Compartir
Publicidad
Publicidad

iPod Touch, extensión de nuestro ordenador

iPod Touch, extensión de nuestro ordenador
Guardar
37 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los teléfonos completos fallan todavía en un aspecto clave: la batería. Esto, en mi opinión, los hace inservibles a poco que no tengas oportunidad de estar cargándolo cada poco tiempo. Por ejemplo el iPhone 3G está pecando mucho en ese aspecto, y eso me ha hecho replantearme su compra y optar por una solución salomónica: Blackberry en combinación con un iPod Touch. Evidentemente esta unión de gadgets y la decisión en sí misma la he hecho atendiendo a mis necesidades personales, por lo que no quiero convencer a nadie, pero sí compartir cómo he llegado a esta conclusión.

Mi idea parte de la siguiente situación: necesito un teléfono con el que pueda leer puntualmente el correo y manejarlo con facilidad, además de que la batería se comporte adecuadamente. Además, debe proporcionarme acceso a Internet de urgencia, pero solo en casos aislados. En casa, me gusta leer el correo con más tranquilidad y gestionar diferentes recursos web o aplicaciones desde un equipo portátil, una especie de tableta de Internet.

Para cubrir el primer aspecto me sobra con la Blackberry, en mi caso la Pearl porque me he acostumbrado a su teclado y es cómoda de llevar. Además, hay tarifas bastante económicas (desde 9 euros al mes) si solo quieres leer el correo y poco más. El gran punto a favor de este equipo es su fiabilidad, el correo push y la duración de la batería.

ipod_touch-apaisado.jpg

Más complejo era el tema del iPod Touch. Si bien es un excelente reproductor, ese es uno de los puntos positivos, a mi me interesa más su faceta de tableta para navegar por Internet y tener diferentes aplicaciones. Justo como comenté con el iPhone, pero en este caso, prescindimos de la opción 3G y de teléfono, pues lo vamos a usar siempre (o casi) en casa. Con la conectividad WiFi nos es más que suficiente.

El iPod Touch será pues, como indico en el título de la entrada, una extensión del ordenador, porque si por algo merece la pena el iPhone y de rebote el iPod Touch es por la App Store y el hecho de que los fabricantes y empresas están como locos por portar sus aplicaciones y servicios para usar de forma nativa en el teléfono de Apple. Cosas de la empresa de la manzana.

Este aspecto de las aplicaciones en el iPhone o el iPod Touch me parece fundamental. Ya no es que se adapten servicios online al teléfono de Apple, sino que aplicaciones habituales como los lectores de feeds, programas de productividad o gestores de información, entre otras muchas, tienen una versión especial que hace que podamos manejarlas sin problemas y con total comodidad con ayuda de esta especie de extensión del ordenador en que se ha convertido, para mí, el iPod Touch.

ipod-aplicaciones.png

Por si alguien lo pregunta, las aplicaciones online que necesito cuando estoy en movilidad las tengo en la BlackBerry, por lo que la conectividad 3G no la echaré de menos en el iPod Touch, aunque si se consiguiera solucionar el tema de la batería, me alegraría mucho. La conectividad total de los gadgets, no a costa de la batería, es algo que ansío.

Y las aplicaciones y el trato de favor de las empresas hacia Apple, cuando otros fabricantes alcancen la experiencia de usuario del iPhone / iPod Touch, será un factor determinante. Para mí lo ha sido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos