El coche eléctrico está creciendo más que nunca en España, y pese a todo no supera el 5% de las ventas

El coche eléctrico está creciendo más que nunca en España, y pese a todo no supera el 5% de las ventas
48 comentarios

Ya tenemos cifras de matriculaciones del mes de abril. Y con una fotografía que nos indica cómo le ha ido al mercado durante los primeros cuatro meses del año, podemos hacernos una idea de las previsiones que hay para lo que queda de 2022. De momento, los eléctricos se llevan la cifra más llamativa. Y, pese a todo, no es suficiente.

Un 84,72%. O, lo que es lo mismo, en España se han matriculado en lo que llevamos de 2022 un total de 10.747 unidades, según ANFAC. Es un 84,72% más que en el mismo periodo de 2021. Sin embargo, las cifras siguen sin ser lo suficientemente buenas para insuflar optimismo.

Si atendemos al conjunto de mercado, este crecimiento se refleja en un 3,84% de penetración en el mercado. En estas fechas, en 2021, los eléctricos representaban el 1,74% de las ventas. Es decir, el peso del coche eléctrico es el doble que hace un año pero éste era tan pequeño que las ventas siguen siendo testimoniales.

A la baja. Pero, además, estas cifras deben contextualizarse con una fotografía más amplia. El mercado español está en claro retroceso. El primer cuatrimestre de 2022 ha cerrado con una caída en ventas del 11,8% (y del 12,1% en abril) respecto a 2021. Un año en el que las ventas se situaron en 859.477 unidades, apenas un 0,97% más que en 2020.

Para este año, las cifras son aún peores. Durante la presentación del Subaru Solterra, la marca señaló que ANFAC maneja una previsión de unas 855.000 matriculaciones para este año. Son cifras que están muy lejos de los más de 1,2 millones de vehículos que se matricularon en 2019. Un crecimiento en las ventas de coches eléctricos, por tanto, se refleja con mayor peso sobre el volumen total de las ventas.

Insuficientes. En octubre de 2021, se calculaba que en nuestro país circulaban unos 150.000 automóviles eléctricos, un 0,4% del total de la flota. Desde entonces, se matricularon otras 7.454 unidades de eléctricos (suma de noviembre y diciembre de 2021). Es decir, en el mejor de los casos, en España no contamos con más de 170.000 automóviles eléctricos en nuestras calles.

Esta cifra es tan pequeña que, según un informe de OBS Business School, tenemos cubierto alrededor del 3% del plan proyectado para 2030, cuando deberíamos tener cinco millones de vehículos de este tipo en nuestras carreteras.

No es el único problema. Las cifras de matriculaciones de coches eléctricos no es el único problema al que se enfrentan las instituciones españolas si quieren hacer que este modelo triunfe. De momento, estamos fiando su despegue las ayudas del Plan Moves III. Una estrategia que, además, no termina de funcionar.

Y es que, para vender un mayor número de coches eléctricos, también es necesario ofrecer una red de carga acorde. El pasado mes de enero ya se apuntaba a que necesitábamos 16.000 puntos de carga más disponibles en nuestro país. En aquellos momentos se contabilizaba un total de 12.700 cargadores en todo el territorio.

Con truco. A falta de mayores ventas en coches eléctricos, los híbridos eléctricos representan un 24,13% de las matriculaciones de nuestro país, con un total de 67.171 unidades. Cada vez están más cerca de los diésel (29,1% de cuota de mercado) y de los gasolina puros (35,71%), los cuales, además, viven un claro retroceso.

Pero hay que tener en cuenta que las cuentas de Anfac no distinguen entre microhíbridos de 48 voltios e híbridos eléctricos, por lo que buena parte de estas ventas pueden deberse al primer caso, donde la electrificación es casi testimonial.

Temas
Inicio