Publicidad

Nueva Delhi se está asfixiando en vivo y en directo: sus niveles de polución son 20 veces peores que los recomendados por la OMS

Nueva Delhi se está asfixiando en vivo y en directo: sus niveles de polución son 20 veces peores que los recomendados por la OMS
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

La capital de la India va camino de convertirse también en la capital mundial de la contaminación del aire. Tras una semana de fiestas por el año nuevo hindú, el humo de la quema de rastrojos de los estados agrícolas que rodean la región y una de las contaminaciones más apabullantes del mundo moderno se han confabulado para que la ciudad lleve días en medio de una enorme emergencia sanitaria que ha anulado clases, ha cerrado fábricas y ha desviado más de 30 vuelos por poca visibilidad.

Nueva Delhi es hoy una ciudad tomada por el humo.

Entre el humo

Usualmente, los niveles de partículas finas en el aire (llamados PM 2.5) no deben estar por encima de 20. De hecho, según la agencia gubernamental de monitoreo ambiental de la India, si estos índices superaban los 400 existía un riesgo cierto de "un riesgo cierto para las personas con enfermedades respiratorias que también puede afectar incluso a personas con pulmones sanos". Superar los 500 sería un "riesgo severo".

Pues bien, los índices de calidad del aire están en 900. Eso quiere decir, que aunque empiece a llover, como ha señalado la Agencia India de Meteorología, se necesitará casi toda la semana para que los niveles alcancen algo ligeramente parecido a la normalidad.

Más de 40 millones de personas viven en la zona afectada. Por eso, el ministerio de sanidad del país ha ordenado frenar la actividad económica, restringir el tráfico y recomendar a los residentes que "eviten las actividades físicas al aire libre, especialmente durante las horas de la mañana y la noche". Sin embargo, el problema está muy lejos de solucionarse.

Sobre todo, porque viene de muy atrás. El año pasado, un equipo del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago en la India realizó una investigación para examinar cuál era la contaminación real en los ambientes domésticos de esa misma región del país. Los resultados fueron descorazonadores: en las casas el aire estaba tan contaminado como fuera.

De hecho, este mismo año, una encuesta a 17.000 personas en la región de Delhi expuso que un 40% de los habitantes querría abandonar la ciudad por los alarmantes problemas de contaminación atmosférica y, sobre todo, por el fracaso gubernamental en controlarlo.

Imagen | Hans Vivek

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir