Compartir
Publicidad

Tres aciertos y un error de Windows Phone 8

Tres aciertos y un error de Windows Phone 8
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana de Microsoft, tras la de Apple y previa a la de Google (que recordemos tiene su encuentro del año en los próximos días), acabó ayer con la presentación en sociedad del que será la próxima versión de su sistema operativo para móviles: Windows Phone 8.

Si bien ya repasamos al detalle todas las novedades, vamos a enfocar un poco más y dejaros con la foto concreta de lo que para mi han sido los tres aciertos y el error de Windows Phone 8.

Acierto 1: Más proximidad entre sistema de escritorio y móvil

Habida cuenta de la importancia capital del ecosistema de aplicaciones para la valoración de un sistema operativo por buena parte de la comunidad de usuarios, el acercamiento entre Windows Phone 8 y Windows 8 es la mejor noticia para Microsoft.

Windows 8 interfaz Metro

Ahora, el núcleo básico de código de Windows Phone 8 es idéntico al de Windows 8 y Windows RT, y además se permite código nativo (Windows Phone 8 soportará C y C++). En palabras más sencillas esto significa que ambos sistemas, de escritorio y móvil, se entenderán mucho mejor y que se podrán crear de forma más rápida y sencilla aplicaciones para ambas plataformas.

Así, el esfuerzo de los desarrolladores que tienen por misión rellenar el hueco de aplicaciones en Windows 8 de cara a su salida al mercado, se verá recompensado al poder llegar también a Windows Phone 8. Así que todos salen ganando.

Acierto 2: más seguridad para convencer a las empresas

A pesar de que la línea que separa al mercado de consumo y el de empresa en smartphone está cada día más difuminada, el mercado empresarial no es una golosina que quiera nadie perder. Apple le hace muchos guiños últimamente, y ahora es Microsoft la que quiere que, si se abandona Blackberry – la reina por ahora – ellos sean los elegidos.

Windows Phone 8 IT

Para conseguirlo han introducido en Windows Phone 8 – que recordemos estará muy conectado con Windows 8 – aspectos como la encriptación del dispositivo con tecnología propia, soporte de UEFI (United Extensible Firmware Interface), posibilidad de crear hub y apps para clientes y empleados, o el control remoto para que departamentos de TI puedan controlar aplicaciones y terminales de forma remota.

Acierto 3: nueva pantalla de inicio

Con la base de las pantallas interactivas o Tiles intacta – de hecho es el símbolo de Windows Phone y la confirmación de que se puede innovar en interfaz de usuario hacia mejor -, Windows Phone 8 introduce necesarias mejoras en la pantalla de inicio de sus teléfonos.

A pesar de que llegarán pantallas y resoluciones más grandes con los futuros Windows Phone 8, era necesario avanzar en la personalización y flexibilidad de estas pantallas interactivas para hacer más funcional la pantalla de inicio. Ahora los tiles ocupan toda la pantalla y permitirán el uso de colores y temas.

Pantalla inicio Windows Phone 8 capturas

El error: abandono de la primera generación de Windows Phone

Aunque siempre es triste que haya un precipicio insalvable para la actualización de terminales “antiguos” a las nuevas versiones de los sistemas operativos móviles, creo que hoy en día es algo inevitable. Los sistemas para teléfonos móviles están “naciendo” ahora y los pasos hacia adelante suelen ser traumáticos para equipos de generaciones anteriores.

Windows Phone 8 lo será para los terminales que hay actualmente en el mercado debido a la introducción de demasiadas novedades a nivel técnico. Y si bien con los primeros Windows Phone 7 podría encajar esta ruptura casi total (habrá actualización 7.8 para llevar aspectos menos radicales como la nueva pantalla de inicio a modelos antiguos), para Nokia y sus Lumia es un golpe muy fuerte.

Nokia Lumia con Windows Phone 7 para siempre

Terminales recién presentados como el Lumia 610, el Lumia 900 o incluso el 710 y el mediático 800, quedarán en unos pocos meses alejados de las principales novedades del sistema operativo que les da vida. Y si esta decisión es complicada de asimilar para los consumidores, imagino que en Nokia deben estar viendo la forma de convencer al mercado de que, pese a que no se podrán actualizar, comprar uno de sus Lumia es una buena idea de aquí a otoño, momento en el que la compañía sacará sus nuevos terminales ya preparados para WP8.

El consuelo es que, de cara al gran público, mercado potencial de Windows Phone, los Nokia Lumia seguirán siendo terminales atractivos y plenamente funcionales para lo esencial. Y todavía hay que esperar a ver qué se lleva WP 7.8 de WP 8 y qué queda en exclusiva para la nueva versión.

Y pese a que no sirve de excusa, a Microsoft le queda la tranquilidad de saber que hasta ahora, ningún responsable de sistemas operativos móviles ha conseguido que la salida de una nueva e importante versión de su S.O. contente a todos. Cosas de estar en plena cresta de la ola.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos