Publicidad

El Galaxy Note 10 consolida la tendencia: así ha ido desapareciendo de los smartphones el jack de 3,5 mm

El Galaxy Note 10 consolida la tendencia: así ha ido desapareciendo de los smartphones el jack de 3,5 mm
37 comentarios

Publicidad

Publicidad

La presentación del flamante Galaxy Note 10 tuvo que ser uno de esos grandes momentos anuales para Samsung, pero también un trago amargo a la hora de tener que explicar por qué no cuenta con jack de 3,5 mm, sobre todo tras años de pullas, marketing satírico y pecho inflado para recalcar que, al contrario que Apple, los Galaxy sí contaban con un puerto estándar tradicional para auriculares.

El argumento esgrimido es más que válido: ocupa un espacio bastante grande en un dispositivo que baila al compás de la miniaturización, en una época en la que un puerto así ya no es incuestionable. Paradójicamente, gracias al camino recorrido por Apple, Google o OnePlus. La cuestión es que ese espacio ahorrado ha permitido introducir una mejor respuesta háptica y 100 mAh más de batería. El trasfondo, que incluso Samsung ha claudicado, y el jack de 3,5 mm en los smartphones empieza a ser una especie en peligro de extinción.

El sonido inalámbrico es más rentable

Esta progresiva desaparición del jack en los móviles se ha dado sobre todo en terminales de gama alta, quizás más proclives a que el usuario invierta en unos auriculares inalámbricos y le ahorren el temido momento "estoy usando los auriculares y tengo que cargar el móvil, ya no puedo hacer las dos cosas simultáneamente".

A corto plazo parece complicado que los modelos más generalistas y de menor precio adopten esta carencia, pero a largo plazo es una incógnita. ¿Cuánto podríamos tardar en ver móviles de menos de 300 euros sin jack? Actualmente los hay, como el (también de Samsung) Galaxy M40, pero su presencia en el mercado actual es nimia.

Posiblemente, decisiones de ingeniería al margen, también influya una cuestión de negocio: que los clientes usen los auriculares que vienen en la caja no da dinero; que compren unos inalámbricos, sí. Y de ahí los AirPods, los Galaxy Buds, los XM3 de Sony o los Huawei FreeBuds Lite, entre otros.

Mientras tanto, fabricantes como Apple y Google (que con los Pixel 3a lo ha repescado este año) ya cerraron el 2018 con el 100% de sus modelos sin jack de 3,5 mm. OnePlus también ha alcanzado el 100%.

LG, Xiaomi, Sony o HTC ya se encuentran por encima del 50% (datos de 2018, los de 2019 son provisionales a mitad de año y podrían variar con la llegada de más modelos). Y Samsung ha pasado de un 4,17% en 2018 a casi un 40% en estos primeros siete meses.

Quizás sirva esta tendencia para que la industria móvil en general y Samsung en particular recuerden no hacer marketing con las decisiones de competidores que más pronto que tarde se acabarán consolidando en todo el mercado, vengan de Apple o vengan de Nokia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir