Compartir
Publicidad

El tamaño importó más que nunca para el Note 7: las dimensiones de las baterías fueron el problema, según el WSJ

El tamaño importó más que nunca para el Note 7: las dimensiones de las baterías fueron el problema, según el WSJ
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El esperado informe de Samsung sobre el problema de las baterías en el Samsung Galaxy Note 7 llegará como sabíamos esta mañana el lunes día 23 de enero, pero de nuevo ha habido filtraciones al respecto. Esta vez se ha revelado que el problema de las baterías de los Note 7 estaría en el tamaño de las mismas.

La información en este caso llega por el WSJ, donde explican que en el informe del lunes la compañía explicará que el problema es que por las dimensiones de las baterías éstas no habrían encajado de una manera correcta en los smartphones. Esto habría ocasionado el sobrecalentamiento que vimos en los casos que saltaron a las redes y que ocasionó las precauciones en aeropuertos.

Así, según se ha filtrado parte de las baterías fabricadas salieron con un tamaño incorrecto, mientras que en otras se han detectado "problemas de fabricación", según las fuentes del periódico. Estas informaciones llegan unos días después de que desde Reuters apuntasen a las baterías como la parte causante del problema y de que algunos estudios apuntasen al diseño, las dimensiones y la construcción como el detonante.

Estudio sobre el Note 7

Lo que unos milímetros implican

Cuando el número de unidades defectuosas empezó a incrementarse y se evidenció el problema, lo que se detectó es que éste sólo parecía darse en las baterías que se fabricaban por Samsung SDI (en Vietnam y Corea), dado que las chinas, fabricadas por Amperex Technology Ltd (ATL), parecían estar libres de peligro.

El proceso de recogida de unidades se inició por tanto para estas, pero en octubre hubo un segundo recall en el que se pedía la entrega de todos los terminales, independientemente del fabricante de las baterías. De este modo, el Note 7 se retiraba definitivamente del mercado, si bien como vimos quedó gente que no quiso entregar el terminal pese al riesgo y los procesos de cambio y devolución.

Finalmente hubo unidades defectuosas tanto las baterías fabricadas por Samsung SDI como por ATL

De este modo, lo que al parecer veremos el lunes es que tanto entre las baterías fabricadas por Samsung SDI como por ATL hubieron unidades que no salieron con las dimensiones correctas, de manera que al no encajar bien en los smartphones ocasionaba un sobrecalentamiento que llegaba a combustionar, quemándose el terminal (y dejando esas imágenes que inundaron las redes). Como la propia compañía, ni Samsung SDI ni ATL de momento han hecho declaraciones.

Un impacto económico y de reputación del que aprender

El problema con los Note 7 fue sonado dada su naturaleza y también al ser un nuevo requisito de seguridad en aeropuertos y aviones. Esto, además del coste a nivel de reputación de la marca, tiene el económico del cual hablamos repasando lo que implicaba el hecho de sustituirlos y demás, hablándose de unos 5.000 millones de dólares este año (costes del recall y la estimación de las ventas perdidas), o el que dejase de ganar hasta 17.000 millones de dólares al dejar de vender el terminal.

Note 7
Samsung ha creado un nuevo proceso de revisión de ocho pasos para asegurar que el incidente no se vuelve a repetir

Ahora, meses después de todo lo sucedido, la investigación concluye y según las fuentes del WSJ la próxima semana los ejecutivos de Samsung se reunirán con miembros del gobierno y los organismos reguladores en Washington D.C. durante la próxima semana. Al parecer, para atender las preocupaciones de estos organismos sobre que se vuelva a repetir el incidente, la compañía ha creado un proceso de ocho pasos que incluye mayor número de pruebas, inspecciones y revisiones de la fabricación.

En Xataka | Las baterías fueron las culpables del desastre de los Galaxy Note 7, apuntan en Reuters

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio