Las cámaras del Sony Xperia 1 IV, explicadas: un HDR para barrer a los mejores y un teleobjetivo muy especial

Las cámaras del Sony Xperia 1 IV, explicadas: un HDR para barrer a los mejores y un teleobjetivo muy especial
16 comentarios

Sony tiene un nuevo gama alta entre sus filas: el Sony Xperia 1 IV. El sucesor del Xperia I III hereda parte de su hardware, pero es más ambicioso que nunca. Algunos de los cambios más importantes no se reflejan en la hoja técnica, y la apuesta vuelve a ser por no destacar por megapíxeles, sino por posibilidades fotográficas.

Este Xperia 1 IV es el primero de su saga en contar con zoom óptico desde los 85 hasta los 105mm, algo a lo que se le ha de sumar el cambio en el procesado del HDR y la velocidad a la que procesa ahora el sensor.

Ficha técnica del Sony Xperia 1 IV

SONY XPERIA 1 IV

CARACTERÍSTICAS

PANTALLA

OLED 4K
6,5 pulgadas
HDR
Relación de aspecto 21:9
120 Hz

procesador

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 1 5G

GRÁFICOS

Qualcomm Adreno 730

memoria principal

12 GB

almacenamiento secundario

256 o 512 GB

cámara frontal

12 megapíxeles

cámaras traseras

- Gran angular (principal): sensor Exmor RS de 12 megapíxeles y 1/1,7", óptica con valor de apertura f/1.7, Dual PDAF y estabilización óptica

- Ultra gran angular: sensor Exmor RS de 12 megapíxeles y 1/2,6", óptica con valor de apertura f/2.2 y Dual PDAF

- Teleobjetivo: sensor Exmor RS de 12 megapíxeles y 1/2,9", óptica con valor de apertura f/2.3 y f/2.8, Dual PDAF y estabilización óptica

- Sensor iTOF 3D

sistema operativo

Android 11

red

5G

sonido

Altavoces estereofónicos

Procesado Dolby Atmos

Jack de 3,5 mm

batería

5.000 mAh

carga

50% de batería en 30 minutos con carga de 30 vatios

protección ip

IP65/68

colores

Frosted Black, Frosted Gray y Frosted Purple

dimensiones

165 x 71 x 8,2 mm
185g

Precio

1.399 euros

Cámaras más rápidas, mejor HDR

Xperia 1 Iv Group Black

A nivel de hardware, la configuración del Sony Xperia IV es prácticamente idéntica a la de su antecesor. Se repite con sensores de 12 megapíxeles, aunque ahora es capaz de procesar más información por segundo. Sony cifra en 120fps la capacidad de lectura en los tres sensores. Dicha capacidad se traduce en mejoras en el autoenfoque y disparo, de las que hablaremos más adelante.

La configuración vuelve a ser de sensor principal de 12 megapíxeles, junto al ultra gran angular y el teleobjetivo como estrella. Como apoyo a estos tres sensores, se repite con un ToF 3D, estando todas las lentes firmadas y calibradas por ZEISS.

El zoom variable de 85 a 105mm ahora es completo en todo el rango

Este teleobjetivo es capaz de funcionar en un rango óptico de entre 85 y 105mm. No hay hibridación digital, por lo que no hay pérdida de calidad moviéndonos en todo el rango de zoom. Hemos de tener cuenta que, como pasaría en cualquier otra cámara, la apertura variará según avancemos a lo largo del rango de zoom, desde f/2.3 hasta f/2.8. Un pequeño sacrificio en luminosidad, a cambio de contar con mayor versatilidad en el zoom.

No es este el único gran cambio en la cámara del Sony Xperia IV. Esta generación hay cambio en el procesado del HDR. Pudiera parecer un detalle menor, pero precisamente el procesado HDR es lo que distingue a gigantes en fotografía, como Apple con Smart HDR o Google con su HDR+.

Sony promete que ahora es capaz de obtener imágenes con un rango dinámico mucho mejor, utilizando un sistema de fusión de imágenes que, sobre el papel, se asemeja al que hemos visto en la competencia. El HDR era uno de los puntos débiles en Sony, y una mejora sustancial aquí puede traducirse en uno de los mayores saltos en calidad por parte de la japonesa.

Detalles que hacen que Sony siga siendo Sony

Gracias a la nueva velocidad de procesado de los sensores, este Xperia IV es capaz de realizar focus tracking del ojo con todas sus cámaras. El seguimiento de foco al ojo es uno de los puntos clave en Sony, y permite mantener enfocado a un sujeto aunque este se mueva de forma brusca. Es, además, un salvavidas para mantener la nitidez en el rostro.

No acaban aquí las capacidades de enfoque, ya que todos los sensores cuentan con Dual PDAF (enfoque automático por detección de fase). Algo inusual, sobre todo, en sensores ultra gran angular.

Las capacidades de cámara lenta también son destacables, pudiendo grabar con este teléfono en 4K 120 FPS a un slow-motion de 5X. Pocos teléfonos pueden grabar en 4K 120 FPS, menos aún directamente en cámara lenta.

Por último destacar que, un año más, tenemos una app de cámara manual que bebe de las Sony Alpha. Se trata de la app de cámara manual más completa, con controles de cámara profesional, con el objetivo de obtener imágenes con las que trabajar manualmente a posteriori.

Sony ha puesto toda la carne en el asador con este teléfono, y quedará por ver si su cámara queda al nivel de los mejores, estando el nivel por las nubes.

Temas
Inicio