Los tiradores aerodinámicos de las puertas de Tesla se congelan. Pero solucionarlo es bastante fácil

Los tiradores aerodinámicos de las puertas de Tesla se congelan. Pero solucionarlo es bastante fácil
42 comentarios

Las temperaturas extremas nunca son buenas compañías si hablamos de automoción. La mecánica sufre, la conducción con nieve se complica... o puedes quedarte mirando a tu coche sin poder abrirlo. Esto mismo le ha pasado a un conductor de Tesla que ha explicado su propia historia en Twitter.

Tesla utiliza tiradores enrasados en las puertas para reducir el coeficiente aerodinámico de sus coches, ganar alguna decimilla y rascar un poco más de eficiencia a sus baterías. Es una solución sencilla y elegante que, sin embargo, no parece llevarse bien con el frío extremo.

Como puedes ver en el tweet superior, Matt Smith, dueño de un Tesla, se encuentra con la desagradable sorpresa de que la noche ha congelado su coche y, con él, el tirador enrasado queda inutilizado. Después de preguntarle a Elon Musk sobre la posibilidad de añadir una función para abrir el coche con el teléfono móvil, Smith cuenta que pudo entrar a su coche con facilidad a través del asiento del copiloto.

Un problema con una solución muy sencilla

Este mismo problema era referido por otro twittero en el mismo hilo. Mencionando a Tesla les señala que "tenía esa misma manija en mi Fiat Barchetta. Tal vez funcione en Italia o California pero se congela en el invierno alemán". Y otros usuarios de Tesla también hacen referencia a este inconveniente poco después.

En este caso, parece que la solución de apertura mediante teléfono móvil tampoco puede ser la mejor idea, pues simplemente hablamos de algo mecánico. El hielo impide al tirador de la puerta hacer el movimiento para permitir el acceso al interior.

Las soluciones pueden ser muy sencillas. Una opción es precalentar el interior del coche antes de llegar al mismo a través de la aplicación de Tesla. Puede que el propio calor del coche elimine la pequeña capa de hielo que impide girar el manillar. Pero si esto no fuera suficiente, hay otras opciones.

Como puedes ver en este otro vídeo, otro twittero se encontró con el mismo problema. La solución es muy simple: unos pequeños golpecitos en el tirador para desbloquearlo del hielo. De hecho, esto mismo es lo que la marca nos ha recomendado cuando nos hemos puesto en contacto con ellos y lo que, además, recogen en su propio manual online de usuario de Tesla. Además, en el peor de los casos, se puede optar por utilizar un poco del alcohol medicinal que hay en cualquier casa. Un poco del mismo derrite sin problemas el hielo.

En este caso el problema se ha dado con un Tesla, pero recuerda que la cerradura de cualquier otro coche puede dar el mismo problema si para abrirlo necesitamos introducir la llave. No se trata de un problema que podamos temer, ahora que los manillares enrasados se están popularizando. Los coches más antiguos también sufrían este inconveniente en sus cerraduras en las zonas frías. Si esto nos sucede también podemos optar por unos pequeños golpes o el alcohol pero nunca debemos utilizar agua caliente pues el cambio repentino de temperatura puede provocar daños inesperados.

Temas
Inicio