Publicidad

Recomendar los Moto G4 es más difícil que nunca, pero no es (solo) culpa suya
Móviles

Recomendar los Moto G4 es más difícil que nunca, pero no es (solo) culpa suya

Publicidad

Publicidad

Acabamos de asistir al lanzamiento de los nuevos Moto G4 y Moto G4 Plus, los dos terminales que suponen la renovación de uno de los dispositivos más exitosos de Motorola en toda su historia. La empresa, ahora parte de Lenovo, ha tomado decisiones singulares en ese lanzamiento.

Como indicábamos al dar todos los detalles sobre estos dispositivos, los nuevos Moto G4 -nada de "Moto G de 4ª generación" o "Moto G (2016)"- crecen en la mayoría de sus especificaciones hardware, pero también en su precio. El problema es que la competencia está más fuerte que nunca.

Este no es el Moto G que conocíamos

Eso hace que recomendar estos terminales sea complicado, y uno de los factores es sin duda esa pantalla de 5,5 pulgadas que hace que de repente los Moto G ya no sean esos dispositivos tan compactos y manejables que parecían haber encontrado el equilibrio perfecto con aquellas diagonales de 5 pulgadas que tanto nos gustaron en 2014 y 2015.

Motog4

Eso cambia ahora, y aunque es cierto que la pantalla gana en todo -diagonal, resolución 1080p, Gorilla Glass 3- eso quizás tenga un impacto negativo en la autonomía de la batería. De hecho esta, aun llegando a los 3.000 mAh, es quizás más pequeña en capacidad de lo que esperaríamos para un phablet como el que acaba de presentar Motorola Lenovo. Aquí no obstante la inclusión de la opción de la carga rápida suma enteros en este dispositivo.

En esa ecuación entran otros componentes interesantes: la cámara del Moto G4 Plus es prometedora por su sensor y enfoque láser -veremos si dan la talla en las pruebas-, pero además contamos con un procesador claramente más solvente, más memoria y más capacidad de almacenamiento. No han descuidado aquí la ranura MicroSD e incluso el soporte Dual SIM.

Con el Moto G4 y el Moto G4 Plus, más ambiciosos y caros, parece que hemos perdido esa sensación de "teléfonos chollo"

Sorprende, eso sí, que se haga uso de ranuras para tarjetas Micro SIM, aunque hay un adaptador para Nano SIM integrado en esas ranuras, bien por el fabricante. Mucho más llamativo es la inclusión del lector de huella dactilar en el modelo superior, el Moto G4 Plus, que desde luego justifica ese aumento de precio con más cámara, memoria RAM y ese componente tan demandado en estos tiempos.

El problema, claro, es que todo eso hace que cambie la ecuación. Sucede algo similar a lo que ocurrió con el Nexus 4: parecía que tras ese chollo lanzado por Google la tendencia no iba a cambiar, pero los siguientes dispositivos de esa familia cambiarían el signo de esa gama y atacarían claramente gamas más exigentes y ambiciosas de producto.

¿Adiós a las ventajas tradicionales de los Moto G?

Lo mismo ha ocurrido con el Moto G4 y el Moto G4 Plus, que han crecido para convertirse en smartphones más ambiciosos y más caros, pero que precisamente por ello parecen haber perdido esa sensación de ser "teléfonos chollo". Hay muchos puntos a su favor y la evolución es positiva, pero esos precios hacen que ahora los competidores puedan apretar con más garantías.

Motogg6

De hecho la estrategia de Lenovo es curiosa por esa diversificación de modelos y por la presentación de un tercer modelo, el Moto G4 Play, que es el verdadero sucesor "natural" de los Moto G de anteriores años. Mucho más limitado en opciones y prestaciones, este terminal conserva tamaño (5 pulgadas), pero en Lenovo parecen querer desplazar su protagonismo, porque será difícil conseguirlo en nuestro país y en otras regiones de momento.

Pero cuando hablábamos de competidores tenemos a un ejemplo perfecto en la propia casa: el Motorola Moto X Play es sospechosamente parecido a un Moto G4 o a un Moto G4 Plus, tanto en formato como en especificaciones.

En él tenemos una cámara llamativa de 21 Mpíxeles y sobre todo una batería de 3.630 mAh que llama poderosamente nuestra atención, pero perdemos el sensor de huella dactilar del G4 Plus y algo más de enjundia en la CPU y la memoria, que puede llegar a los 4 GB en el modelo de 64 Gb de almacenamiento. El problema es que es posible encontrar un Moto X Play en sitios como Amazon por 250 euros. Buf.

La competencia ensombrece este lanzamiento

No es el único que pone en problemas a la oferta de Lenovo -recordemos, estamos hablando de modelos base, sin opciones como las de RAM de 4 GB y capacidades de almacenamiento de 64 GB-, porque en los últimos tiempos hemos visto como el segmento de la gama media es más atractivo que nunca.

Las propuestas de los fabricantes llegan desde todos los frentes: Huawei, Samsung, LG, y por supuesto dispositivos llegados del lejano oriente como esos Redmi Note 3 que entre otras cosas llegan con carcasa de metal y que actualmente se sitúan en 205 euros en Amazon. Buf, buf, buf.

Es evidente que Motorola Lenovo tiene fortalezas interesantes: la falta de pesadas personalizaciones para Android, su ágil política de actualizaciones -no suelen descuidar ese apartado- e incluso opciones como Moto Maker pueden resultar perfectas para cierto sector de usuarios. Y sin embargo, nos quedamos con la sensación de que recomendar los nuevos Moto G4 y Moto G4 Plus ya no será tan fácil. Demasiados gallos en el gallinero, nos tememos.

Motorola Moto X Play - Smartphone de 5.5" (Full HD, 4G, 1.7 GHz Octa Core, 2 GB RAM, 16 GB, cámaras de 21/5 MP, Android 6) color negro

Motorola Moto X Play - Smartphone de 5.5" (Full HD, 4G, 1.7 GHz Octa Core, 2 GB RAM, 16 GB, cámaras de 21/5 MP, Android 6) color negro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir