Compartir
Publicidad

Reino Unido ya no está "libre de sarampión": después de que en 2018 la enfermedad volviera con fuerza, la OMS ha movido ficha

Reino Unido ya no está "libre de sarampión": después de que en 2018 la enfermedad volviera con fuerza, la OMS ha movido ficha
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Organización Mundial de la Salud acaba de revocar a Reino Unido como país "libre de sarampión" solo dos años después de haberlo conseguido. Aún es pronto para saber cuáles son las razones por las que los casos de sarampión se han multiplicado por tres en solo un año, pero el caso de Inglaterra es un recordatorio de que el sarampión no para de crecer por todo el mundo.

No se puede bajar la guardia

Measles Cases To 2018 Datos: Public Health England y el archivo Health Protection Agency

¿Qué significa que "libre de sarampión"? En general, la OMS tiene una forma especial de expresarse. En este caso, la "eliminación del sarampión" no significa, como podría parecer, que en ese país no se puede enfermar de sarampión. De hecho, en Reino Unido durante 2017 (mientras estaba aún libre de sarampión) enfermaron 284 personas.

Con este estado "libre de transmisión endémica", la OMS certifica tres cosas: la ausencia de sarampión circulante, una alta cobertura vacunal y unos buenos sistemas de identificación. Lo que ocurre es que cuando se dan esos tres supuestos, los sarampiones solo pueden ser casos aislados y tendrán, sí o sí, una extensión muy limitada.

Un éxito efímero De esta forma, el Reino Unido alcanzó el estatus de eliminación del sarampión en 2017. Pero la cosa se torció en 2018 cuando los casos confirmados ascendieron a los 991. Además, y esto es importante, se detectó la misma cepa del virus (B3 Dublin) durante más de 12 meses entre finales de 2017 y principios de 2018.

"Perder el estado de eliminación [del sarampión] es un claro recordatorio de lo importante que es que las personas que pueden se vacunen. Brinda la oportunidad de crear conciencia sobre los riesgos potenciales que plantea el sarampión, sobre la importancia de la vacunación y sobre la notificación de casos sospechosos para limitar una mayor propagación", explicaron desde el Servicio de Salud Pública de Inglaterra.

Y no es una exageración porque, en efecto, la inmunidad de grupo es un factor determinante para el control de la enfermedad. En el caso de Reino Unido donde se vacuna contra el sarampión desde 1968, "Si bien la cobertura de la primera dosis en el Reino Unido alcanzó el objetivo de la OMS del 95% para niños de cinco años, la cobertura de la segunda dosis es del 87,4%".

Como podemos ver en la ilustración superior, ese 7% extra tiene un efecto importante en la posible propagación de la enfermedad y ayuda a que el virus circule por la sociedad, saltando de comunidad en comunidad, mucho más fácilmente. Con esos datos encima de la mesa, la OMS se ha visto obligada a retirar el estatus de país libre de sarampión.

La situación en España. En cambio, España ha conseguido un año más verificar el estado de eliminación de sarampión y rubeola que consiguió, por primera vez, en 2016 y 2015, respectivamente. Esto es así porque, aunque hubo 233 casos de sarampión (y ninguno de rubeola) confirmados, se tratan de casos importados o producidos por éstos.

Imagen | Hello I M Nik

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio