Publicidad

Lo que sabemos de la decisión temporal de Reino Unido de no suministrar la vacuna COVID a personas con alergias graves a vacunas, medicamentos y alimentos

Lo que sabemos de la decisión temporal de Reino Unido de no suministrar la vacuna COVID a personas con alergias graves a vacunas, medicamentos y alimentos
55 comentarios

La Agencia regulatoria de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido (MHRA) ha enviado una nota de advertencia a los 50 hospitales que están vacunando contra el coronavirus para que no se suministre a personas con un historial "significativo" de reacciones alérgicas a vacunas, medicamentos o alimentos. No es algo nuevo: entre las contraindicaciones que reconocía la misma Agencia desde el principio, figuraba una relación de sustancias que, a modo de "tabla de alérgenos" de un restaurante, podían causar problemas a personas con alergias preexistentes a ellas.

Lo que ha ocurrido es que, entre las miles de vacunas que se pusieron ayer, dos sanitarios del Servicio Nacional de Salud británicos sufrieron reacciones alérgicas tras recibir la vacuna. No ha trascendido la gravedad de esas reacciones, pero la MHRA ha asegurado “ya se están recuperando de modo satisfactorio”. Mientras investigan las causas de esas reacciones y como medida de seguridad, se ha pedido a los ciudadanos con un historial relevante en reacciones de este tipo que esperen (y así se puedan evitar riesgos innecesarios).

A la espera del informe definitivo

Ahora queda por saber a qué se han debido exactamente esas reacciones. Entre los excipientes de la vacuna hay cosas relativamente comunes como la sacarosa o el colesterol, pero también hay compuestos más raros a los que posiblemente los dos pacientes no se habían expuesto anteriormente. Por otro lado, también es posible que se encuentren nuevos problemas derivados de la vacuna. En todo caso, es el momento de hacer explícito que los controles y la supervisión de las vacunas no acaba con su aprobación.

Durante los próximos meses, a medida que las vacunas lleguen a capas cada vez más amplias de la población, el proceso de control de la vacuna, la Fase IV de los ensayos clínicos y las advertencias clínicas van a estar a la orden del día. Eso conllevará mucha transparencia y claridad por parte de las autoridades para entender bien los problemas y os riesgos; pero también por parte de los medios. Aunque pueda no parecerlo, la vacunación contra el COVID va a ser uno de los desafíos logísticos más importantes de lo que llevamos de siglo. O somos rigurosos y tomamos las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las vacunas o los problemas no han hecho más que empezar.

Imagen | Uk Prime Minister

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio