Publicidad

Las cámaras de los Galaxy S10e, S10, S10+ y S10 5G de Samsung, explicadas: nuevos candidatos a mejor móvil fotográfico de 2019
Móviles

Las cámaras de los Galaxy S10e, S10, S10+ y S10 5G de Samsung, explicadas: nuevos candidatos a mejor móvil fotográfico de 2019

Publicidad

Publicidad

Samsung ha sido una de las marcas que han decidido anticiparse al Mobile World Congress de este año. Hace unas horas ha presentado sus nuevos smartphones, entre los que destaca el Galaxy Fold con pantalla plegable, y, cómo no, también los cuatro Galaxy S10 incluyendo el 10+ que consolidan la nueva familia de terminales de alta gama de la marca surcoreana.

Estos teléfonos móviles dan para hablar largo y tendido porque incorporan innovaciones muy jugosas, como los paneles Dynamic AMOLED, que según Samsung consiguen reproducir el color con más precisión que los paneles AMOLED que utilizaban hasta ahora, o los sensores de huellas dactilares ultrasónicos instalados bajo la pantalla. Pero lo que nos interesa en este artículo son las características fotográficas de estos nuevos terminales, que, sobre el papel y hasta que podamos analizarlos a fondo, los posicionan como serios candidatos a mejor smartphone fotográfico de 2019. Veamos por qué.

Samsung Galaxy S10e, S10, S10+ y S10 5G: especificaciones técnicas

Las capacidades fotográficas de los smartphones de última generación pueden decantar la decisión de compra de los usuarios. Y las marcas lo saben. Esta es la razón por la que generación tras generación somos testigos de la hasta ahora imparable evolución de las cámaras. Y no solo en las gamas alta y premium; también en la gama media. Incluso algunos móviles de entrada tienen cámaras muy decentes que hace solo dos o tres años sería impensable encontrar en un terminal de ese segmento.

Los cuatro smartphones de Samsung que conforman la familia Galaxy S10 tienen cámaras que, sobre el papel, pintan realmente bien. Por el momento hemos podido probar, aunque aún no a fondo, las cámaras de los nuevos Galaxy S10 y S10+, que son idénticas con la única excepción de la cámara frontal adicional del S10+, y nuestras primeras sensaciones son positivas. Tan pronto como nos resulte posible analizar estos teléfonos móviles a fondo comprobaremos si se confirman nuestras expectativas iniciales.

Las capacidades fotográficas de los cuatro smartphones que dan forma a la familia Galaxy S10 son incrementales. El punto de partida es el «modesto» Galaxy S10e y van desarrollándose hasta llegar al versátil Galaxy S10 5G

A lo largo de este artículo vamos a repasar las características de las cámaras de los Galaxy S10e, S10, S10+ y S10 5G, especialmente de las unidades traseras, y comprobaremos que, aunque tienen mucho en común, hay diferencias importantes en este terreno entre un terminal y otro. Los más parecidos son los modelos S10 y S10+, que tienen las mismas tres cámaras traseras. El S10e es un poco más modesto, y, por esta razón, tiene «solo» dos de las cámaras traseras con las que cuentan sus hermanos mayores. Y el ambicioso S10 5G cuenta con nada menos que cuatro cámaras principales (una de ellas es una cámara de profundidad 3D).

Lentes10

Las mejoras introducidas por los fabricantes en las prestaciones fotográficas de sus smartphones generación tras generación persiguen resolver dos frentes clave. Por un lado, aspiran a aumentar la calidad de las fotografías que tomamos con ellos reduciendo el ruido y las aberraciones, e incrementando el nivel de detalle, la precisión del tratamiento del color, el rango dinámico o su capacidad de recoger luz ambiental cuando esta escasea, entre otros apartados. Para que esta mejora sea posible es necesario tanto introducir innovaciones en el hardware de las cámaras como pulir los algoritmos que se encargan del postprocesado de las fotografías.

El segundo frente que persiguen las marcas en este ámbito no es otro que conseguir que sus teléfonos móviles nos permitan tomar buenas fotografías en un abanico de escenarios de uso que sea lo más amplio posible. Si en el primer frente hablábamos de calidad, aquí lo hacemos de versatilidad. Y la estrategia más utilizada por los fabricantes para desarrollar la versatilidad de sus móviles no es otra que incrementar su número de cámaras, aunque hay alguna excepción, como Google y sus interesantísimos teléfonos de la familia Pixel. Cada una de ellas puede enfrentarse en solitario a un escenario de uso en particular, o bien puede trabajar en tándem con otra de las cámaras para recoger más luz y más información.

Por último, antes de que indaguemos en las cámaras de los Galaxy S10, aquí tenéis el detalle de las especificaciones de los nuevos smartphones que ha presentado Samsung hace unas pocas horas:

Samsung Galaxy S10eSamsung Galaxy S10Samsung Galaxy S10+Samsung Galaxy S10 5G
PANTALLA Dynamic AMOLED de 5,8 pulgadas Full HD+ Flat 19:9 Dynamic AMOLED de 6,1 pulgadas WQHD+ Edge 19:9 Dynamic AMOLED de 6,4 pulgadas WQHD+ Edge 19:9 Dynamic AMOLED de 6,7 pulgadas WQHD+ Edge 19:9
SOC Samsung Exynos 9820 con 8 núcleos y litografía de 8 nm Samsung Exynos 9820 con 8 núcleos y litografía de 8 nm Samsung Exynos 9820 con 8 núcleos y litografía de 8 nm Samsung Exynos 9820 con 8 núcleos y litografía de 8 nm
MEMORIA PRINCIPAL 6/8 GB 8 GB 8/12 GB 8 GB
ALMACENAMIENTO SECUNDARIO 128/256 GB 128/512 GB 128/512 GB o 1 TB 256 GB
CÁMARAS TRASERAS -16 Mpx Ultra Wide f/2.2 FF
-Dual Pixel 12 Mpx OIS (Wide f/1.5 f/2.4) AF
-16 Mpx Ultra Wide f/2.2 FF
-Dual Pixel 12 Mpx OIS (Wide f/1.5 f/2.4) AF
-12 Mpx OIS Tele f/2.4 AF
-16 Mpx Ultra Wide f/2.2 FF
-Dual Pixel 12 Mpx OIS (Wide f/1.5 f/2.4) AF
-12 Mpx OIS Tele f/2.4 AF
-Cámara con profundidad 3D hQVGA
-16 Mpx Ultra Wide f/2.2 FF
-Dual Pixel 12 Mpx OIS (Wide f/1.5 f/2.4) AF
-12 Mpx OIS Tele f/2.4 AF
CÁMARAS DELANTERAS -Dual Pixel 10 Mpx f/1.9 AF -Dual Pixel 10 Mpx f/1.9 AF -Dual Pixel 10 Mpx f/1.9 AF
-8 Mpx Profundidad f/2.2 AF
-Dual Pixel 10 Mpx f/1.9 AF
-Cámara con profundidad 3D hQVGA
CONECTIVIDAD LTE LTE Cat.20 LTE Cat.20 LTE Cat.20 LTE Cat.20 + 5G
SENSORES Acelerómetro, barómetro, giroscopio, brújula, sensor magnético, sensor de proximidad y sensor de medición de luz ambiental Acelerómetro, barómetro, giroscopio, brújula, sensor magnético, sensor de proximidad, sensor de medición de luz ambiental y sensor de ritmo cardiaco Acelerómetro, barómetro, giroscopio, brújula, sensor magnético, sensor de proximidad, sensor de medición de luz ambiental y sensor de ritmo cardiaco Acelerómetro, barómetro, giroscopio, brújula, sensor magnético, sensor de proximidad y sensor de medición de luz ambiental
SEGURIDAD Lector de huellas dactilares capacitivo y sensor de reconocimiento facial 2D Lector de huellas dactilares ultrasónico bajo la pantalla y sensor de reconocimiento facial 2D Lector de huellas dactilares ultrasónico bajo la pantalla y sensor de reconocimiento facial 2D Lector de huellas dactilares ultrasónico bajo la pantalla y sensor de reconocimiento facial 2D
BATERÍA 3.100 mAh 3.400 mAh 4.100 mAh 4.500 mAh
CARGA Wireless PowerShare y Fast Wireless Charging 2.0 Wireless PowerShare y Fast Wireless Charging 2.0 Wireless PowerShare y Fast Wireless Charging 2.0 Wireless PowerShare, Fast Wireless Charging 2.0 y Super Fast Charging (25 vatios con cable)
DIMENSIONES 142,2 x 69,9 x 7,9 mm 149,9 x 70,4 x 7,8 mm 157,6 x 74,1 x 7,8 mm 162,6 x 77,1 x 7,94 mm
PESO 150 g 157 g 175 g 198 g
PRECIO Desde 759 euros Desde 909 euros Desde 1.009 euros No disponible

Galaxy S10e: una opción interesante si podemos prescindir del teleobjetivo

El Galaxy S10 más asequible, al que Samsung ha bautizado como S10e, tiene dos cámaras traseras. Una de ellas apuesta por un sensor de 16 Megapíxeles, un objetivo ultra gran angular con una apertura f/2.2 y enfoque fijo. Y la otra incorpora un captador de 12 Megapíxeles con tecnología Dual Pixel, estabilización óptica, enfoque automático y un objetivo gran angular con apertura variable f/1.5-2.4. Esta última prestación, la apertura variable de esta segunda cámara, nos permite actuar sobre la profundidad de campo, que nos indica qué planos de la fotografía van a quedar correctamente enfocados, y también sobre la cantidad de luz que va a recoger el sensor.

Un mayor valor de apertura nos permitirá recoger más luz, pero nos ofrecerá una profundidad de campo menor, mientras que una apertura menor incrementará la profundidad de campo, pero provocará que el sensor reciba menos luz. Un breve recordatorio para las personas que no están familiarizadas con la nomenclatura utilizada en el mundo de la fotografía: un mayor valor de apertura se indica con un número f más pequeño, como f/1.5, mientras que un menor valor de apertura se refleja en un número f más alto, como f/2.4.

Como acabamos de ver, las dos cámaras traseras que incorpora el Galaxy S10e apuestan por objetivos de tipo gran angular y sacrifican el teleobjetivo que sí encontraremos en los otros modelos de la familia. Como es lógico, esta ausencia tiene necesariamente un impacto a la baja en el precio del smartphone, pero también lo tiene en su versatilidad desde el punto de vista de la fotografía. Y es que no contar con un zoom óptico condiciona la toma de algunas fotografías, obligándonos a acercarnos al motivo que estamos fotografiando, lo que no siempre es posible. Eso sí, si estamos dispuestos a aceptar esta limitación, sobre el papel las prestaciones fotográficas del nuevo Galaxy S10e no pintan nada mal. Os lo confirmaremos tan pronto como tengamos la oportunidad de analizarlo a fondo.

S10e

En lo que concierne a la cámara frontal este smartphone incorpora una sola unidad equipada con un sensor Dual Pixel de 10 Megapíxeles, enfoque automático y valor de apertura f/1.9. Aquí lo que pierde es la cámara de profundidad que sí encontraremos en los más ambiciosos Galaxy S10+ y S10 5G. La ausencia de la cámara de profundidad no conlleva que no podamos experimentar con la profundidad de campo cuando tomamos un selfi.

Sí podemos hacerlo tanto en el S10e como en el S10, pero el peso del procesado en estas circunstancias es mayor que en el S10+ porque este último terminal recoge información con dos cámaras, y una de ellas ha sido concebida, precisamente, para obtener información de los planos situados por detrás del motivo que estamos fotografiando. En cualquier caso, tan pronto como podamos analizar a fondo el Galaxy S10e comprobaremos qué tal rinde la cámara delantera de este smartphone cuando tomamos un selfi y experimentamos con la profundidad de campo.

Galaxy S10 y S10+: idénticos si nos ceñimos al apartado fotográfico

Os propongo que ahora subamos un peldaño en el escalafón y veamos qué nos propone Samsung con sus nuevos Galaxy S10 y S10+. Ambos terminales tienen las mismas tres cámaras traseras, por lo que sus prestaciones son exactamente las mismas. Dos de esas cámaras, la que utiliza el objetivo ultra gran angular y la gran angular, son idénticas a las dos cámaras traseras que incorpora el modelo S10e del que acabamos de hablar. La unidad adicional apuesta por un sensor de 12 Megapíxeles, estabilización óptica, enfoque automático y un teleobjetivo con apertura f/2.4.

¿Qué ganamos, ciñéndonos a la fotografía, si en vez de comprar un Galaxy S10e nos hacemos con un Galaxy S10 o S10+? Como acabamos de ver, el teleobjetivo, gracias al que podremos hacer zoom desde 0,5x hasta 2x aumentos sin perder calidad. Y esta posibilidad en algunos escenarios de disparo puede marcar la diferencia porque puede ayudarnos a tomar la fotografía que tenemos en mente si queremos acercarnos al motivo que estamos fotografiando sin modificar nuestra ubicación. Ganamos, como vimos unos párrafos más arriba, en versatilidad, pero, como es lógico, la implementación de esta tercera cámara trasera contribuye a que el precio de los Galaxy S10 y S10+ sea más alto que el del Galaxy S10e.

S10

Si nos fijamos ahora en la cámara frontal comprobaremos que el modelo S10 incorpora la misma cámara con un sensor Dual Pixel de 10 Megapíxeles, enfoque automático y valor de apertura f/1.9 que tiene el más económico S10e. Sin embargo, el Galaxy S10+ cuenta con una cámara frontal adicional de profundidad con captador de 8 Megapíxeles, enfoque automático y un objetivo con apertura f/2.2.

El propósito de esta unidad adicional es esencialmente recoger información de los planos por detrás del objeto o la persona que estamos fotografiando para poner en nuestras manos una mayor flexibilidad a la hora de experimentar con la profundidad de campo y el desenfoque de fondo (bokeh). En teoría la mayor capacidad de recoger información que tiene el modelo Galaxy S10+ si lo comparamos con las prestaciones de la cámara frontal única de los S10 y S10e debería tener un impacto positivo en la calidad de nuestros selfis, pero me temo que tendremos que esperar hasta que probemos a fondo estos terminales para valorarlo de forma rigurosa.

Galaxy S10 5G: apuesta con contundencia por los sensores TOF 3D

Vamos ahora con el modelo más ambicioso de la recién llegada familia Galaxy S10. La forma en la que Samsung lo ha identificado refleja con claridad que una de sus principales aportaciones a los otros Galaxy S10 es la incorporación de la conectividad 5G. Pero esto no es todo. También incorpora una novedad interesante que debería tener un impacto beneficioso tanto cuando utilizamos las cámaras traseras como al usar las frontales. Os propongo que empecemos con las traseras.

El Galaxy S10 5G cuenta con las mismas tres cámaras con objetivo ultra gran angular, gran angular y teleobjetivo que encontramos en los Galaxy S10 y S10+. Por esta razón, hasta aquí las capacidades fotográficas de estos tres smartphones son exactamente las mismas. Para dar con la característica que, sobre el papel, permitirá al modelo S10 5G aportar algo a lo que nos ofrecen los Galaxy S10 y S10+ tenemos que fijarnos en que cuenta con una cuarta cámara trasera de profundidad 3D con un sensor hQVGA.

Esta cámara adicional incorpora un captador de tipo TOF (Time Of Flight) que se comporta de una forma muy similar al sónar utilizado, por ejemplo, por los submarinos. Este sensor 3D es capaz de recoger haces de luz infrarroja, que previamente el smartphone ha proyectado hacia delante con una frecuencia de 20 MHz, con el propósito de recabar información de profundidad. Pero esto también podemos hacerlo con la cámara de profundidad que nos propone el nuevo Galaxy S10+.

Los sensores TOF 3D consiguen recuperar más información de profundidad, y, además, lo hacen en menos tiempo

La diferencia entre una cámara de profundidad y otra consiste en que el sensor 3D del S10 5G puede medir la profundidad completa de cualquier escena con un único disparo y sin necesidad de enfocar varios planos y procesar toda esa información a posteriori utilizando la inteligencia artificial. Le basta recoger la luz infrarroja proyectada hacia delante por el móvil y reflejada por los objetos que estamos fotografiando para recrear una escena tridimensional completa.

La integración de un sensor 3D conlleva varias ventajas frente al uso de los captadores convencionales. Una de ellas consiste en que llevan a cabo la lectura de la información de profundidad con mucha más rapidez. De hecho, reciben la información a la velocidad de la luz, y, por tanto, de forma prácticamente instantánea, aunque esto conlleva que sea necesario contar con un procesador muy rápido capaz de procesar este torrente de datos. Su otra gran ventaja consiste en que, además de recibir la información con más rapidez, es capaz de recuperar más información.

¿Y todo esto por qué es importante? Sencillamente, porque obtener la información de profundidad con más rapidez y recabar más datos acerca de la escena que estamos fotografiando permite a los smartphones que apuestan por los sensores 3D poner en nuestras manos un margen de maniobra mayor cuando necesitamos actuar sobre la profundidad de campo y el desenfoque de fondo. Además, esta tecnología también permite enfocar con más rapidez y más precisión, por lo que su impacto en la calidad global de las fotografías puede ser muy importante. Os lo confirmaremos tan pronto como el Galaxy S10 5G llegue al mercado, a principios del próximo verano, y tengamos la oportunidad de analizarlo a fondo.

S105g

La apuesta del Galaxy S10 5G por los sensores TOF 3D no se ciñe únicamente a las cámaras traseras. Y es que la cámara de profundidad frontal que nos propone el Galaxy S10+ ha sido reemplazada en el S10 5G por una cámara de profundidad con sensor 3D idéntica a la que incorpora este móvil en la parte trasera. Por esta razón, este último terminal cuenta con dos cámaras frontales: la principal, que tiene un sensor Dual Pixel de 10 Megapíxeles, enfoque automático y objetivo con apertura f/1.9, y la de profundidad, que es la que cuenta con el sensor 3D.

Un último apunte interesante: la información proporcionada por las cámaras con sensor TOF 3D también puede utilizarse para hacer más precisos el procesado y la recreación de escenas mediante realidad aumentada. Veremos qué nos propone Samsung en este terreno cuando podamos analizar su nuevo Galaxy S10 5G.

El procesado también tiene un impacto crucial en la calidad de las fotografías

Hasta ahora hemos hablado del impacto que las innovaciones introducidas en el hardware fotográfico de los smartphones tienen en la calidad de nuestras fotografías, pero no podemos pasar por alto que el procesado al que es sometida la información recogida por el sensor también determina el acabado de las tomas. En este ámbito Samsung ha introducido varias mejoras significativas en sus nuevos teléfonos móviles.

Una de ellas afecta directamente al optimizador de escenas, que es un algoritmo capaz de identificar 30 escenas diferentes mediante el mapeado de tonos local para habilitar automáticamente la configuración de la cámara que, en teoría, va a ayudarnos a tomar la mejor fotografía posible en unas circunstancias determinadas. Sobre el papel esta mejora no pinta mal, pero tendremos que esperar hasta que podamos analizar a fondo alguno de los nuevos Galaxy S10 para comprobar si tiene un impacto tangible en nuestras fotografías.

Bestshot

Además, el nuevo algoritmo de enfoque dinámico, según Samsung, es capaz de identificar con precisión el contorno de las personas que están siendo fotografiadas con el propósito de ajustar la profundidad de campo de una manera más minuciosa y ofrecernos un desenfoque de fondo más suave, y, por tanto, de más calidad. De nuevo, lo comprobaremos cuando alguno de los nuevos terminales caiga en nuestras manos.

La última innovación introducida por Samsung en el software de sus nuevos smartphones en la que me gustaría que nos detengamos un momento es el algoritmo que se encarga de sugerirnos una composición concreta cuando vamos a fotografiar una escena. La marca surcoreana defiende que ha recurrido al aprendizaje automático a partir del análisis de una base de datos de más de 100 millones de fotografías para ofrecernos consejos que pueden ayudarnos a encontrar la composición idónea en escenarios de disparo variopintos. De nuevo, esperamos poder comprobar su rendimiento en breve. Y, por supuesto, cuando lo hagamos compartiremos nuestra valoración con todos vosotros.

Más información | Samsung

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir