Publicidad

Sony Xperia 1, primeras impresiones: ya era hora de que Sony aprovechara la fuerza de su ecosistema
Móviles

Sony Xperia 1, primeras impresiones: ya era hora de que Sony aprovechara la fuerza de su ecosistema

Publicidad

Publicidad

En los últimos años nos ha dado mucha rabia cuando algo no nos gustaba de un smartphone Sony. No tanto porque es una marca mítica y no somos pocos los que le guardamos cariño, que también, si no porque muchas de esas pegas las veíamos ilógicas para una empresa tan fuerte en televisiones, audio, entretenimiento y fotografía y vídeo.

¿Cómo es posible que el mayor proveedor de sensores móviles no tenga la mejor cámara móvil en el mercado? Quizá esta fuera la cuestión más recurrente, pero teniendo divisiones tan importantes como las que hemos mencionado, nos costaba creerlo. No olvidemos que nos referimos a Sony PlayStation, Sony Entertainment, Sony Music y Sony Electronics, auténticos pesos pesados en lo suyo.

Por eso mismo, cada cita en el Mobile World Congress de Barcelona acababa preguntándome a mí mismo "si esta vez sí". Y creo que Sony con su nuevo flagship, el Xperia 1, ha conseguido lo que los usuarios estaban esperando.

Toma de contacto del Sony Xperia 1 en vídeo

Ficha técnica del Sony Xperia 1

Sony Xperia 1
Dimensiones y peso 167 x 72 x 8,2 mm, 180 gramos
Pantalla 4K HDR OLED 6,5", 21:9
Procesador Qualcomm Snapdragon 855 (Octa-core, 7 nm)
RAM 6 GB
Almacenamiento 128 GB
Sistema operativo Android 9 Pie
Cámaras traseras Principal 12 MP (f/1.6, Angular 26 mm, Dual Pixel, OIS), 12 MP (f/2.4, Tele 52 mm, OIS), 12 MP (f/2.4, Gran angular 16 mm)
Cámara frontal 8 MP f/2
Batería 3.300 mAh, con carga rápida con USB Tipo C
Sensores Acelerómetro, giroscopio, barómetro, proximidad, brújula
Seguridad Lector de huellas, reconocimiento facial
Conectividad NFC, Bluetooth 5.0, 5CA LTE, CAT 19, 4X4 MIMO, WiFi 11a/ac/b/g/n
Otros USB Tipo C / USB 3.1, Dual SIM, Slot micro SD hasta 512 GB, Hi-Res Audio, Dolby Atmos, Gorilla Glass 6, Dynamic Vibration System de Sony
Precio n.d.
Sony Xperia 1

El alto y delgado de la clase

Prescindir de la nomenclatura XZ (tocaría XZ4) es ya un mensaje de reinicio, de punto y aparte, aunque también un guiño a cómo llama Sony a sus cámaras (Sony A7, RX100, etc.).

El año pasado vimos como Sony pasaba de su línea de diseño Omni Balance a Ambient Flow, con esa característica curvatura en el XZ2. Ahora los japoneses han apostado por lo que llaman The Ultimate Wide, un diseño estirado a lo alto y más estrecho de lo habitual.

Esto tiene diferentes implicaciones en la experiencia de uso del terminal, que comentaremos más adelante, pero de cara a la apariencia supone que sea un móvil que destaque entre un mar de diseños que, con notch o con perforación en la pantalla, son muy parecidos a simple vista. El Xperia 1 sobresale por altura y por su delgadez, que también afecta al peso. El dispositivo se queda en 180 gramos, que hacen que se sienta muy, muy ligero en mano. Recordemos los 193 gramos del XZ3 o los 198 gramos del XZ2. La evolución es sensacional.

El cristal y la ligera curvatura de sus bordes hacen que sea muy agradable en mano, aunque, como es habitual con este material, las huellas no tardarán en aparecer.

Un diseño diferente que destacará entre un mar de smartphones muy similares a simple vista

La ergonomía puede ser un punto conflictivo. Toda la botonera se sitúa en el lado derecho del teléfono. De arriba abajo: subir/bajar volumen, sensor de huellas, encender/apagar y botón dedicado a la cámara. La disposición, desde luego, es rara, pero con los minutos me ha parecido bastante natural. Tomando el terminal con la mano derecha (soy diestro), el pulgar recae casi directamente en el sensor de huellas, signo de que se ha hecho un buen trabajo de diseño, que debe ser lo más universal posible.

Sin embargo, me quedan varias dudas. Por un lado, no estoy seguro de que los zurdos se habitúen tan fácil a esa disposición de los botones (posiblemente tengan que forzar más para desbloquear, por ejemplo) y, por otro, esas 6,5 pulgadas de pantalla y esa altura harán que el smartphone no quepa en según qué bolsillos y, desde luego, puede ser un problema al sentarse o al subir o bajar escaleras. Esto es algo que observaremos en la review con calma.

En la parte posterior nos encontramos con la triple cámara, que no sobresale en exceso y que estéticamente me recordó a la cabeza de un semáforo. El logo de Sony en la parte central y Xperia abajo rematan la parte trasera del dispositivo.

En la parte inferior se encuentra el altavoz estéreo, el conector USB Tipo C (no hay jack), y la ranura para SIM y MicroSD está en el marco superior a la derecha. Nada extraño por aquí.

Un claro aspirante a rey multimedia

Sony Xperia 1 Frontal

Uno de los puntos fuertes de los últimos gama alta de Sony siempre ha sido el apartado multimedia. Con el Xperia 1 Sony redobla los esfuerzos en este sentido y convierte el terminal en una pequeña televisión para ver contenido o jugar.

Por supuesto, el ratio 21:9 tiene un papel decisivo aquí. Tiene sus pros y sus contras. Los pros: que el contenido adaptado se ve brutal en esa pantalla 4K HDR OLED, la primera con estas tres características en un smartphone. Además, al colocar el teléfono en horizontal me pareció muy natural la posición con las dos manos. Claramente está diseñado para el multimedia y aunque esto tendremos que probarlo más tranquilamente, tanto el color como el brillo me parecieron muy buenos. Desde luego, la pantalla es una gozada y Sony ni se ha decantado por notch ni por perforación en la pantalla. Ha estirado el panel, aunque sigue habiendo franjas arriba y abajo, mucho menores que sus anteriores tope de gama, eso sí.

La pantalla 4K HDR OLED es una gozada y los 21:9 centran la atención en el contenido

¿Los contras? Que no todo el contenido va a estar disponible en esta relación de aspecto. Sony nos confirma que ya hay contenido de Netflix, Amazon Prime Video o YouTube (además de las propias películas de Sony, como 'Spider-Man - Un nuevo universo'), aunque el principal problema creo que va a estar en las aplicaciones y juegos que no estén adaptadas.

Por ejemplo, 'Fortnite', 'Asphalt 9' o 'Arena of Valor' sí están preparados, pero para otros títulos la pantalla recurrirá a franjas negras en los laterales o zoom en el contenido (con la consecuente pérdida de elementos que no se mostrarán). Habrá que ver la capacidad que tiene Sony para que los desarrolladores adapten aplicaciones y contenidos a su pantalla.

Hay una clave en el multimedia de este teléfono, y es que Sony por fin ha decidido trabajar junto a expertos de otras divisiones de la compañía. Han colaborado con Alpha y CineAlta (cámaras), con el área de televisión (con el conocimiento conseguido con los procesadores X1 de las Smart TV's de gama alta de Sony, así como con el Master Mode que hemos visto en las Master Series, como la ZF9) y con el área de audio (incluye, además de High Resolution Audio, Dolby Atmos y un altavoz estéreo).

Esto se traduce en aplicaciones reales para el teléfono, como el tratamiento del color o el comportamiento sonoro del terminal. También a la hora de hacer fotos o vídeos, que pasamos a comentar en breve, pero la cuestión es que, de una vez por todas, Sony ha buscado conseguir aunar su experiencia y conocimientos en las diferentes áreas y meterlas en un teléfono. Es prematuro para decirlo porque apenas hemos podido probar este apartado, pero es, sin duda, su gran baza.

Triple salto en las cámaras

Sony Xperia 1 Trasera

Hay algo que clamaba al cielo y era que Sony, en plena ebullición de la doble cámara, decidiera apostar por un único sensor principal en sus terminales. Y no lo hizo a lo Pixel, con un golpetazo encima de la mesa en procesado y en opciones, si no con ausencias de demandas tan claras del usuario como un buen modo retrato.

Los japoneses se han puesto las pilas y han montado una triple cámara en la parte de atrás. Los tres sensores son de 12 megapíxeles y lo que cambia es su utilidad: angular, gran angular y tele. El principal, que es el angular, cuenta con una apertura focal de 1.6 y tecnología dual pixel, así que debería notarse una mejoría en las fotos y vídeos a baja luz. Tanto el angular como el tele cuentan con estabilización óptica.

En los rumores previos se había hablado de un sensor de 52 megapíxeles. En realidad, alguien debió confundir megapíxeles con milímetros. El sensor principal hace las veces de un angular de 26 mm, el gran angular de 16 mm y el tele de 52 mm. De ahí supongo que vino la confusión.

Sony por fin toma las riendas con una triple cámara que promete competir de tú a tú con la gama alta

Como el software de los teléfonos que hemos probado no es definitivo, no podemos profundizar en el apartado de interfaz, pero es de agradecer que Sony haya apostado, varios años tarde, eso sí, por un modo retrato dedicado. Ese efecto bokeh se consigue mediante hardware (usando dos cámaras) y tenemos muchas ganas de probarlo en profundidad.

La cámara frontal es de 8 megapíxeles y no cuenta con autofocus, una característica que otros fabricantes como Samsung sí incluyen en sus gama alta.

En este apartado hay que destacar el trabajo junto a la división de Alpha y CineAlta, que en la práctica equivale a, según nos dice Sony, la incorporación de características que "hasta ahora solo se encontraban en cámaras profesionales". Además de poder disparar en RAW, incluye una aplicación que se llama CinemaPro, que funciona aparte de la app nativa de vídeo y que sirve para controlar los frames por segundo, resolución, filtro, tipo de lente, ISO o autoenfoque mientras grabamos.

Añadidos como la cámara super lenta o el Dynamic Vibration System que ya vimos tanto en el XZ2 como en el XZ3 se mantienen en este Xperia 1, y se añade autoenfoque al ojo, algo que es muy común en cámaras profesionales, pero no tanto en teléfono.

No podemos aventurarnos a dar ningún tipo de diagnóstico sobre estas cámaras porque no hemos podido probarlas todavía. Lo haremos próximamente y lo detallaremos en nuestra review, aunque pinta muy bien este apartado.

Rendimiento de sobra

Con el Snapdragon 855, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, el Xperia 1 tiene músculo de sobra como para poder sacarle rendimiento al multimedia. Y ese slot extra para MicroSD de hasta 512 GB aliviará a los que decidan utilizarlo para grabar mucho vídeo o hacer muchas fotos.

Las mayores dudas me surgen con la batería de 3.300 mAh y esa pantalla 4K HDR OLED de 6,5 pulgadas, que no parece que vaya a consumir poco. Si bien es cierto que Sony es una de las que mejor ha gestionado la eficiencia de la batería en sus terminales de gama alta, así que aquí al menos hay que darles el beneficio de la duda.

Sony Xperia 1 Trasera Pared

Para facilitar la experiencia de uso han tomado algunas decisiones con respecto a la relación de 21:9. Además de confiar en la navegación por gestos de Android 9, su sistema operativo por defecto, incluyen la opción de seleccionar aplicaciones de acceso rápido y han modificado la barra lateral con las aplicaciones más usadas para que se pueda utilizar con una mano. Por cierto, la única mención a inteligencia artificial en el dispositivo es en este apartado. Al parecer, la IA selecciona tus aplicaciones más usadas y aquellas que considera que puedes querer usar en cada momento.

Sony también ha decidido aprovechar la potencia que han instalado y la gran pantalla para fomentar la multitarea. Puedes dividir la pantalla con varias aplicaciones y nos aseguran que no habrá ninguna esclava de otra, es decir, que se ejecutarán todas a la vez y no habrá una que mande sobre otra.

Los japoneses han incorporado un launcher (Game enhancer) para los juegos que, aunque no es novedoso, servirá para grabar partidas, hacer capturas de pantalla o silenciar todas las notificaciones mientras estemos jugando.

Por último, el Xperia 1 mantiene la certificación IP68, incluye Gorilla Glass 6, se comercializará en cuatro colores (blanco, gris, púrpura y negro) y, salvo objeción de algún operador concreto, será Dual SIM por defecto.

¿Y qué hay de 5G? Este Xperia 1 no será compatible por ahora, pero Sony asegura que ya están trabajando en modelos 5G centrados en milliwave.

¿Y bien?

Sony Xperia 1 Mando

A falta de saber precio definitivo (suponemos que rondará la franja de los 800 o 900 euros, aunque no hay nada oficial) y fecha concreta (la única pista que nos dan es que será a finales de primavera, es decir, finales de abril/principios de mayo), creo que este Xperia 1 tiene todos los ingredientes para competir de tú a tú con la gama alta de este año.

La compañía japonesa ha sacado el arsenal de su ecosistema, ha mejorado en todos los frentes en los que recibía críticas (cámara, pantalla, rendimiento) y por fin ha venido apoyada con el resto de su familia.

Más allá de gustos, ha presentado un terminal muy completo y competente. Cuando lo podamos probar más detenidamente saldremos de dudas, pero con esta toma de contacto me queda la impresión de que esta vez sí, Sony. Ya era hora.

Nota: Sony no nos permitió ni grabar ni tomar fotografías de la interfaz de la unidad que probamos y por eso no podemos mostrarla en este artículo ni en el vídeo que lo acompaña.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir