Publicidad

Zenfone 3, Zenfone 3 Deluxe y Zenfone 3 Ultra, primeras impresiones: buenas (y "grandes") sensaciones
Móviles

Zenfone 3, Zenfone 3 Deluxe y Zenfone 3 Ultra, primeras impresiones: buenas (y "grandes") sensaciones

Publicidad

Publicidad

Este año ASUS ha querido prolongar un poco el momento de gloria a su Zenfone 2 retrasando la presentación de su (o sus) iteración no en enero, sino cinco meses después. Una línea que se amplió con el Zenfone 5, el Zenfone Max, el Zenfone C y el Zenfone Zoom entre otros, y que tras lo visto en Computex 2016 de momento parece llevar un ritmo distinto, tras haber asistido a la presentación de los nuevos Zenfone 3, Zenfone 3 Deluxe y Zenfone 3 Ultra, los cuales hemos podido probar.

Unos terminales que actualizan diseño con respecto a lo anterior aunque conservan bastantes rasgos como el optar por la parte trasera para insertar un botón físico, si bien en este caso tendremos un lector de huellas (este año sí) en alguno de los modelos presentados. Con acabado en metal (al menos en parte) y apostando por las tecnologías propias para pantallas y cámaras, los nuevos Zenfone buscan hacer algo más que carraspear a rivales como el iPhone 6s. ¿Conseguirán hacerle algo más que cosquillas a la competencia? De momento nos quedamos con estas primeras impresiones.

Delgadez, aluminio y ese toque especial

Si un concepto se repitió durante el acto de presentación del pasado lunes en Taipei por parte de la compañía local fue, además del "incredible" de Jonney Shih, fue el hecho de que sus dispositivos (tanto éstos como los Tansformers y el Zenbook 3) se hayan diseñado para batir récords en anchura, pero precisamente por no serlo. Más allá de los milímetros (que tampoco conocemos de todos los modelos), si es cierto que al sostenerlos se aprecia que son terminales muy finos sobre todo teniendo en cuenta que todos pasan o al menos igualan las 5,5 pulgadas, y sin que esto comprometa la comodidad.

Zenfone Deluxe Zenfone Deluxe.

Aquí el Zenfone Deluxe, como ya hace adivinar su nombre, destaca, recurriendo a la curva en el eje vertical con un centro más ancho y unos bordes más delgados (4,2 milímetros). Por su parte el Zenfone 3 y el Ultra son planos con los bordes redondeados y los tres son cómodos, si bien aquí se trate de un agarre a dos manos sin que quepa duda para el caso del gigante de 6,8 pulgadas.

Eso sí, el acabado de la parte trasera del Zenfone 3 (repetimos: muy, muy Samsung Galaxy S7) puede ser traicionero y resbalar, algo que no pasa en el Deluxe y Ultra que tienen trasera metálica. Aquí además el fabricante, siguiendo con el énfasis en el diseño, ha presentado una línea de ediciones especiales con distintos acabados para el 3 y el Deluxe. Y algo que destaca sobre todo con respecto a los precedentes y la competencia existente y aparentemente por venir: ASUS ha acabado con las bandas de la antena.

Borde inferior del Zenfone 3 Borde inferior del Zenfone 3.

Son terminales grandes y ligeros, y algo que se agradece a primera vista y sin tampoco meterse en especificaciones es una pantalla con mucha viveza y bordes muy reducidos. Asus ha sacado pecho en lo que se refiere al ratio entre frontal y pantalla y hay que reconocer que ha hecho muy buen trabajo: ninguno de los dos terminales baja del 75%, siendo 77% para el Zenfone 3 y 79% para el Deluxe y el Ultra.

El espacio restante es para la botonera, que el fabricante ha optado por dejar fuera de la pantalla siendo éstos táctiles desde el exterior. Y aquí encontramos una pequeña pega: en el caso del Zenfone 3 y el Deluxe (que no tienen botón físico al medio como el Ultra) el botón Home falla en algunas ocasiones, por lo que habría margen de mejora en la sensibilidad.

Gama Zenfone
Vemos unas pantallas con brillo y colores que destacan en los tres casos

Así, la apuesta ha sido mixta en cuanto al tipo de pantalla. Los mayores montan un panel super AMOLED mientras que para el Zenfone 3 han preferido un panel super IPS+, eso sí, con Full HD para todos. Y, como decíamos, lo que también han logrado en los tres casos es que el brillo y los colores sean destacables logrando esa sensación de viveza que se disfruta especialmente en el caso del Ultra por las dimensiones del panel, con buenos ángulos de visión en todos los casos.

En este terminal veremos que ASUS logra su objetivo de satisfacer en cuanto al uso multimedia, muy enfocado a que haga las veces de televisor. No obstante, el hecho de optar por los botones de volumen en la parte trasera será un reto para los valientes con manos pequeñas que lo elijan como terminal, no resultando muy cómodo según el caso.

Zenfone 3 Ultra

¿Y eso de Tru2Life+? Otra tónica constante en las presentaciones fueron las tecnologías y optimizaciones propias del fabricante como intentos de rasgos diferenciales con respecto a la competencia. En cuanto a la pantalla del Ultra la compañía anunció a bombo y platillo esta tecnología propia en la que el 4K resonó tanto que dio lugar a una (¿conveniente?) confusión relativamente generalizada en cuanto a la resolución del panel.

Lo que promete Tru2Life+ es una emulación del 4K que vemos en un televisor con esta resolución "optimizando cada píxel antes de ser emitido". Y lo cierto es que la visualización es más que satisfactoria, pero no se nota una excesiva diferencia con el Deluxe (que no la tiene).

Buenas respuestas y algunas dudas

Las tomas de contacto no son situaciones en las que se pueda establecer una conclusión certera del rendimiento y la potencia de los terminales, en ocasiones además con las zancadillas que suponen los softwares prematuros y sus bugs a la hora de ver qué tal funciona, pero lo que sí se aprecia es la fluidez y cómo se porta el terminal en determinadas acciones tan habituales como abrir la cámara desde la pantalla de bloqueo. Aquí los tres se portan y cumplen, no hemos visto ningún lag ni cierre inesperado y con tareas algo más pesadas como los videojuegos aprueban con buena nota.

Zenfone 3

La multitarea se abre sin lag y aquí ya vemos alguna de las funciones de la capa de software Zen UI, que se actualiza a la versión 3. Además de la personalización y la apariencia que ésta da a los iconos, encontramos características como una gestión más avanzada de las notificaciones o el modo Game Genie, aunque éste sólo está de momento para el Ultra (siendo una asistencia a la hora de jugar disponible en todo momento). La capa per se no sobre carga en cuanto a apps presintaladas y estos añadidos resultan bastante útiles.

Zen UI
Las claves de ASUS en las cámaras: estabilización y autoenfoque

La cámara también se abre rápidamente desde la pantalla de bloqueo, y aquí tenemos de nuevo nomenclaturas propias y promesas de la marca. Las claves aquí el enfoque y la estabilización, con la tecnología Asus TriTech para todos y un combo de OIS+EIS para la que se esboza como la joya de la corona, el Deluxe.

¿El significado de estas expresiones? En teoría TriTech asegura un autofocus de seguimiento de una actualización de 0,03 segundos (es decir, que nuestro objetivo en movimiento no esté desenfocado casi en ningún momento), y la combinación de estabilización óptica y eléctrica obtener unos vídeos sin ruido y definidos en todas las condiciones de luz.

Cámara trasera del Zenfone 3 Deluxe

Esto tenemos muchas ganas de probarlo así, en multitud de condiciones y ponérselo más difícil (y también más fácil), pero de momento no hemos visto un resultado demasiado llamativo en cuanto a estabilización en ninguno de los tres terminales. Pocas diferencias de uno a otro pese a la distinción de la EIS en el Deluxe (no en los otros) y, como la marca, hemos querido probarlo con un iPhone (en este caso el 6). Éste, sin OIS, lograba tener mayor estabilización en los tres casos, si bien en el caso de los Zenfone había más definición y contraste.

Zenfone 3 Interfaz de la app de cámara en el Zenfone 3 con el menú de ajustes manuales desplegado.

Lo que trabaja muy bien es TriTech. Más allá de la demo del trenecito que os mostramos en Snapchat, en la práctica hemos visto que desde el Zenfone 3 los tres el autofocus perseguía al objeto seleccionado de manera muy eficaz. En interiores con luz media-alta las cámaras dan buenos resultados tanto en macro como en otros encuadres sin ruidos y con nitidez.

Cámara frontal del Zenfone 3 Cámara frontal del Zenfone 3.

Eso sí, de aquel Selfie Fone como toda una declaración de intenciones aquí las frontales no destacan, con la aparición de acuarelas (muy poca definición) como es habitual en estas iluminaciones. De hecho, las especificaciones de estas cámaras ya pasaron bastante desapercibidas en la propia presentación.

Bien vistos y bien mirados

Parece que los ejes de renovación de Asus han sido el diseño y el uso multimedia, con especial énfasis de lo primero en el Zenfone Deluxe y de lo segundo en el Zenfone Ultra. La sensación en mano es buena y la visualización como hemos dicho también, con un plus en cuanto al audio llegando a los 145 decibelios (medido esto con ruido de fondo moderado).

Borde inferior de los ASUS Zenfone

Traducido a palabras sin cifras: con toda la contaminación acústica que suponen cientos de personas y sus dispositivos, el Zenfone Ultra lograba escucharse sin mucho problema a una distancia media de agarre (unos 30 centímetros) con sus dos altavoces en la base. Además, hemos podido comprobar la calidad del audio en auriculares de éste último y es muy buena.

Gama Zenfone
De momento ha decidido atender a aquellos que buscan un mínimo de 5,5 pulgadas

Con lectores para todos y cámaras traseras competentes (sobre todo la del Deluxe), los terminales de Asus nos han dejado buenas sensaciones en general, si bien aquí el fabricante de momento ha decidido atender a aquellos que buscan un mínimo de 5,5 pulgadas en su terminal. Y algo a tener en cuenta en este sentido es que, como ya es habitual desde hace generaciones, Asus añade de fábrica el desbloqueo por doble tap, algo que se agradece mucho más en terminales "grandes".

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir