Tesla apuesta todo por las cámaras: los Model Y y Model 3 para el mercado europeo vendrán sin radar

Tesla apuesta todo por las cámaras: los Model Y y Model 3 para el mercado europeo vendrán sin radar
23 comentarios

Tesla sigue trabajando en su plan de eliminar gradualmente el radar de sus coches. Después de haber dado el primer paso el año pasado en Estados Unidos, la compañía dejará de equipar con radares los Model 3 y Model Y fabricados para Europa y Oriente Medio. El reemplazo es Tesla Vision, un sistema basado en cámaras y una red neuronal profunda que permitirá el funcionamiento del Piloto Automático y las funciones relacionadas.

La compañía dice que todos los nuevos Model 3 y Model Y para los mencionados mercados llegarán con Tesla Vision. De hecho, las entregas empezarán este mismo mes de abril, inclusive para quienes habían hecho pedidos con anterioridad. Aunque en este sentido Tesla no brinda detalles, cuando empezó la transición en Estados Unidos, los clientes fueron notificados del cambio antes de las entregas y recibieron sus coches con el nuevo sistema de cámaras.

Con Tesla Vision, pero con algunas limitaciones

Los primeros clientes en recibir los Model 3 y Model Y con Tesla Vision se encontrarán con una limitación. La función autogiro, que ayuda a maniobrar dentro de un carril bien delimitado y utiliza el control de crucero adaptado al tráfico, estará inicialmente limitada a una velocidad máxima de 120 km/h. Tesla señala que esto se debe al proceso de transición y que planea restaurar la funcionalidad completa a través de una serie de actualizaciones de software inalámbricas (OTA) que llegarán en el futuro.

Tesla Vision

Pese a la eliminación del radar, el resto de las funciones incluidas en el paquete de asistencia a la conducción elegido (Piloto automático o Capacidad de conducción autónoma total) estarán disponibles en los nuevos coches. Para ofrecer esas funciones, Tesla Vision se apoyará, como adelantamos arriba, un ordenador abordo, el procesamiento de una red neuronal avanzada, 8 cámaras externas, 12 sensores ultrasónicos.

Ahora bien, el nuevo sistema no ha estado exento de ciertas polémicas. La NHTSA, la agencia de administración del tráfico de Estados Unidos, recibió el año pasado más de 100 denuncias por "frenazos fantasma" que se producían sin razón aparente en coches con el sistema Tesla Vision en Full Self-Driving beta. Pero la agencia llegó a la conclusión de que no hay una diferencia sustancial entre los vehículos que sólo utilizan cámaras o radares para la frenada de emergencia.

Cabe señalar que, a pesar de la terminología utilizada por Tesla, hasta el momento no existen coches completamente autónomos en el mercado. En el camino para conseguirla está en Full Self-Driving Beta, que permite "Navegar en piloto automático", pero que aún requiere que el conductor tenga las manos en el volante y estar preparado para tomar el control del coche en cualquier momento.

FSD Beta, que brinda acceso anticipado a funciones que no están terminadas y pueden presentar errores, también es una herramienta que brinda datos importantes que complementan las labores de calidad interna de Tesla y ayudan al desarrollo de las futuras características. Debemos recordar que FSD Beta no está disponible en Europa por temas regulatorios, aunque Elon Musk cree que podría llegar este mismo verano.

Toyota sigue los pasos de Tesla

Tesla no es el único fabricante que busca alejarse de los radares. Toyota está dando los primeros pasos en esta dirección. El gigante japonés, a través de Woven Planet, empezará a recopilar datos de cámaras a bordo de coches para entrenar su futuro sistema de conducción, aunque este podría tardar años en llegar a los primeros productos comerciales.

“Necesitamos muchos datos. Y no es suficiente tener solo una pequeña cantidad de datos que se pueden recopilar de una pequeña flota de vehículos autónomos muy costosos”, dijo a Reuters Michael Benisch, director de ingeniería de Woven Planet. Eso sí, la compañía asegura que las cámaras son un 90% más baratas que los sensores LiDAR, por lo que el reducir costes es una de las motivaciones para impulsar el proyecto.

Imágenes | Tesla

Temas
Inicio