Compartir
Publicidad

GeeksPhone Revolution, toma de contacto

GeeksPhone Revolution, toma de contacto
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

GeeksPhone Revolution fue presentado hace poco con una consigna muy clara: el primer smartphone comercial que permitía cambiar entre dos, o más, sistemas operativos al mismo tiempo. El duo elegido por el fabricante español fue Android y Boot to Gecko, plataformas con las que ya tenía experiencia en terminales anteriores.

Hoy en Madrid ha tenido lugar su presentación oficial. Hemos conocido el precio y su fecha de lanzamiento, el 20 de febrero se estrenará en la web a un precio de 269 euros. Además, ha pasado por nuestras manos para traeros unas primeras impresiones donde el concepto de dos sistemas operativos nos ha dejado un poco frío.

Android y Boot to Gecko, ni juntos ni revueltos

Cuando GeeksPhone anunció que Revolution tendría dos sistemas operativos pensábamos que la idea giraría alrededor de poder cambiar entre las dos plataformas. No necesariamente al momento pulsando un botón, como por ejemplo hace el Transfomer Book Duet, sino al menos reiniciando el terminal y poder elegir en qué plataforma queremos empezar.

Sin embargo, hoy en la presentación nos han sacado de dudas: si queremos cambiar de un sistema a otro tendremos que instalar el sistema operativo desde cero. Es decir, borrando toda la memoria del terminal y empezando de cero. Lo cual nos impide que la transición sea fluida y se convierta en un proceso de configuración estándar.

Geeksphone Revolution Frontal

La buena noticia la encontramos en que el soporte no se limita a Android y Boot to Gecko sino que en un futuro tienen planes de dar soporte a otras plataformas como Sail Fish y Ubuntu. Sin embargo, la realidad a día de hoy, es que sólo podremos entre estas dos versiones.

Físicamente el terminal da un salto de calidad en lo que hemos visto hasta ahora en el fabricante español. Anda lejos todavía de los acabados premium de los grandes pero la construcción general del terminal es más que correcta. La relación de tamaño y peso es proporcionada: ni muy ligero ni muy pesado.

Algo grueso quizá, pero la curva hace que el agarre sea bastante cómodo. El botón de encendido, en la parte superior, se hace algo lejano y quizá habría quedado más a mano en uno de los laterales. Agradable al tacto, las marcas de dedo apenas se notan en la parte trasera aunque la frontal tiene pinta de ser todo lo contario: un imán.

En el procesador nos encontramos un Intel Atom a 1,6GHz junto a 1GB de RAM que permiten mover, por lo que hemos visto esta mañana, Android 4.2.2 y Boot to Gecko con total fluidez. Nada impresionante desde el perfil de Android pero sí bastante desde el otro lado, en este sentido siempre hemos tenido especificaciones bastante modestas.

Geeksphone Revolution Frontal

En la parte de Android nos encontramos con una ROM que parte de AOSP por lo que, para los que no estén muy familiarizados con este mundillo, se traduce en que tendremos que instalar manualmente las aplicaciones de Google si queremos usar los servicios como Gmail, Google Maps, etc. ¿Se actualizará a 4.3 o 4.4? GeeksPhone señala que están en ello.

¿Hace honor al nombre de Revolution?

Tras probarlo esta mañana en Madrid la sensación ha sido un tanto descafeinada. La idea originalmente sonaba muy bien pero en términos prácticos, tener dos sistemas operativos de esta forma, no termina de convencernos. Tiene la posibilidad de hacerlo, lo cual es loable, pero que la transición sea tan lenta nos deja un poco fríos.

Geeksphone Revolution Frontal

¿Qué aporta, por ejemplo, cambiarse de Android a Boot to Gecko? Quizá GeeksPhone tendría que trabajar más en esa conexión entre los sistemas operativos y que no sean compartimentos estancos. Está claro que no es un terminal para el gran público, pero la transición podría ser un poco más sencilla. En cualquier caso, quedamos pendiente a que pase por nuestra mesa de análisis para probarlo a fondo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio