Publicidad

Colocar la GPU de los Surface Book en el teclado es una genialidad de Microsoft. ¿Por qué?

Colocar la GPU de los Surface Book en el teclado es una genialidad de Microsoft. ¿Por qué?
187 comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer Microsoft nos dio unas cuantas sorpresas. La mayor de todas, sin duda, fue el nuevo Surface Book, un portátil convertible que se convierte en el primer dispositivo de esta clase que Microsoft fabrica en toda su historia.

El producto cuenta con muchos puntos de interés, pero uno de los que apenas se ha hablado es el de su teclado, que ofrece una estupenda disposición del teclas, un touchpad de gran tamaño, una batería auxiliar y, atención, una GPU dedicada de NVIDIA. Y aquí está la magia, amigos míos.

No actualices tu portátil, actualiza tu teclado

La CPU forma parte de la parte "tablet" de este desarrollo, y eso hace que lógicamente podamos utilizar esa pantalla desacoplada del teclado sin problemas. La autonomía se reduce (las 12 horas de las que hablaba Microsoft son para el conjunto de teclado y pantalla), y no contamos con esa potencia adicional de la gráfica dedicada, pero la razón es simple:

Teclados actualizables.

Ahí lo tenéis: al separar la GPU dedicada de la pantalla Microsoft tendrá la capacidad de lanzar al mercado nuevos teclados en los que la GPU sea aún más potente y se adapte a nuevas generaciones de núcleos de NVIDIA (o quizás de AMD, quién sabe). De momento no se conoce el modelo exacto de GPU integrado, y ni NVIDIA lo aclara en su anuncio oficial, destacando solo que se trata de un procesador de la familia Maxwell.

Veremos cuándo conocemos ese dato -las apuestas parecen apuntar a una GTX 960M, pero quizás habría que ser menos optimistas y pensar en una GTX950M o quizás una GTX860M-, pero lo que realmente es destacable es esa posibilidad de lanzar al mercado nuevos teclados que refuercen la potencia gráfica de estos dispositivos cuando los conectemos a la pantalla. No solo eso: las mejoras también se podrán apreciar incluso en mayores baterías auxiliares o en nuevos puertos de conexión como ese USB-C que de momento Microsoft ha decidido no aprovechar en estas máquinas.

Queda por ver si aprovecha esa opción, pero esa independencia de teclado y pantalla da pie a muchas e interesantes posibilidades. La modularidad es más que bienvenida, y esta concepción de producto de Microsoft ofrece esa posibilidad.

En Xataka | Nuevos Lumia, Surface Book y más: éstas son las novedades de Microsoft

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir