Bruselas está pagando hasta 900 euros a quienes se desprendan de su coche. A sus habitantes les da igual

Bruselas está pagando hasta 900 euros a quienes se desprendan de su coche. A sus habitantes les da igual
48 comentarios

Bruselas ayudará con 900 euros a la compra de una bicicleta, la utilización del transporte público o servicios de coche compartido siempre que se dé de baja un vehículo. Una medida que también se ha tomado en España y que, sin embargo, demuestra que el coche es difícilmente sustituible.

Cuando un conductor se muestra reacio a dejar de lado su viejo coche contaminante no es únicamente por una cuestión de dinero. A menudo se alegan una serie de intangibles (como la libertad que ofrece o la comodidad en los días de mala climatología) que pueden superar con creces las ayudas aportadas para optar por medios de transporte menos dañinos con el medio ambiente.

Desde hace años, Bruselas premia a quienes dejan de lado su coche. Este año, la cuantía aumenta, elevando hasta 900 euros la ayuda para quienes dan de baja su vehículo y ganan menos de 37.600 euros o en el hogar se suman menos de 52.600 euros (el salario medio en Bélgica es de 47.720 euros al año).

Esta cifra es casi el doble de los 500 euros como máximo que se estaba dando hasta ahora, cifra que pasa a ser la ayuda mínima para quienes cobren más de 75.100 euros. Entre medias de ambos extremos, se entregarán ayudas de 700 euros.

Para acceder a este dinero es necesario dar de baja un vehículo y se puede gastar en una suscripción anual al transporte público, una suscripción de doce meses a los servicios de coche compartido de la ciudad o a la compra de una bicicleta. Pese a todo, el éxito de estas ayudas ha sido relativo, con 1.200 solicitudes en 2019, 1.049 en 2020 y un descenso (no concretado) en 2021.

Ayudas que no terminan de arrancar

El conductor de un coche, sigue prefiriendo un coche. Son conclusiones que podemos sacar del escaso éxito que parecen tener estas ayudas, incluso, en un país como Bélgica, la sexta nación donde es más habitual un transporte modal diario con la bicicleta.

En España, también hemos visto esta clase de ayudas y, sin embargo, no se han extendido en el tiempo. La Comunidad de Madrid ofrece un bono muy similar al belga en estos momentos. Quien achatarre un coche de más de 10 años puede optar por 1.250 euros para gastar en empresas de coche o moto compartida durante dos años. Si se opta por una bicicleta, la ayuda es del 50% de la compra, con un máximo de 600 euros, y de 150 euros para los patinetes.

Pero, en los últimos años, también hemos visto subvenciones parecidas en la Comunidad Valenciana, en el País Vasco o en Cataluña. En ninguna de ellas están activas en estos momentos. Pero, además, llama la atención las ayudas que se dieron en el Ayuntamiento de Madrid.

Bajo el plan Madrid 360 se ofrecieron 500.000 euros de ayuda para la compra de bicicletas, patinetes, motocicletas y ciclomotores. De ellos, en la página web recogen que se quedaron sin entregar 412.837 euros al finalizar el periodo disponible para el acceso a estas ayudas.

Curiosamente, son datos que chocan con la importante subida en las ventas de bicicletas como consecuencia de la pandemia de coronavirus. En 2020, en España se vendió un 24,10% más unidades que el año anterior, alcanzando los 1,5 millones de bicicletas vendidas.

Foto | Marc Kleen

Temas
Inicio