Volkswagen pretendía dominar el mercado con un coche eléctrico a 20.000 euros. Ya admite que es imposible

Volkswagen pretendía dominar el mercado con un coche eléctrico a 20.000 euros. Ya admite que es imposible
75 Comentarios

Dominar el mercado con un coche asequible para todos los públicos es cosa del pasado. Volkswagen pretendía alcanzar esta posición con su Volkswagen ID. 3, el nuevo Golf eléctrico. No lo ha conseguido y tampoco lo hará con su Volkswagen ID.2. Al menos, al precio deseado.

El (nuevo) coche del pueblo. Volkswagen tiene el honor de llevar en su propio nombre lo de "el coche del pueblo". Durante su historia, ha conseguido vender más de 15 millones de unidades de su Escarabajo y más de 35 millones de su Volkswagen Golf. El coche eléctrico puede marcar un antes y un después en la historia del automóvil. Y Volkswagen quería estar ahí con su ID.3, un coche que siempre se ha vendido como "el nuevo Golf".

Sin embargo, la firma germana venía apuntando a 2025 como un año vital en su futuro. El lanzamiento del Volkswagen ID.2, un modelo urbanista por debajo de los 20.000 euros tendría que convencer a todos aquellos que aseguran que el coche eléctrico sigue siendo demasiado caro e inaccesible. Finalmente, esto no podrá darse.

"Chica, ¿qué dices?". Esto, pero con otras palabras, ha respondido Thomas Schäfer, nuevo responsable de Volkswagen (tras la salida de Herbert Diess), al medio alemán electrified. "Si observas los aumentos de precios, puedes pasar rápidamente de los deseables 20.000 euros a 25.000 euros". Es decir, el más pequeño de los eléctricos de la marca, que debería ocupar la posición del Volkswagen Polo costará más que la actual versión de combustión.

En estos momentos, el Volkswagen Polo más básico tiene un precio de 21.860 euros pero los germanos aspiraban a posicionarlo aún por debajo. Según Schäfer, esto no será posible debido al aumento en los costes de las materias primas. Unos costes que se han disparado y que están provocando que modelos como el Ford Mustang Mach-E haya dejado de ser rentable.

Un clavo más en el ataúd del coche barato. El coche eléctrico es más rápido y sencillo de construir, su mecánica es más simple y tiene menos componentes. Los fabricantes aseguran que sobra gente en las fábricas porque se ensamblarán más rápido. Y, al mismo tiempo, serán más caros.

El aumento en los costes de las materias primas es sólo un motivo más. Herbert Diess ha conocido en sus propias carnes la importancia del software en los modelos actuales y los que están por llegar. Volkswagen prevé dedicar 3.000 millones de euros a ello en poco más de tres años. Y la Unión Europea está encareciendo los vehículos indirectamente con las nuevas exigencias en materia de seguridad.

Tampoco les preocupa. Y tampoco los fabricantes parecen estar especialmente preocupados por este encarecimiento general del producto. En 2021 llegaron a alcanzar niveles récord de beneficios y Arno Antlitz, director financiero del Grupo Volkswagen, así lo expresó al diario Financial Times.

Durante la presentación de resultados de Seat, Wayne Griffiths, presidente de la marca, ya avisó de que Cupra, ahora con entidad propia pero que ejercía de línea deportiva (y más cara) de la firma española, "es el futuro". También Volkswagen ha dejado claro que decenas de motores de combustión se perderán al coche eléctrico, en un giro de estrategia que apunta a fabricar menos y ganar más con cada unidad.

Super ofertas disponibles hoy

Monitor LG LED IPS UltraWide FullHD

LG 34WL500-B 34" LED IPS UltraWide FullHD HDR FreeSync

Ordenador portatil ASUS ROG Strix G15

ASUS ROG Strix G15 G513RM-HQ012 AMD Ryzen 7 6800H/16GB/1TB SSD/RTX3060/15.6"

Tarjeta gráfica MSI GeForce RTX 3060 VENTUS 2X

MSI GeForce RTX 3060 VENTUS 2X OC LHR 12GB GDDR6

Temas
Inicio
Inicio