Blue Marlin, el descomunal barco construido para transportar barcos y hasta plataformas petrolíferas

Blue Marlin, el descomunal barco construido para transportar barcos y hasta plataformas petrolíferas
3 comentarios

Hay buques para transportar pasajeros, contenedores, coches o gas y luego está el Blue Marlin, pensado, sencillamente, para desplazar otras embarcaciones. Y eso entre un sorprendente listado de megaestructuras en el que se incluyen desde plataformas para explotaciones petrolíferas a enormes barcazas. Suena descabellado, pero es la tarea para la que lo han diseñado: surcar los océanos con enormes estructuras cargadas a la “espalda”, como por ejemplo el casco del portaviones HMAS Adelaide que cargó en 2013 en aguas de la Ría de Vigo para trasladarlo después a Australia.

Músculo tiene para hacerlo. La ficha de su responsable, Boskalis, empresa holandesa propietaria desde 2013 de Dockwise —referente en el transporte marítimo pesado— impresiona.

El buque presenta una eslora 224,8 metros, mide 63 m de ancho y alcanza un calado de 13,3 que puede ampliarse hasta los 28,4 al sumergirse. Su amplia cubierta ronda los 11.200 metros cuadrados (178,2x63 m) y le permite alcanzar un peso muerto que supera las 70.000 toneladas. Con su carga a bordo Marlin Blue puede desplazarse a una velocidad de crucero de alrededor de 13 nudos.

No apto para buques enclenques

Sin Titulo

Lo más sorprendente de la embarcaciones no es probablemente su tamaño o velocidad, sino cómo se las apaña para transportar pesos epsados del calibre del Adelaide o el ALHD Camberra. Porque el Blue Marlin no arrastra. Su labor es más compleja: encaja su carga en su amplia cubierta.

La clave del Blue Marlin es su diseño, que lo enmarca en la categoría de los buques semisumergibles heavy-lift (flo-flo, float-on float-off) y le permiten trabajar de una forma peculiar para facilitar la estiba.

Básicamente los semisumergibles heavy-lift llenan sus tanques con lastre para quedar parcialmente sumergidos y que las labores de carga en su enorme cubierta resulten más sencillas. En su ficha técnica se explica que incorpora, entre otra equipación, cuatro bombas principales de de lastre.

11359131905 502c5f928a K
14846117830 1d9b2bda9f K
30505887682 52f7d5414e K 1
11359175514 A558850166 K
5071558619 Dbdfab55b8 B
Black Marlin
Imagen del Black Marlin.

Así fue como cargó en diciembre de 2013 el Adelaide en aguas de las Rías Baixas, una operación compleja que requirió de la asistencia de amarradores, prácticos y remolcadores, entre otro personal. El buque sumergió parte de su amplia cubierta, posicionó el Adelaide y luego reflotó. Para garantizar que la enorme estructura quedaba bien fijada, se le fabricó una “cama” de hierro y madera.

La del Adeliade es solo una de sus muchas hazañas con cargas pesadas. En la foto de portada puede vérsele en 2006 entrando en Pearl Harbor, Hawaii, después de completar una larga singladura desde Texas para trasladar una plataforma con el Sea Based X-Band Radar (SBX). Otra estructura con la que ha lidiado es parte de la plataforma petrolífera Thunder Horse, de 59.500 toneladas.

El Blue Marlin no es el único semi sumergible heay-lift, un concepto, como apunta Va de Barcos, que se remonta décadas atrás e incluye otras clases, como el Ocean Servant o Super Servant. El Blue tampoco es el único de su familia. En su flota Boskalis incluye también el White Marlin (72.000 toneladas) y Black Marlin (57.200 tn), todos orientados al transporte de cargas pesadas.

El buque se fabricó en las instalaciones de China Shipbuilding Corporation localizadas en Taiwán en 2000 —año que figura en su ficha— y se remodeló tiempo después en Corea del Sur. Ahora surca los océanos convertido en un auténtico forzudo de los mares, categoría que deja otros prodigios de la ingeniería naval, como el impresionante barco de construcción en alta mar Pioneering Spirit.

Imágenes: Marion Doss (Flickr), Boskalis, Sam Churchill (Flickr), Kees Torn (Flickr), Contando Estrelas (Flickr) y U.S. Missile Defense Agency

Temas
Inicio