Compartir
Publicidad
Publicidad

El iPhone 8 no tendrá puerto USB-C sino Lightning, y esta es la razón

El iPhone 8 no tendrá puerto USB-C sino Lightning, y esta es la razón
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer aparecía un nuevo y curioso rumor sobre los futuros iPhone 8: Apple podría plantear la llegada del puerto USB-C a sus smartphones, algo que parecía extraño teniendo en cuenta que su apuesta por Lightning parecía clara.

Lo cierto es que un análisis de la situación y también de la polémica frase del Wall Street Journal en la que se indicaba dicho dato dejan claro que el iPhone 8 seguirá contando con el tradicional puerto Lightning, pero atención porque sí habrá soporte del puerto USB-C. La explicación es más sencilla de lo que parece.

A Lighning le queda mucha guerra por dar

Lightning es demasiado importante para Apple. Ha sido el puerto de conexión estándar de todos sus iPhones desde el iPhone 5 que se presentó hace cerca de cinco años, pero también se ha utilizado de forma masiva en los iPad desde el iPad de cuarta generación y el iPad mini.

Iphone8 2

A pesar de llevar todo este tiempo en el mercado, Lightning ha ido además mejorando en prestaciones, y por ejemplo el conector Lightning del iPad Pro de 12,9 pulgadas ofrece una interfaz USB 3.0 para la transferencia de datos.

No solo eso: los millones de unidades vendidas de sus iPhone (incluidos los iPhone 7 y 7 Plus) se unen a la producción masiva de auriculares Beats con conector Lightning para esos últimos modelos, pero es que hay más.

Los auriculares inalámbricos de Apple, los Airpods, también dependen del puerto Lightning para cargarse, como ocurre con el Apple Pencil o el mando del Apple TV. Demasiados productos dependen de este puerto de conexión.

Pero los MacBook se han pasado a USB-C, ¿no?

El rumor parecía tener cierto peso si uno tenía en cuenta que Apple también está apostando fuerte por el conector USB-C en los últimos tiempos.

Lo hace en concreto en los MacBook y MacBook Pro, los portátiles de la empresa de Cupertino cuyas últimas iteraciones cuentan únicamente con este tipo de puerto.

Apple ni siquiera ofrece otro tipo de puertos (como los tradicionales USB-A) en los nuevos MacBook Pro, algo que hizo que la decisión fuera muy criticada y se crease el hashtag viral #donglelife: sin adaptadores y dongles era difícil aprovechar el MacBook Pro para muchos escenarios.

Y precisamente los MacBook son la clave

En el artículo original del Wall Street Journal se hablaba de la futura pantalla OLED curva del iPhone 8 y casi se mencionaba el tema del puerto USB-C de pasada, pero es que la propia forma de hablar de él era extraña:

Iphone7

[Gente cercana a los planes de Apple] dijo que Apple ofrecería otras actualizaciones, incluyendo un puerto USB-C en el cable de corriente y otros accesorios, en lugar del conector Lightning original de la empresa.

Cuando los MacBook se comenzaron a vender con esos puertos USB-C muchos usuarios de los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus se dieron cuenta de lo absurdo de la decisión: estos smartphones se distribuyen con un cable de Lightning a USB-A, lo que hacía imposible conectar el teléfono a los nuevos MacBook directamente: volvía el problema de los dongles.

Ahí está precisamente la clave y ese es el problema que Apple resolverá en sus futuros iPhone 8: el cable que se incluirá en los iPhone no será de Lightning a USB-A, sino de Lightning a USB-C. Probablemente lo que querían decir las fuentes del WSJ con ese confuso "en lugar del conector..." (y que el redactor no interpretó del todo bien) fue que en lugar del cable Lightning tradicional se incluiría uno que efectivamente (por fin queda claro) acabaría en un conector USB-C, y no uno USB-A.

En Xataka |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos