen necesidades y presupuestos muy diferentes.

Es ahí donde entran estos All-In-One, dirigidos a un sector menos ambicioso y exigente en cuanto a prestaciones y que busca otros elementos en un ordenador personal. Tanto Dell como HP tienen sus propias ideas al respecto y las han mostrado en Computex. Veámoslas.

Dell a por las pantallas sin marcos

Dell presentaba sus Inspiron 24 5000 AIO y sus Inspiron 27 7000 AIO, y en ambos el protagonismo se lo llevaba la pantalla InfinityEdge, que emula las de sus portátiles y permite "esconder" los marcos haciéndolos especialmente reducidos.

Dell1

En su parte superior estos Todo-En-Uno cuentan además con una webcam retráctil que está escondida en el chasis a no ser que vayamos a utilizarla, una medida más que interesante para proteger la privacidad.

El apartado multimedia era también protagonista aun cuando las pantallas contaban tan solo con resolución Full HD. En la parte baja sí tenemos una zona dedicada exclusivamente a los altavoces, y el diseño, como reconocía la propia Dell, se aleja de los All-In-One tradicionales y hace que estos equipos parezcan más televisores que otra cosa.

Dell2

A pesar de su llamativo aspecto, con estos equipos ocurre lo mismo que en la inmensa mayoría de All-In-One: el diseño puede imponer ciertos sacrificios en cuanto a prestaciones, y contamos con un hardware propio de portátiles que eso, tiene opciones de personalización interesantes.

En el caso de los Dell partimos de un Core i3 con 8 GB de RAM, pero podremos configurar el equipo con hasta Core i7 y hasta 32 GB de RAM. Las cosas no son tan llamativas en el apartado gráfico, donde como mucho podremos optar por una GeForce MX110, pero aún así quienes busquen ahorro de espacio, buen diseño y prestaciones modestas tienen aquí a un candidato curioso.

HP plantea un All-In-One modular

Más interesante era la apuesta de HP, que en su Mini-in-One Display iba a un concepto distinto y separaba ese ciclo habitual de refresco y actualizaciones del hardware de los PCs mientras mantenía las ventajas de los Todo-en-Uno.

Hp4

La solución de HP consiste en un monitor ed 23,8 pulgadas que tiene una ranura en la parte posterior donde puedes insertar un Mini PC de HP. Si quieres ampliar la RAM o el almacenamiento basta con sacar ese "cartucho", hacer los cambios que desees y volver a insertarlo.

Si la actualización es más importante y quieres cambiar de procesador y placa base tendrás que deshacerte del catucho antiguo y comprar un nuevo Mini PC que "insertar" en el monitor, pero al menos seguirás conservando el monitor para tener ese equipo Todo-En-Uno siempre disponible.

Hp10

La propuesta de HP es llamativa porque el coste de esa pantalla con la bahía para el Mini-PC no es elevado (279 dólares cuando salga en agosto, eso sí, sin Mini PC incluido), y puede ser una alternativa muy interesante para quienes buscan ahorro de espacio. Se trata de una pantalla 1080p a 60 Hz con un interruptor de privacidad para la webcam y micrófono dual.

Hay desde luego opciones claras en este mercado. Los PCs de pequeño formato incluso se pueden montar en monitores con soportes que sigan el estándar VESA, y hay Mini PCs como los NUC y otros que los propios usuarios se montan ellos mismos que también ocupan muy poco espacio.

Hp9

La ambición de HP aquí es la de ofrecer una propuesta que ahorre cables y molestias y facilite ese acceso a un equipo con buenas prestaciones sin que nos compliquemos demasiado la vida. Los All-In-One son sin duda eso: una buena alternativa para cierto sector de usuarios, y en Computex 2019 parece claro que ese mercado tiene recorrido.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio