Publicidad

Los retos a los que enfrenta el futuro Sony Xperia Z4

Los retos a los que enfrenta el futuro Sony Xperia Z4
24 comentarios

Publicidad

Publicidad

Id apuntando la fecha del 5 de enero de 2015. Ese día se inicia el CES de Las Vegas, y será probablemente el elegido por Sony para presentar sus nuevos terminales franquicia. Los Sony Xperia Z4 y Sony Xperia Z4 Ultra le darán una vuelta de tuerca más a una generación que aportará algunas sorpresas.

Según esos datos preliminares, todavía no confirmados, el Z4 ofrecerá una pantalla de 5,4 pulgadas con tecnología Triluminos y resolución QHD, mientras que el Z4 Ultra hará uso de una diagonal que a pesar de ese apellido será algo inferior a la del gigante del momento, el Nexus 6, y estará en las 5,9 pulgadas.

Pero hay previstas otras novedades que resulta interesante ver cómo afrontará Sony para no penalizar el crecimiento que ha venido experimentando su saga Z con cada nuevo miembro de esta familia ya muy conocida en el ámbito Android.

Pantalla QHD y 4 GB de memoria RAM para el Xperia Z4

Los rumores iniciales apuntaban a la inclusión de los nuevos Qualcomm Snapdragon 810 en estos terminales, pero las mismas fuentes que hablan de estas características afirman que en Sony prefieren ir con los Snapdragon 805, procesadores algo más veteranos pero que pueden garantizar tanto un rendimiento sobresaliente como que no haya problemas de producción.

Xperia A

Una de las sorpresas nos llegará con la memoria RAM, que según esas fuentes ascenderá a nada menos que 4 GB. Aquí surgen algunos conflictos: el procesador ya puede direccionar toda esa memoria y también el sistema operativo preinstalado, Android 5.0 Lollipop, está preparado para dicho soporte, pero ¿no elevará esa cantidad de memoria el precio del terminal?

En Sony ya habrán pensado en eso, y parece que sacrificarán esa novedad del procesador para aportar más memoria y, atención, mejor cámara fotográfica. La empresa ya anunció recientemente sus nuevos sensores IMX230 en versiones de 20,7 y 16 Mpíxeles, y esos parece que serán los componentes que integrarán el Z4 y el Z4 Ultra respectivamente.

Se habla de que el Z4 dispondrá de una batería de 3.420 mAh (del Ultra no conocemos el dato) que sin duda vendrá muy bien para garantizar una autonomía que ya es protagonista en los actuales Z3, y además de ese sensor en la parte posterior contaremos con una cámara frontal de 4,8 Mpíxeles. En tema de diseño destacará el reducido grosor de estos terminales -se rumorea que será de 5,7 milímetros- además de contar con marcos laterales, superior e inferior más estrechos.

Objetivo: recuperar la buena senda

Ya mencionábamos recientemente cómo la empresa nipona revisaba hace poco sus previsiones de resultados financieros a la baja. Según sus propios datos, Sony acabará 2014 con pérdidas cinco superiores a lo que había previsto, y el problema han sido precisamente los móviles.

Sony se fió demasiado de este sector, pero sus ventas en gamas medias y bajas fueron decepcionantes. Ese no es el único problema, ya que sus gamas alta no están cosechando el éxito esperado, y los directivos de la empresa ya indicaron que se centrarán especialmente en esos productos especialmente potentes.

A esta decisión se le suma el hecho de que con los Z4 y los Z4 Ultra (de momento no sabemos nada de los Z4 Compact, si es que existen) serán los primeros dispositivos de un nuevo ciclo de renovación que ya no forzará la máquina cada 6 meses para sacar nuevo smartphone de gama alta: en lugar de eso se realizarán lanzamientos menos frecuentes -probablemente, de año en año- para dar tiempo a que cada nuevo terminal tenga más recorrido.

Lo cierto es que no acabamos de encontrar explicación a la difícil situación de Sony. El Z3 -y su versión Compact- se confirmaron como dos de los mejores terminales de esta temporada. Lo vimos en el análisis del Sony Xperia Z3 y nos reafirmamos en aquella reciente comparativa en el que enfrentábamos este y otros tope de gama Android con el iPhone 6.

Características como la resistencia al agua, su buena línea de diseño y el rendimiento notable de su cámara se unían a una batería con una autonomía más que notable, pero parece que en los mercados siguen pesando más otras marcas. ¿A qué retos se enfrenta la marca en 2015 con esos terminales?

Pues a ir más allá de su fama como terminal muy equilibrado y a destacar en apartados clave como el de la cámara -veremos si esos sensores responden a las expectativas- o la autonomía, dos de los más importantes a día de hoy entre los usuarios de dispositivos móviles. Sony debe tratar de dar un paso adelante más para destacar claramente frente a los competidores, y puede que el Z4 sea una gran oportunidad para hacerlo.

En Xataka | Se filtran los primeros rumores sobre el Sony Xperia Z4, adiós a los lanzamientos semestrales

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios